B-Traits es una de las presentadoras del equipo de la BBC Radio 1 que retransmite para todo el mundo el festival anual que organizan cada verano en Ibiza. Además de presentar, actuó el viernes en el evento en Hï Ibiza y el domingo en Café Mambo, donde nada más terminar nos concedió esta entrevista.

Nació y se crió en la pequeña localidad de Nelson, en las montañas de British Columbia, en Canadá, y se mudó a Vancouver cuando tenía sólo 18 años. ¿Empezó a pinchar discos y ser dj tras mudarse, o antes?
Nelson es muy pequeño y no hay mucho que hacer allí. Así es como comencé a pinchar discos y practicar, debido al aburrimiento. Descubrí la música de baile porque lo bueno de Nelson es que tiene una escena musical increíble y la escena underground de música de baile es muy vanguardista. No hay muchos clubs, pero cada año se celebra un festival llamado Shambhala al que siempre asistí desde pequeña, en el que solía ver un montón de djs británicos. Hay muchos hippies en Nelson, todo el mundo es muy abierto y por alguna razón es como un punto de encuentro de artistas, músicos y djs. Fue muy fácil para mí descubrir el mundo del deejaying, y tan pronto como vi a un dj supe que quería hacer eso.

¿Qué edad tenía en ese momento?
Tenía alrededor de 14 años cuando vi por primera vez a un dj. Fue cuando fui a mi primera fiesta en una casa y vi a un dj pinchando discos con dos tocadiscos. Por otro lado, en aquella época, mi padre siempre compraba discos: cosas como Michael Jackson y música pop. Siempre traía vinilos y me los ponía, y a mí me encantaba. A mi padre le encanta la música y bailar. Creo que eso es algo que absorbí desde niña. Yo era una de esas niñas completamente obsesionadas con la música, desde muy pequeña. Nunca veía los dibujos animados, sino los programas de música, y mis padres me animaban. Cada año, por Navidad, me regalaban auriculares o cualquier cosa relacionada con la música. Así que yo también comencé a coleccionar discos, de todo tipo de géneros, aunque principalmente de trip-hop, hip-hop, speed garaje inglés y luego drum & bass y jungle, y me fascinaba lo completamente distinto que sonaba respecto a cualquier cosa que se escuchaba en Canadá, porque allí las estaciones de radio eran principalmente de rock alternativo. Cuando descubrí la música de baile sentí que era lo mío, y se la ponía a todos mis amigos.
Cuando supe que quería convertirme en dj es cuando empecé a pedir prestados los tocadiscos a mis amigos, para practicar en casa. Debido a que no tenía nada que hacer después de la escuela, siempre volvía a casa directamente y pinchaba discos durante horas y horas. Cuando estás empezando como dj, eso es exactamente lo que tienes que hacer. Tienes que amarlo tanto como para practicar hasta que seas realmente bueno mezclándolos. Debo todo lo que hago ahora a haber practicado tanto en aquel momento. El aburrimiento fue genial para mí.
Más tarde, y tan pronto como me gradué de la escuela secundaria, y debido a que Nelson es tan pequeño, supe enseguida que quería salir de allí, porque allí no había nada para mí. Hice las maletas y me llevé mis tocadiscos a Vancouver. Empecé a trabajar como recepcionista en una escuela que estaba justo al otro lado de la calle de la tienda de discos más popular de Vancouver en ese momento, así que solía ir cada día a la hora de comer y me hice amiga de los djs locales. Yo era menor de edad, ya que la edad legal para entrar en los clubs son 19 años, así que me colaba en los clubs para ver a djs como Goldie, Shy FX y gente de ese estilo. Fue entonces cuando me fijé por primera vez en djs que pinchaban profesionalmente. Nunca pensé que era algo que yo haría, hasta que comencé a tener bolos en Vancouver y comencé a expandirme. Comencé a organizar mi propia fiesta en Whistler, cerca de Vancouver, y contratamos a muchos djs británicos. Debido a que Whistler es un famoso resort de ski y snowboard, y un montón de gente viene del Reino Unido para la temporada de ski, ellos me veían abriendo la noche, pinchando antes que los djs principales, y así es como empecé a hacerme un nombre en Reino Unido.
Cuando finalmente conseguí mi primer concierto en el Reino Unido, había mucha gente que me conocía y me decían que me habían visto en Whistler.

¿En qué año fue eso?
Eso fue en 2005.

Así que esa es su conexión entre usted y Inglaterra, ¿verdad?
Inglaterra siempre fue la capital de la música para mí, de todos los géneros que me gustaban, que eran cada vez más populares y donde nacieron. Siempre me apasionó la música británica. Toda la idea europea de la música de baile me fascinó.

¿Pinchaba más breaks y drum & bass que techno y house?
También pinchaba mucha música de house y coleccionaba mucho techno, pero para mí, pinchar drum & bass, jungle y breaks era con lo me sentía más cómoda en ese momento. Pero creo que ya era una dj muy ecléctica.

Y entonces conoció a Shy FX. ¿Cómo fue eso y cómo le ayudó en tu carrera?
Conocí a Shy FX en Alemania, creo que en una fiesta de Año Nuevo.

