43 años ha cumplido este 2016 el buque insignia del Grupo Pachá: Pachá Ibiza. Un verano continuista en términos de programación en el que, sin embargo, ha habido espacio para las sorpresas. «My House, la fiesta de Martin Solveig que estrenamos el año pasado, ha experimentando un espectacular despegue en su segunda temporada, lo cual nos inspira y nos hace sentir muy orgullosos porque es una fiesta de una gran calidad», explica Francisco Ferrer, director del club ibicenco.

My House se ha revelado como uno de los éxitos de Pachá en su segunda temporada

Otra de las novedades de la temporada ha sido la primera residencia en la isla del dj y productor Maceo Plex, sintetizada en una fiesta llamada Mosaic emplazada la noche del martes que «aunque ha sido un poco más tranquila que el resto, musicalmente era lo que buscábamos y estamos convencidos de que el año próximo irá de maravilla».

Francisco resume la temporada 2016 como «un buen verano», en sintonía con la marcha general de la isla. «Ibiza ha vivido una gran temporada que, naturalmente, ha tenido su reflejo en Pachá. Los meses de mayo y junio, así como septiembre, han sido excepcionalmente buenos, lo que sumado a los meses de temporada alta, julio y agosto, permiten concluir que ha sido un buen verano para Pachá y en general para el conjunto de la isla».

Francisco Ferrer y Rosetta Montenegro. GABRIEL VÁZQUEZ
Francisco Ferrer y Rosetta Montenegro. GABRIEL VÁZQUEZ
Francisco Ferrer avanza la continuidad de Mosaic, la fiesta del dj Maceo Plex, para la temporada 2017

Con siete fiestas dirigidas a públicos distintos pero complementarios entre sí, especialmente sonado ha sido el éxito de la fiesta Solomun + 1. Estrenada en el año 2013, en su cuarta temporada los domingos en Pachá han registrado aforos completos semanalmente y los sets han cumplido las más altas expectativas. Flower Power, F***me, I’m Famous! Bob Sinclar e Insane, cada una en su nicho de mercado, han satisfecho las expectativas del público Pachá, que abrirá semanalmente hasta el 15 de octubre y a partir de entonces los fines de semana y vísperas de festivos con una programación, avanza Ferrer, «que anunciaremos tras los cierres y que traerá más de una grata sorpresa». El club que nunca cierra mantiene siempre el ritmo