El emblega de la fiesta presidía el escenario durante toda la noche recordando a los presentes que hay ‘vida tras la muerte’. Fotos: Hï Ibiza
El emblema de la fiesta presidía el escenario durante toda la noche recordando a los presentes que hay ‘vida tras la muerte’. Fotos: Hï Ibiza

Expectación en la sala por parte de los cientos de clubbers que asistieron a la apertura de Afterlife en Hï Ibiza el pasado jueves. El público vino preparado para temblar con uno de los mejores sonidos de la isla.

El fuerte sonido de cabina inundaba la sala.
El fuerte sonido de cabina inundaba la sala.

Tale Of Us, el dúo de milaseses que rompe la pista allá donde va, gestionó la residencia de las dos salas del club y de qué manera. En la sala principal el enorme dúo, junto a Dixon y Dennis Horvath, impuso un electrizante ritmo que erizó el vello a más de uno de los asistentes.
Con el emblema de Afterlife, el hombre colgado boca abajo, presidiendo la sala, una sobria y oscura decoración y un magnífico juego de luces, la noche parecía infinita mientras los dj desplegaban toda su energía y ritmo para hacer vibrar al público.
En la sala Club, Maceo Plex, Recondite (live) y Mind Against & Ryan James Ford, dominaron al público con cada una de sus tracks demostrando que Afterlife está de vuelta y viene fuerte.