Elegancia, sofisticación, glamur, Boogie in Wonderland cumplió el pasado viernes todas las expectativas levantadas días atrás en su fiesta de apertura. La sesión, basada en el concepto de la legendaria discoteca neoyorquina Studio54, ofreció un despliegue de medios sobresaliente que asombró a todos los asistentes. Boogie in Wonderland congregó en Heart Ibiza a un gran número de celebrities de isla que se mezclaron en una pista de baile en la que podía escucharse música Funky, Disco, de clara naturaleza bailable, que arrancó los bailes de un elegante público.

Recardo Patrick, durante su actuación ESSENTIAL IBIZA / ANDREI OPRESCU
Recardo Patrick, durante su actuación
ESSENTIAL IBIZA / ANDREI OPRESCU

La sesión destacó además por un espectáculo en directo medido hasta el último detalle. El gran momento de la noche ocurrió cuando Recardo Patrick apareció en escena junto a una banda que superaba la decena de músicos. El cantante, uno de los instigadores de la brillante idea, fascinó con su potente voz. A la actuación de Recardo Patrick se sumaron durante la noche bailarinas, performances o disc-jockeys que conjugaron un evento de naturaleza única a la altura de Ibiza, uno de los lugares más sofisticados del mundo.