Sundays at Space celebró el pasado domingo su penúltima fecha del verano. Los domingos en el club de Playa d’en Bossa han llenado esta temporada la discoteca de la música electrónica más variada siempre enfocadada a los ritmos más vanguardistas y actuales.

El pasado domingo, Space vibró en la terraza con la sesión de Nathan Barato y Darius Syrossian dentro de la sesión Do Not Sleep, quien ha acompañado a Sundays at Space durante todo el verano. Ambos artistas han consolidado un sonido propio donde un House de lo más contundente y groovy golpea en cada sesión a un público ansioso por mover sus piernas. Además, el joven Daviide fue el encargado de abrir la Sunset Terrace de Space gracias a su victoria en el concurso que organizó la escuela musical Can Blau.