Hace 24 años que Javier Anadón inauguró el Café Mambo, ubicado en la bahía de Sant Antoni, sin saber que se convertiría en uno de los lugares preferidos por visitantes y residentes para ver la mágica puesta de sol.

Rosa, anaranjado, azul y lila; cada día el sol se despide de los asistentes con una majestuoso depliegue de color al ritmo de una emocionante música chill out pinchada por Jason Bye y Danny O, dj residentes del emblemático café, que impregna el ambiente de un espíritu ibicenco tranquilo y sosegado.

Disfrutar de las vistas con un delicioso daikiri de fresa siempre es una buena idea

El sol se pone y el ambiente cambia. Cada día, la música de algunos de los dj más conocidos del mundo se adueña del lugar y dan comienzo las prepartys, antesalas de las discotecas. Además, la cocina, abierta durante todo el día, ofrece deliciosos platos para que nadie se quede con hambre.