Durante los últimos años de los 2000 y los primeros de la década de 2010, el movimiento musical en Ibiza se encontraba en un periodo algo oscuro, debido a determinadas fiestas que ganaron popularidad y que transportaban al público a través de un viaje musical oscuro, generando un movimiento social también oscuro, en el que el movimiento artístico era mas escaso.

Después de haber recorrido todo el mundo y experimentado los mejores eventos, el que más tarde sería el fundador de WooMooN sintió la necesidad de traer esa corriente músico-cultural feliz, asociada a la world music, música muy orgánica que cuenta una historia de etnias, tribus y raíces, que une a la gente y que permite crear un vínculo con el contenido artístico, tal y como había visto en eventos en Tulum o en Burning Man, a los que llevaba asistiendo desde hacía más de una década. «Pretendíamos hacer una especie de ópera electrónica, en la cual la música acompañaba al espectáculo, y no al revés». Lo experimentaron en fiestas privadas y funcionó. Entonces se trasladó el concepto a Acid Sundays y después a WooMooN, donde sigue funcionando.

«WooMooN surge de nuestros corazones, como una plataforma para que toda una nueva comunidad de artistas, no solamente djs, tengan la oportunidad de venir a la isla y generar así un movimiento artístico-musical nuevo, más lumínico, más alegre, con más color y mejor energía. La única salida que tiene Ibiza es el arte y la creatividad, por que lo demás, todo el mundo lo puede copiar», afirma el promotor.

Criado en Ibiza y ciudadano del mundo, Doumi, es el primer fundador de WooMooN. Él se declara desde bien pequeñito un gran admirador de los pasacalles que se organizaban por las calles de Ibiza en los años 80 y de los espectáculos que veía en la antigua discoteca Ku, cuando alguna que otra vez sus padres le permitieron asistir con ellos al restaurante y poder ver así de lejos algunas de las fiestas-espectáculo. Desde muy joven estuvo fascinado por la música y las representaciones circenses y teatrales de calle y de club, y fue a los 18 años cuando, tras asistir a una función del Cirque du Soleil, supo que quería dedicar su vida a este gremio.

Unos años más tarde, después de haber trabajado en incontables proyectos en diversas áreas relacionados con la hostelería y el entretenimiento, fue uno de los fundadores de Heart Ibiza donde creó la fiesta Acid Sundays, que en su primer año de recorrido ganó en 2015 el premio especial a la mejor fiesta de Ibiza , otorgado por los prestigiosos DJ Awards.

El mismo equipo artístico con quien creó Acid Sundays sigue siendo la columna vertebral y quien hace posible que la Magia ocurra cada noche, y a quien recientemente hizo socios de WooMooN: Athos Germano, Monica Gallardo, Tatiana Eguizabal y Nima Bonan, a quienes el promotor considera como familia y admira por su tremenda creatividad. Todo el equipo siente WooMooN como suyo y esa es la clave del éxito: son una familia que trabaja unida. Desde comunicación, a promoción, producción, logística, backstage y artistas, cada persona que trabaja en WooMooN es vital y fundamental para poder crear eventos mágicos y, según afirma, sin cada uno de ellos, no sería posible.

El nacimiento de WooMooN
«La única opción en esta industria es crear e innovar». Con esta máxima como reto eterno sorprendió de nuevo el promotor el año pasado a la escena de club ibicenca, meca de la cultura de club en todo el mundo, con una nueva y original creación, llamada WooMooN, que muy rápidamente captó la atención de un público deseoso de nuevas propuestas, convirtiéndose en la fiesta revelación, que al final de la temporada, ganó de nuevo el DJ Award a la mejor fiesta.

