Uno de los síntomas al conducir bajo los efectos del alcohol.

Ahora que estamos inmersos en uno de los momentos más especiales del año, caracterizado por un ambiente de especial cordialidad y empatía donde son numerosas las reuniones familiares y los reencuentros y fiestas junto a nuestros amigos, hay que tomar conciencia del peligro que supone conducir bajo los efectos del alcohol.

Numerosas son las campañas que se lanzan a nivel nacional durante los 12 meses del año para erradicar este hábito tan peligroso y en este caso, la campaña de Navidad tiene como principal objetivo la prevención de accidentes y la concienciación ciudadana, especialmente de los conductores.

Lo más importante es pasarlo bien y disfrutar sin correr ningún peligro y existen muchas posibilidades para hacerlo de manera responsable. Una de las alternativas es utilizar el servicio de taxis, pues con una simple llamada acuden al punto de encuentro durante las 24 horas del día.

Existen tres tipos de tarifa durante el día o bien la noche, entre las 21.00 y las 7.00 horas y por último los sábados por la tarde y festivos. El precio para ir desde Eivissa hasta Sant Antoni o Santa Eulària puede rondar los 20€ y hasta Portinax unos 35€.

Otra de las prácticas habituales es elegir un conductor libre de alcohol, para que el resto de acompañantes viajen con total seguridad. Durante los próximos días las carreteras se verán reforzadas con diversos controles y refuerzos policiales. Todos podemos aportar un granito de arena para que la Navidad transcurra sin grandes altercados.

Así los constantes almuerzos y cenas de empresa, reuniones y demás festejos podrán exprimirse mucho más y el resto de ciudadanos no se verán afectados por una conducción inadecuada y temeraria.