Techno, Techno y más Techno. Onyx comenzó la temporada cumpliendo las premisas anunciadas. La sesión de Mikaela ofreció una noche de sonidos oscuros, industriales y profundos para el deleite de los oídos de los amantes del género. Space se vistió de gala para recibir uno de los proyectos más esperados de la temporada en Ibiza.

Mikaela, promotora y residente de la fiesta. GABI VÁZQUEZ
Mikaela, promotora y residente de la fiesta.
GABI VÁZQUEZ

Onyx comenzó marcando sus primeros compases en la Sunset Terrace dónde Mar Flores y después Oxia inyectaron de energía a un público con muchas ganas de pasarlo bien. Ya con Space presentando un gran aspecto, el directo de Benjamin Damage, sutil, sofisticado y etéreo una vez más, sirvió para que la noche comenzase en la Main Terrace.

Tras él, primero una Rebekah contundente, pero muy certera con las necesidades del público, y después el directo de Surgeon y Lady Starlight, uno de los grandes momentos de la noche, llevaron a los allí presentes a experimentar sensaciones que parecían perdidas. El dúo ofreció un viaje sublime durante una hora que dejo completamente absorta a la pista.

Después, primero Harvey McKay con su sonido característico de estilo Drumcode y después una Mikaela con una sesión de Techno directo y sin rodeos, cerraron una noche que confirmó a Onyx como uno de los grandes proyectos de la escena en la isla.