El certamen IMS organiza cada año una exclusiva cena en la que se rinde tributo a una figura destacada y con largo recorrido en la industria de la música electrónica y el ocio nocturno. Esta vez la velada tuvo lugar en Pachá, casa del homenajeado en esta ocasión: Ricardo Urgell, creador y hasta hace muy poco propietario de la marca de las cerezas.

NO FALTARON LA MÚSICA EN VIVO, UNA ENTREVISTA, UNA SUBASTA BENÉFICA Y UNA FIESTA FINAL

La cita dio comienzo con un cóctel y no se hicieron esperar los artistas y empresarios más representativos del sector, ni multitud de djs de talla internacional. Ya en la discoteca, Lenny Ibizarre and the Feel Harmonic Orchestra entonaron unas dulces melodías mientras los comensales se sentaban en la mesa. Después de una introducción por Mark Netto, del IMS, se servían los primeros platos al son flamenco de la guitarra del ibicenco Paco Fernández.

La cena, ligera, consistió en un delicioso sushi y un sabroso solomillo. Durante la misma tuvo lugar el momento más esperado de la noche, la entrevista del periodista y adjunto al gerente de Diario de Ibiza, Juan Suárez, a Ricardo Urgell, que logró conmover a los asistentes. Durante el postre se llevó a cabo una subasta de artículos y obras de arte relacionadas con Pachá , en beneficio de Bridges For Music, organización sin ánimo de lucro que trabaja para acercar la educación a los más desfavorecidos en Sudáfrica. Despedía la noche Pete Tong en nombre del certamen, dando paso a la fiesta de apertura del IMS 2017.