El espectáculo precede a la hoguera. Foto: Fernando de Lama

Es la noche perfecta para empezar de nuevo. Dos días después del solsticio de verano, Sant Joan propone quemar lo viejo y pedir deseos saltando la hoguera.
El municipio de Sant Joan de Labritja es el lugar adecuado para disfrutar del fuego y de la luna, dándole la bienvenida a la estación más intensa del año. La fiesta dará comienzo a las siete de la tarde con el concierto de los alumnos de Laura Bonet, seguido de la exposición de Projecte África en el centro cultural de la iglesia. A partir de las 10 y media la banda sonora la pone The Brand New Hippies con música de los 60 y 70. El encendido de las hogueras con proyecciones audiovisuales en la iglesia será a las 12 de la noche. Después del momento más mágico, continuará la fiesta con la divertida fiesta Flower Power, que no dejará indiferente a nadie. Y simultáneamente, el mercadillo nocturno inundará el municipio hasta las cuatro de la madrugada.