El line up, la originalidad del concepto, el acierto del día y lugar elegidos para su celebración, la notoriedad del cabeza de cartel, la inversión en promoción de calle, marketing y publicidad, la campaña gráfica, el precio de las entradas, el posicionamiento de marca… ¿Qué es lo que convierte a una fiesta en una fiesta de éxito? Sin duda todos los factores mencionados juegan su rol pero sólo las que consigan llenar semana tras semana merecerán tal consideración.

ElRow, explosión los sábados en Amnesia. PABLO DASS

La isla, como todos los veranos, presenta una oferta apabullante de fiestas hiladas por grandes nombres como reclamo y una excelente producción. En la oferta coexisten fiestas de larga duración que resisten el paso del tiempo como Cream, Cocoon, Flower Power o F*** me, I’m Famous! con fiestas nuevas o de reciente creación que compiten por abrirse paso y ocupar la posición en la que calcularon podrían estar. Con una propuesta tentadora por cada uno de los días de la semana en clubes, beach clubs, sunset-bars, lounge restaurants, hoteles de playa y otros locales musicales, el escenario es altamente competitivo y, pese a la calidad de la propuesta, hay fiestas que acaban por no funcionar como teóricamente cabría esperarse.

Black Coffee es la fiesta revelación del verano. ROBERTO CASTAÑO

Pese a lo desigual de los resultados en un año considerado por la industria como «complicado», la isla tiene en este 2017 su podio ganador.

Solomun + 1 y Black Coffee demuestran que deep-house e Ibiza congenian
de maravilla

Black Coffee los sábados en Hï Ibiza no sólo es un éxito de público, le acompaña además una increíble reputación, convirtiéndola en la opción estrella del sábado noche para los amantes del sonido deep house y las experiencias electrónicas con un toque de sofisticación. En su primera residencia en Ibiza, el de Black Coffee es un line up con estela de gran escuela y savoir faire, con nombres como Carl Craig, Henrik Swarchz, Lee Burridge, DJ Harvey o Salomé.

Solomun + 1, el plan favorito del domingo. PI

Garden of Madness es el título de la residencia que Dimitri Vegas y Like Mike han estrenado este verano en Ushuaïa Ibiza. Desde su actual segundo puesto en el ranking que la revista DJ Mag elabora anualmente y con la energía arrolladora que caracteriza sus sets, los martes en Platja d’en Bossa son un frenesí. «Lo que más nos interesa de nuestras actuaciones es conectar con el público y ofrecer sesiones que trasciendan barreras y etiquetas musicales, por eso nos apoyamos en un 75 por ciento en nuestra producción», explican los belgas que han visto crecer su carrera al ritmo trepidante del festival insignia de su Bélgica natal, Tomorrowland.

John Digweed y Sasha son los anfitriones de Resistance. PI

A la isla debe su gloria, a ella y a su talento, Solomun, uno de los valores absolutos de la actual escena electrónica menos mainstream. Su deep house hipnótico y bailable mueve masas en su cita semanal en Pachá, donde este dj y productor crecido en Hamburgo mantiene en lo alto una residencia que cumple cinco años.

El concepto Solomun + 1 es uno de los grandes reclamos de la noche de Ibiza, como también lo es una fiesta que viene colgando el cartel de aforo completo invariablemente todos los sábados: ElRow. Llenar las gigantescas salas de Amnesia es un reto que muy pocas fiestas consiguen y ElRow, con su mezcla de buenos djs y una decoración divertida, lo ha logrado con creces. También en Amnesia brilla con luz propia la genuina Paris Hilton con su divertidísima Foam & Diamonds, que, como Solomun + 1, también cumple cinco años en cartelera.

Foam & Diamonds celebra cinco exitosos años. Pablo Dass

Privilege también tiene este verano su opción ganadora. Tras las dos multitudinarias citas con Carl Cox, el club de Sant Rafel es los martes el punto de fuga de los clubbers que adoran el sonido de dos leyendas, Sasha y John Digweed, cabezas de cartel de Resistance, título de una noche de estreno que está reuniendo a la crema del techno bajo el sello de Ultra Music Festival.