¿Ya estaban de gira?
Sí, ya estaba de gira y estábamos haciendo un tour llamado el The World of Drum & Bass. Estaba muy nerviosa porque los discos de Shy FX fueron los que me introdujeron en el drum & bass y el jungle originalmente. Eso fue realmente emocionante para mí. Nos mantuvimos en contacto y estábamos de gira al mismo tiempo. Él me preguntó si yo estaba haciendo música y de hecho lo hacía, pero era vergonzosamente básica, porque en aquel momento en Vancouver no conocía a nadie que estuviera haciendo lo mismo o quería hacer lo mismo, así que yo experimentaba por mi cuenta. No tenía mentor ni nadie que me mostrara nada nuevo. Cuando Shy FX oyó esos temas, bueno, llamémoslos bucles, pensó que estaba haciendo algo realmente interesante, pero me dijo que necesitaba concentrarme y que necesitaba ayuda, y me ayudó un montón al principio. Él me ayudó a aprender programas como Logic, y me ayudó llevándome a un nivel más profesional. Eso fue alrededor de 2007 y 2008. Debido a que yo estaba en Vancouver y no había nadie a mi alrededor haciendo lo mismo, me sentí un poco frustrada, aunque todavía me tomó tres años para decidirme a mudarme a Londres por fin, a renunciar a mi vida en Canadá, y me puse en medio de todo lo que estaba sucediendo, en términos de música, y ahí fue cuando todo cambió.

Es cierto, por que fue en ese momento cuando se abrió paso en la BBC Radio 1. ¿Cómo consiguió esta oportunidad?
Es curioso, pero, al parecer, a la gente que vive en Reino Unido le gusta el acento canadiense. Creo que esto jugó a mi favor. En aquel momento acababa de salir mi disco llamado ‘Fever’, que fue un pelotazo y estuvo en las listas de éxitos en 2012. Creo que yo ya estaba en su radar. En BBC Radio 1 piden a mucha gente que haga programas piloto y yo hice uno, pero nunca supe nada de ellos durante de medio año, tal vez 9 meses. Pero un día me respondieron y me dijeron que querían ofrecerme un programa mensual de una hora y pensé que era una propuesta increíble. Recuerdo que estaba dedicadísima a mi programa, y después de dos meses haciéndolo me ofrecieron hacer mi propio programa semanal. No tenía experiencia en presentar, porque yo era solo DJ, por lo que fue un gran cambio para mí tener que aprender a hablar por encima de la música.

¿Cómo eran esos programas? ¿Eran una sesión mezclando sus discos favoritos? ¿Entrevistaba a otros djs?
No hacía muchas entrevistas porque aún era muy nueva como para saber cómo se debe entrevistar a alguien, así que mi programa estaba más bien enfocado a la música. Era yo pinchando discos que me apasionaban, mezclándolos de manera que se pudiera presentarlos hablando un poco por encima. Era muy parecido a un mix show, que sigue siendo lo que mi programa es aún. He mejorado mucho en las entrevistas y ahora tengo la oportunidad de hablar con artistas que me encantan y con los nuevos y con los nuevos talentos que me entusiasman. ¡Es necesario mucho aprendizaje!

Recuerdo su entrevista con Dixon en el último IMS. ¡Usted es una de las pocas afortunadas que han tenido la oportunidad de entrevistarle!
Sí, incluso se rió! No puedo creer que llegó a reírse.

Sí, y su entrevista con él fue brillante.
Muchas gracias.

¿Qué se siente al tener la oportunidad de entrevistar a artistas como Dixon, por ejemplo?
Estaba muy nerviosa cuando me enteré de que iba a entrevistar a Dixon, porque él es notoriamente conocido por no conceder entrevistas. La idea que tiene de la prensa y la información es que todo está en internet, y que si alguien tiene una pregunta, probablemente se pueda encontrar su respuesta en internet y en los medios. Él quería preguntas inteligentes y tener una conversación real. Por eso, pasé un montón de tiempo investigando absolutamente todo sobre él, y luego, en los primeros 20 minutos de la entrevista intenté hacerle sentir cómodo hablando. Me me aseguré de hacerle preguntas que a mí misma, como artista, me gustaría que me preguntaran, en lugar de una entrevista superficial, ya a veces parece en que las entrevistas se hacen de las mismas preguntas. Era importante para mí poder ahondar un poco más y creo que él lo disfrutó. Creo que fue una buena entrevista y una bonita charla.

¿Cuándo fue la primera vez que vino a Ibiza para con motivo del fin de semana de la BBC Radio 1 y como ha evolucionado todo hasta hoy?
Mi primera vez como parte de BBC Radio 1 en Ibiza fue en 2013, cuando estaba cubriendo a Annie Mac durante su primera baja por maternidad. Yo era una presentadora muy nueva aún Radio 1 me pidieron que hiciese la presentación en directo en el escenario, algo que yo nunca había hecho antes. Estaba aterrorizada, pero fue lo mejor que podrían haber hecho. Me dijeron que podía hacerlo, y me pidieron que lo hiciera. Fue una gran sensación saber que confiaron en mí para hacerlo y ser la Annie Mac aquel verano. No sé si habría tomado un micrófono en el escenario si no me hubieran obligado a hacerlo, así que fue genial.
Este año ha sido muy bueno, porque hemos hecho todo el fin de semana: toda la noche del viernes y toda la tarde del sábado y hoy domingo, cerrando el fin de semana en este escenario, aquí en Mambo. Es más especial que otros años, porque este año parece que realmente hemos tomado toda la isla, y ha sido genial. Me gustaron mucho las tres noches. Pude pinchar un set más potente el viernes en Hï Ibiza y hoy algo más tranquilo para terminar el fin de semana.

Por último, ¿qué significa Ibiza para usted?
Ibiza significa, obviamente, verano y muchísimo calor, pero también lo asocio con las mejores fiestas. Es una experiencia que no se da en lugares como Londres ni en ningún otro lugar. Es un tipo muy específico de fiesta, muy colorida, todo el mundo bebe mucho, la gente está sudorosa y parece que brillan, y se lo pasan muy, muy bien. ¡Ah!, y también la comida, que aquí es increíble.