Luciano y Destino son dos conceptos más que felizmente unidos en los últimos años. El pasado viernes, el famoso resort ubicado en Cap Martinet celebró su fiesta de apertura con el chileno más famoso de la electrónica como principal atractivo en una tarde de lo más divertida y variada. Michel Cleis y Ernesto Ferreyra acompañaron a Luciano mientras Javier González, Javi Green, Romeo D’Arret, Angioma y Who fueron los elegidos para calentar el ambiente las primeras horas del evento.

El sol cayendo sobre Destino
El sol cayendo sobre Destino

Ya en las cercanías de Destino, el reguero de gente y coches que inundaba el aparcamiento era señal de que dentro la fiesta estaba ya más que entrada en materia. Michel Cleis, encargado de engrasar la pista al chileno, sacó todo el repertorio groovy de su maleta. El veterano artista movió las piernas de todos los asistentes que, con una sonrisa en la cara, disfrutaban desde una bebida hasta un crepe gracias a la excelente y variada oferta del resort.

A las nueve de la noche turno para la estrella. Luciano cogió los mandos entre el fervor generalizado y realizó un set fiel a su identidad y estilo dónde los sonidos tribales y cálidos no faltaron. En el día más importante del año hasta la fecha, Destino puso el listón muy alto ante unos próximos meses que un año más prometen ser inolvidables.