Que Solomun +1 es una de las sesiones más de moda de Ibiza es algo más que evidente. Cada domingo, Pachá recibe la visita de hordas de clubbers deseosos de oír el discurso del capo de Diynamic.

El pasado domingo, Pachá recibía una visita más que especial. H.O.S.H, natural de Hamburgo, ha sido el artista más cercano a Solomun a lo largo de su carrera. Ambos han sido colaboradores habituales desde que un Diynamic recién nacido se fijará en un H.O.S.H. joven como futura estrella. Y no se equivocaron. Con el tiempo Holger Behn se convirtió en la mano derecha de Solomun en el sello. Y no solo ahí, ambos han protagonizado un puñado de temas bajo ambos nombres que con el tiempo se han convertido en clásicos del Modern House, como ambos se encargaron de catalogar su estilo.

Pachá, un domingo más completamente lleno.
Pachá, un domingo más completamente lleno.

Solomun y H.O.S.H. realizaron un viaje al pasado, sin olvidar el presente, dónde se gustaron y recibieron un homenaje en forma de baño de masas durante un evento que nadie quiso que acabase. La primera hora vino de parte de un H.O.S.H. con el gatillo suelto y bien relajado que realizó una progresión sublime, acabando con un estilo que nadie se osaría a etiquetar, antes de que Solomun cogiese el relevo. La estrella de la noche se gustó, bailó y conectó con un público que sabía que aún quedaba el postre.

Solomun y H.O.S.H. cerraron una noche juntos como todos allí esperaban. Amigos y compañeros, ambos demuestran tras la cabina el porqué de esa relación que perdura en el tiempo. Miradas, sonrisas e incluso interacción con el público, los artistas de Hamburgo dejaron para el recuerdo uno de los Solomun +1 más cercanos de los últimos tiempos. Todo ello bien engrasado en un Pachá que volvió a lucir, algo ya habitual, como en las grandes ocasiones.

Ordenar Opciones

Sin Eventos