El último ciclo de WooMooN se va acabando según la luna se acerca a su plenitud. Solo quedan dos eventos: el de este domingo y el cierre, el martes cinco de septiembre. Dos celebraciones de doce horas de música y arte en los que, por momentos, se para el tiempo.

«La magia son esos momentos donde no piensas, solo sientes. Ese momento en el que te olvidas de todo. Un instante que quedará para siempre en la memoria poética», afirma Violeta Galera, la artista responsable de crear una pintura en directo en cada fiesta, además de diseñar la imagen gráfica de WooMooN, un concepto en el que cada uno aporta su toque de magia para que se detenga el tiempo, para músicos, artistas y público. Ahí reside el secreto de WooMooN que tanto conecta con el espíritu de Eivissa: todos somos uno.