WooMooN fue la fiesta revelación y gano el DJ Award a la mejor fiesta de 2016

Originalmente, WooMooN estaba pensado como una fiesta de luna llena, y solo tenían pensado hacer cuatro de ellas durante la temporada. «Los días de luna llena se juega con ventaja al hacer una fiesta: la vibración es mas alta y las mujeres están más sensibles aunque, por el contrario, los hombres quizá un poco más difíciles y agresivos. Pero son factores que con la experiencia vas aprendiendo a canalizar. La luna es muy poderosa y su energía puede sobre nosotros, no podemos darle la espalda».

«Nuestra intención es devolver a la isla todo lo que nos ha dado trayendo una comunidad artística y creando un movimiento social y musical que aporte más y mejor energía». En WooMooN no hay altercados. No hay gente agresiva ni con energía negativa. Aquel que no encaja con la filosofía de la fiesta simplemente no se siente aceptado en ella”

El objetivo de WooMooN es poder contar una historia, poder crear un movimiento artístico que permita que los performers puedan vivir en la isla durante la temporada así como poner una música ligada a un movimiento social, cultural y espiritual que consigue alegrar y unir al público. Por eso hacen un círculo de personas al inicio del evento y un montón de detalles que consiguen que todos se sientan como uno.

La primera función de WooMooN es la de regalar sonrisas. Lo que más feliz hace al equipo es que la gente sienta esa magia. «La magia existe», es una frase de Violeta Galera que todo el equipo lleva en el corazón. «La magia no es más que el cuidado máximo de todos los detalles. La magia sucede en ese momento en el que lo que ves, lo que oyes y lo que sientes se unen, y es un momento en el que se te pone la piel de gallina», aseguran desde WooMooN.

La magia existe y lo que más feliz hace al equipo es que la gente sienta esa magia

El timing de los espectáculos y de su acompañamiento musical están perfectamente definidos de antemano y los organizadores dirigen a los performers y a los djs como si fueran una orquesta. El guión de la noche es el que marca el desarrollo de la misma y los tiempos exactos en los que se realiza cada número. Por otro lado, el hilo musical va siempre in crescendo.

Los artistas en los line-ups de WooMooN son nuevos para muchos en Ibiza. La música es siempre feliz, es un movimiento musical diferente que aporta una energía nueva. Con su trabajo intentan aportar su pequeño y humilde granito de arena para hacer del mundo un sitio un poquito mejor, pasándolo bien mientras lo hacen, trabajando con personas con las que se sienten bien y buscando siempre superar nuevos retos creativos, de forma que pueden dar de vuelta las gracias al mundo por trabajar en lo que les gusta, con quien les gusta y donde les gusta. WooMooN tiene un toque muy humano.

El éxito de WooMooN
Uno de los factores del éxito de la fiesta también ha sido fruto del compromiso de los artistas con la misma, no sólo a nivel artístico, sino como socios de la misma. De forma que se sientan 100% parte del proyecto y de la familia. Para crear un movimiento artístico así hay que dar su espacio a todos los involucrados, y se creó un proyecto muy bonito en el que todos están unidos por la misma causa.

Otro de los secretos del éxito de WooMooN consiste en que es una fiesta para todos los públicos, de todas las edades y, sobre todo, de todas las clases sociales. El público VIP de la fiesta, que supone un 20% aproximadamente, es el que paga el 80% de la misma, mientras que el público ‘de calle’ supone un 80% y paga el 20%, aproximadamente. De este modo, se consigue tenerlos a todos juntos en una misma fiesta. Los más adinerados se pueden permitir gastar pequeñas fortunas en las mesas más caras de la zona VIP, mientras que el público general puede disfrutar de la fiesta a un precio por la entrada mucho más bajo de lo que, incluso, sería razonable, algunos incluso gratis, a través de las listas de invitados de los artistas y los involucrados en la fiesta. La oferta de entretenimiento de WooMooN es, por tanto, inmejorable. Son 13 horas de festival y de show continuo para el que emplean hasta el último céntimo del presupuesto semanal, sin escatimar en contratar a artistas noveles que nunca vinieron a la isla y ofreciendo al público todo lo que está en su mano. «Nuestro compromiso con el público es el de ofrecer el máximo entretenimiento posible y lograr su mayor satisfacción. Somos felices cuando vemos al público feliz». La métrica de WooMooN para evaluar el éxito de una fiesta no se mide principalmente en términos económicos, que también, sino más bien en las sonrisas del equipo y en las sonrisas del público.

