Una noche de verano en Ibiza es una promesa de diversión para la gran mayoría de los visitantes que acuden a la isla durante esta época del año. La oferta de ocio nocturno es amplia y variada cualquier día de la semana. Sin embargo, hoy es un día cualquiera. Hoy es domingo, y es noche de Saga.

Imagen de Bedouin durante la entrevista. fotos: heart ibizaEn la terraza de Heart Ibiza, el local que acoge por segundo año consecutivo la aclamada fiesta, nos reciben Tamer Malki y Rami Abousabem, los responsables del proyecto Bedouin, dos nómadas con raíces en Oriente Medio que están asentados en Brooklyn. Ambos comparten una visión musical conjunta en la que fusionan innumerables sonidos con música electrónica. Su sonido es auténtico, casi místico. La delicadeza con la que estos dos dj combinan sus pistas con instrumentos y sonidos tribales hipnotiza y engancha. Una apuesta por un deep house melódico que cuenta una historia a medida que avanza la pista. Una apuesta por el arte, por el sentimiento, eso es Bedouin.

Sentados sobre unos cómodos cojines del chill out, el dúo de dj habla de su inicios. No han pasado demasiados años, unos 8, desde que decidieron unirse para crear música. Ambos decidieron mudarse hasta un apartamento en Brooklyn y montar un estudio en la cuna musical de Nueva York. La primera vez que pincharon juntos fue en el festival de Burning Man, donde la acogida fue espectacular. Fue entonces cuando decidieron fundar el ecléctico mundo de Bedouin. El Sunrise Festival, en 2013, fue su debut oficial.

El dúo afincado en Brooklyn, en acción durante una de las sesiones de Saga en Heart Ibiza.
El dúo afincado en Brooklyn, en acción durante una de las sesiones de Saga en Heart Ibiza.

Aseguran que son bastante anárquicos a la hora de trabajar, no tienen un plan estricto. A veces por separado, otras juntos, intentan pasar el mayor tiempo posible en el estudio. Una vez seleccionados los tracks y los sonidos que recaudan por sus numerosos viajes alrededor del mundo, realizan el proceso de producción juntos. «Sincronizamos nuestros laptops y trabajamos codo con codo», comenta Rami. Consideran que una de las partes más divertidas del trabajo es precisamente esa. Descubrir nuevos sonidos les fascina. «Es el trabajo más duro también», aseguran.

bedouin:
un proyecto entre amigos con una
visión visión musical conjunta

Encasillar su sonido les parece innecesario, no tienen una fórmula para definirlo y dicen no necesitarla. «Un sonido dramático, que busca transmitir y conectar con el público», aseguran. «La gente necesita identificarse. Ponerles nombre a las cosas para sentirse seguros, para apoderarse de ellas». Es el segundo año de Saga en la isla y les está yendo de fábula al dúo de artistas gracias al buen ambiente que se respira en sus sesiones. «La fiesta se encuentra en continuo crecimiento. Cada día se hace más fuerte. La respuesta por parte del público está siendo espectacular», asegura Tamer. La combinación de su fiesta con Heart Ibiza, está funcionando a la perfección.