Así, o mucho más pintado, se puede salir de la fiesta.

Es Paradis celebra esta noche una nueva edición de Glow, la primera y más divertida fiesta de pintura fosforescente de la isla. Glow aporta una experiencia diferente en la que se combina música, efectos especiales y pintura, fomentando la interacción entre el público, aunque también existen áreas seguras para quienes desean asistir pero sin ser blanco de los disparos y terminar salpicados de pintura y hechos un cuadro.

Las bailarinas disparan chorros fosforescentes a discreción.

El dj Steeve Valverde es el residente de la sala y cada domingo cuenta con un artista invitado especial, que en el caso de esta noche es Jordi Suñer.