‘Bodypainting’, un arte habitual en los shows de Heart Ibiza. Foto: Heart
‘Bodypainting’, un arte habitual en los shows de Heart Ibiza. Foto: Heart

Muchos ya conocen la fabulosa gastronomía y los elaborados espectáculos de Heart Ibiza, un laboratorio de cohesión entre arte, restauración y música, que surge como resultado de diez años de amistad entre el fundador del Cirque du Soleil, Guy Laliberté, y los hermanos Albert y Ferran Adrià, en colaboración con el Casino de Ibiza. Sin embargo, detrás de este innovador concepto existe una parte desconocida para el público: el proceso de producción.

Maquillaje, peluquería, vestuario, técnicos de sonido, cocineros, camareros, bartenders, administradores, artistas de diversas disciplinas (bandas de música, cómicos, acróbatas, artistas plásticos, bailarines etc.), todo un engranaje que requiere de una perfecta coordinación para ofrecer una experiencia única a los clientes y hacer que cada noche en Heart sea especial.

No obstante, entre bambalinas no todo es glamour. Los nervios y las prisas son parte del día a día del equipo, que debe asegurarse permanentemente de cuidar cada detalle para que todo salga perfecto. Unidos por un espíritu de familia, los 280 trabajadores de este rocambolesco restaurante paran sus tareas todos los días de 19 a 19.30 horas para disfrutar de una cena en el salón del restaurante con el objetivo de conocerse entre los diferentes departamentos. Una vez terminada la cena, el ritmo frenético vuelve y cada uno continúa su trabajo.

Una ‘artista de Heart’ da forma a las pelucas que se usarán durante el espectáculo. Foto: Heart
Una ‘artista de Heart’ da forma a las pelucas que se usarán durante el espectáculo. Foto: Heart

Fátima Arioui, jefa del departamento de caracterización (maquillaje, peluquería y vestuario) explica los preparativos de última hora para el show. Modificar los acabados de las prendas para que funcionen escénicamente, enseñar a los artistas a maquillarse, ensayar el espectáculo para cumplir con los tiempos y que todo sea perfecto, son algunos de los detalles que hay que pulir a escasos días de la apertura. Con respecto al departamento de caracterización, lo que más tiempo precisa es la confección y elaboración del atuendo y los complementos que llevan los artistas durante la actuación. La peculiaridad y originalidad de los accesorios requiere de un trabajo muy meticuloso y delicado a la hora de fabricarlos. Todas las prendas de los acróbatas, artistas de aéreos, etcétera, están confeccionadas prácticamente sobre sus cuerpos para que se adapten perfectamente a ellos. Con las pelucas y el resto de elementos, como prótesis, ocurre exactamente lo mismo.

El soporte para pelucas también es todo un decorado. Foto: Heart
El soporte para pelucas también es todo un decorado. Foto: Heart

Con respecto a la evolución en el sistema de producción desde que Heart Ibiza abriera sus puertas hace cuatro años, Fátima asegura haber mejorado a pasos agigantados. Dentro del departamento de caracterización se ha pasado de tener tres trabajadores a tener nueve, entre los que se encuentran bodypainters, posticeras, caracterizadoras o costureras. El incremento de personal ha repercutido en una mejora notable en la producción de este año.

Una de las bailarinas se prepara para subir al escenario. Foto: Heart
Una de las bailarinas se prepara para subir al escenario. Foto: Heart

Cada uno de los maquillajes y vestuarios están sumamente pensados, inspirados por ejemplo en diferentes obras de arte como el cuadro de ‘The therapist’, del pintor surrealista belga René Magritte, o en diversos cuadros del pintor simbolista por excelencia, Gustav Klimt.

Miguel Guri, artista vanguardista dedicado a la creación global de espectáculos , con una sólida formación en moda, danza y diseño, es el responsable de los majestuosos trajes que inundan el escenario. Basados en diferentes épocas como los alegres años 20, tejidos de terciopelo o brocados típicos del siglo XVII, el rock de los 80, el grunge de los 90, el glamour de Studio 54… con Guri al frente no hay duda de que la puesta en escena no pasa desapercibida. Cualquier idea es bien recibida para dotar al espectáculo de elegancia y sofisticación, marcas de identidad del carismático restaurante.

El objetivo es sorprender cada año. Para ello, el equipo trabaja en conjunto sugiriendo innovaciones en cualquiera de los departamentos para conseguir dejar al público sin habla.

Tras meses de preparación y trabajo,esta noche Heart Ibiza vuelve a subir el telón para presentar un renovado espectáculo que trasladará a los asistentes a un mundo mágico.