WooMooN este año
El proyecto actual de WooMooN es el de solidificar esta estructura para que toda una comunidad artística pueda vivir de ello, lo cual ya está ocurriendo. Se han hecho pocas fiestas hasta ahora pero probablemente el año que viene se harán más.

Este año, WooMooN ha traído a unos 40 artistas que nunca habían tocado en la isla, todos de lo mejorcito en su nicho. Para WooMooN ha sido muy importante traer a todo este talento nuevo como Armen Miran, El Buho, Acid Arab, Bernstein, Uone, David Dorad, Kalabrese, Kerala Dust, NuForm, o muchos muchos más, aparte de Rampue o Blond:ish, que ya son de la familia. La gente que es capaz de transmitir una buena energía es la que pasa a formar parte de la familia WooMooN.

Las fiestas empiezan muy pronto y durante la primera hora no hay mucha gente. Podrían abrir sus puertas un poco más tarde, pero comenzar antes les permite traer a nuevos artistas y ofrecer nuevas experiencias al público. Hoy en día se compran experiencias. Cuando se compra algo o se va a un restaurante, un hotel o una fiesta, se está comprando una experiencia. Al final de la vida son las experiencias lo que la componen y hacen de uno quien es.

Este año WooMooN ha sido algo diferente también para los más pequeños, ya que las autoridades no les permitieron mantener el área exclusiva para niños porque estaba fuera del recinto de la propiedad del local. Debido a las condiciones del terreno dentro del recinto no era posible alojar la pseudo-guardería en la que los padres podían dejar el año pasado a sus hijos pasándolo en grande y realizando actividades enfocadas a su entretenimiento y crecimiento personal, mientras sus progenitores disfrutaban de la fiesta, en la que también los niños tenían el acceso permitido. Este año se sigue dando la bienvenida a los más pequeños acompañados por sus padres y cuentan con un área infantil dedicada, aunque no exclusiva, para que los niños también lo pasen bien.

El futuro de WooMooN
«Somos luz y la luz se transforma». En 2018 WooMooN pretenderá, como siempre, elevar el nivel creativo más, si cabe. También tienen planes de crecer y hacer más fiestas fuera de Ibiza. De momento sólo han hecho dos fiestas en Tulum este invierno pasado porque, aunque han recibido propuestas desde todo el mundo, sólo en Tulum se daban todas las condiciones necesarias para llevarlas a cabo. La idea es crear un formato más ligero, ya que a Tulum viajó un equipo de 45 personas, y otro formato, alrededor de las lunas llenas, más grande y parecido a un festival.

Tienen peticiones para hacer la fiesta en India, de nuevo en México, en Portugal y en muchos otros lugares de Europa. Ahora deberán elegir los sitios adecuados y consolidar esta familia para que puedan trabajar en esto durante todo el año y seguir regalando magia a la gente de todo el planeta.

En Ibiza, la intención es continuar haciendo la fiesta en Cova Santa ya que no hay muchos otros lugares que reúnan las características necesarias para hacerlo y, sobre todo, como muestra de agradecimiento a Cova Santa por haber creído en ellos y haberles ofrecido su apoyo desde el día uno. Además, WooMooN es un show producido a medida de Cova Santa.

El año que viene, WooMooN intentará extender su temporada y celebrar la fiesta durante más semanas.

In Memoriam

En memoria de todos aquellos ángeles que nos han dejado y dan luz a nuestro camino.***** In memory of all those angels that left us. So that they rise and light the unknown.

Publicado por Woomoon en sábado, 12 de agosto de 2017