Las fachadas de las discotecas compiten como reclamo para los ‘clubbers’

En la última década las fachadas de las discotecas se han convertido en un nuevo reclamo para atraer a los clubbers y los fans de la música electrónica con una gran despliegue de luces, láser y, ultimamente, con superpantallas de leds que anuncian las diferentes fiestas de cada noche. Lo que comenzó tímidamente en la discoteca Pachá como una original llamada de atención naif para la fiesta del ‘Flower Power’, se ha transformado en un distintivo de marketing de los diferentes eventos que ofrecen algunas de la macrodiscotecas de Eivissa. Siguiendo la estela del ‘Flower’, David Guetta decoró la entrada de Pachá con enormes figuras que han derivado en todo un portal tecnológico del famoso ‘F… me I’m Famous’. Bob Sinclair, con ‘A night in Paris’, le siguió hasta convertir la famosa entrada de la discoteca de las cerezas en un atractivo reclamo nocturno a diario. Heart se ha sumado a la moda en la medida que le permite su fachada y Hï Ibiza ha ampliado el espectáculo con un enorme logo en blanco y una larga pantalla de leds. La fiesta de Dimitri Vegas y Like Mine en Ushuaïa también decora la entrada principal con flores del ‘Garden of Madness’.