Siete, un número portador de suerte y experiencias misteriosas, un número que reúne al conjunto de algunas de las maravillas arquitectónicas construidas por el hombre, los siete colores del arco iris, las siete notas musicales, los siete días de la semana o los siete días que Adán y Eva pasaron en el paraíso… El siete es el número de la nueva experiencia sensitiva que conduce las noches de Lío Ibiza en el año en el que el club-restaurante-cabaret cumple sus siete años: Lío Nº 7.

El ‘show’ de Lío desglosa este verano un gran repertorio musical. Sergio G. Cañizares

«La temporada está siendo magnífica, con un aumento espectacular de clientes de otros países, particularmente de EE UU. Tenemos en estos momentos una ocupación del 99 por ciento y los clientes siguen considerando Lío, en palabras de Alberto Galassi, de Ferretti Yatchs, el mejor dinner-show del mundo por ubicación, espectáculo y calidad gastronómica», explica Joan Gràcia, director artístico de Lío, quien destaca como uno de los highlights de la temporada la actuación de Tom Jones para celebrar los 50 años de Grupo Pachá.

Noches mágicas que se prolongan hasta el amanecer. Sergio G. Cañizares

el número siete es el hilo conductor de las noches en lío este 2017

Efectivamente, su localización perfecta en Marina Ibiza, su reconocida propuesta gastronómica y un espectáculo que sorprende cada año y que, certeramente, es único, convierten a Lío en una propuesta de éxito.

Joan Gràcia dirige el espectáculo. Sergio G. Cañizares
El diamante de Marina Ibiza. Lío Ibiza

Cenar en clave glam y bailar después. Las noches en Lío se prolongan hasta el amanecer con las residencias estelares de Jean Claude Ades, Sebastian Gamboa, Tom Novy y la gran revelación del verano: Cathylicious, una fiesta inspirada en los ritmos funk, hip hop, urban y R&B dirigida por Cathy Guetta y que reúne cada miércoles a un público jetsetter y cosmopolita para disfrutar de los placeres intrínsecos a Lío y de la fuerza simbólica del siete en su más mundano matiz: elegancia, sofisticación, hedonismo y lujo.