Eric Estornel, dj, productor musical y propietario del sello Ellum, es un artista de muchas caras, y aunque actualmente es más conocido como Maceo Plex, durante más de dos décadas ha llevado a cabo actuaciones memorables y firmado importantes producciones discográficas con otros de sus nombres artísticos. Desde el año pasado lleva las riendas de su propia fiesta, Mosaic, cada martes en Pachá, para la que diseña una programación muy arriesgada y diferente a la de otros eventos en Ibiza, que acoge a artistas que nunca, o rara vez hasta ahora, actuaron en la isla.

Nació en Miami, de padres cubanos, y la música es algo muy arraigado en todos los cubanos. ¿Le influenció esto de algún modo?
La salsa y la música que escuchaba mi familia fue influyente por el baile, ya que me gusta bailar, pero los ritmos latinos no son una gran influencia en mi música. A mí me gusta justo todo lo contrario a los ritmos latinos. Me gustan los ritmos computerizados, el electro, el techno y cosas que no son muy latinas. Fue una influencia para hacerme desear algo que no fuese latino. Algo diferente, más robótico.

Cuando era un adolescente, su familia se mudó a Dallas, en Texas. ¿Fue entonces cuando descubrió la música electrónica?
No. En Miami ya descubrí el Miami bass, el electro y la música que allí se hacía, así como la música de los 80, la new wave y cosas así, y en Dallas es donde empecé a pinchar. Allí es donde tuve mis primeros tocadiscos y tenía amigos en la escena de las fiestas y las raves. Conseguí mi primera actuación a los 15 años y quedé obsesionado con la música techno desde entonces.

¿Cómo describiría la escena electrónica de Dallas en aquella época?
Muy pequeña y aislada, y debido a ello fue que desarrollé mi propio estilo.

Entonces, primero fue dj y después comenzó a producir música.¿Qué le inspiró para hacerlo?
Sí, así fue. Tras pinchar discos durante tres años, desde 1993 hasta 1996, en 1996 empecé a componer música, porque tenía algunas ideas y pensé que podría desarrollarlas yo mismo. Tenía el ordenador de mi padre y una caja de ritmos barata y hacía canciones, pero no fue hasta 1998 cuando saqué mi primer disco. Básicamente: pinchar estaba guay pero quería sentirme más profundamente dentro de la música, no sólo pinchando la música sino dentro de la música, involucrado en la creación de la música.

Originalmente fue conocido en la escena como Maetrik, con un sonido más techno y oscuro, pero después comenzó a producir y actuar bajo el nombre de Maceo Plex con un sonido más deep y groovero. ¿Empezó como Maetrik?
No. Empecé como Eric Entity, o simplemente Entity, a finales de los 90. Después mi siguiente nombre fue Mariel Ito y más tarde Maetrik, Plaex y otros nombres, hasta ahora, que soy Maceo Plex.

Maetrik y Maceo Plex coexistieron durante unos años pero recientemente ya no actúa ni produce música cómo Maetrik. ¿Por qué?
Yo utilizaba mi nombre Maetrik para Cocoon y Maceo Plex para Crosstown Rebels, de forma que podía trabajar con ambos estilos: sonidos más oscuros y sonidos más houseros. Pero al poco tiempo fue obvio que Maceo Plex se estaba haciendo más grande que Maetrik, y como no tenía más tiempo que el que podía dedicar a Maceo Plex, dejé el proyecto de Maetrik aparcado. No obstante, este año saldrá un nuevo disco de Maetrik, por primera vez en los últimos cinco años.

Alrededor de 2010, Maceo Plex empezó a hacerse muy grande gracias a sus excelentes producciones musicales y sus alucinantes sesiones de dj y saltó a la fama internacional. Maceo Plex estaba en los carteles de las mejores fiestas de Eivissa y de todo el mundo. ¿Fue por aquel entonces que empezó a venir a la isla, o ya solía venir antes?
La primera vez que vine a Ibiza fue para actuar como Maetrik en la fiesta Meganite de Mauro Picotto en Privilege, en 2006 o 2007, y después seguí viniendo a pinchar en Cocoon. En 2010 pinché en la fiesta de cierre de Cocoon, cuando salió el CD de Cocoon mezclado por mí como Maetrik en directo en Cocoon, y posteriormente ya vine casi siempre como Maceo Plex porque empecé a pinchar en DC10 principalmente, hasta ahora, que estoy en Pachá.

¿Entonces, nunca actuó como Maetrik en DC10?
Solo una vez, en Circoloco, en la Main Room.

¿Recuerda su primera vez en Pachá? ¿Qué impresión le causó la discoteca?
La primera vez vine a Pachá a ver a Solomun, hace cuatro años, cuando empezó con su fiesta los domingos, y sí, me gustó.

¿De verdad fue esa su primera vez en Pachá?
Sí. Nunca había ido a Pachá porque sólo pinchaba en DC10, de forma que siempre aterrizaba un lunes y me iba un martes, de forma que nunca fui a ninguno de los otros clubs de la isla. Así que, cuando descubrí Pachá me pareció espectacular, y ahora estoy aquí.

En 2015 declaró que no quería tener su propia residencia en la isla y prefería ser libre para pinchar en tantas fiestas y clubs como quisiera, pero el año pasado, para sorpresa para todos, comenzó con Mosaic en Pachá. ¿Qué le hizo cambiar de idea tan rápido?
No iba a hacer mi propio evento, ¡seguro!, pero Pachá, que ya me gustaba, me dio a entender que querían abarcar música y conceptos creativos diferentes. También me gustaba Jessica Capaz, la directora creativa, y quise probar ya que si no lo hacía nunca sabría si habría estado bien o no, y quizá me hubiera perdido algo. Hay que probar cosas y aprovechar las oportunidades que surgen. Tenía miedo, pero lo probé y me gustó.

¿Por qué lo llamó Mosaic?
Porque es arte: distintos colores y formas unidos para crear una imagen, un concepto. Es perfecto para definir mis sesiones, ya que no pongo sólo techno, o sólo house, sino también disco, breaks o electro. Pincho discos muy diferentes en una misma fiesta. También describe muy bien los artistas que me gustan e invito a tocar aquí.

El año pasado logró consolidar su fiesta y la prueba de ello es que repite esta temporada en el mismo club, el mismo día de la semana. ¿Qué fue lo más difícil?
Lo más difícil fue dejar de añadir cosas y empezar, ya que siempre queríamos introducir más elementos y hacer cambios, pero al final, ¡teníamos que empezar!, y a partir de ahí, aprender. Desde entonces, ha sido un proceso de aprendizaje de lo que funciona y lo que no, lo que al público le gusta y lo que no. También fue difícil conocer al personal de Pachá y su modo de trabajo. Yo creo que nos llevará unos cuantos años llegar a formar parte del club realmente. Actualmente aún estamos trabajando en ello: comprender el club, la zona, lo que quiere la gente, lo que quieren los clubbers, lo que quieren los VIPs, lo que quiere el personal del club y, obviamente, lo que quieren los artistas. Y es que, aunque uno se sienta que es un gran artista y que lo sabe todo, pronto me di cuenta de que aún me queda mucho que aprender, y cuanto más aprendes, más ganas tienes de saber más.