Revolution, la fiesta de Carl Cox, celebró la noche del pasado martes su segunda entrega. El artista de Barbados se encuentra inmerso en su temporada final en Space Ibiza tras 15 años llenando de música el club de Pepe Roselló. Revolution, que ya abarrotó Space la semana pasada en su Opening Party, recibía la visita de Chris Liebing y Jon Rundell en la Main Room y Uner, Guti y Danny Howells en la Terrace.

Chris Liebing, durante su sesión. GABI VÁZQUEZ
Chris Liebing, durante su sesión.
GABI VÁZQUEZ

Mientras caía el sol en Ibiza, David Moreno, en directo para Ibiza Global Radio, calentaba a los allí presentes en la Sunset Terrace. Ya con todo el club abierto, los focos se trasladaron a las dos salas principales. Allí, primero un divertido Jon Rundell y después un impoluto Chris Liebing prepararon el terreno a la gran estrella. Con Carl Cox ya en escena el delirio se desató.

El británico vive cada noche en Space como si fuera la última y así lo siente un público que vibra cada vez que escucha la mítica voz del DJ a través del potente sonido Funktion-One. Mientras tanto en la terraza, el directo de Guti y después la sofisticada sesión de Uner hicieron las delicias todos aquellos que apostaron por un ambiente más íntimo.