Natural de Eslovenia, Brina Knauss es una exmodelo, dj y productora que viene pisando fuerte desde hace ya algunos años. Avalada por el mismísimo Luciano, la newcomer es una de las 16 nominadas femeninas de los Dj Awards de este año.

¿Cómo empieza su carrera musical?
Cuanto tenía 17 años tenía un grupo de música pop llamado BBT. Éramos muy famosas en Eslovenia. Siempre he tenido debilidad por la música electrónica y comencé a interesarme por el house.

Sin embargo, trabajó unos años en el mundo de la moda.
Cuando dejé de cantar comencé mi carrera en el mundo de la moda. Después de varios años no me sentía muy satisfecha, echaba de menos la música y estaba decidida a probar suerte en el mundo de la música electrónica. Así que mi novio me ayudó y me enseñó a pinchar [ríe].

¿Es difícil ser mujer, dj y exmodelo?
Sí, lo es. Ser mujer ya es difícil, si además eres modelo, te tachan de cara bonita y piensan que es lo único que eres.

Pero ha demostrado que no es así…
Gracias. Creo que a pesar de ser un mundo muy difícil para las mujeres, si realmente te gusta tu trabajo, tienes un objetivo, lo peleas y eres buena, al final la gente lo ve. No se trata de guapa o fea, se trata de carácter. De que el público disfrute con lo que haces.

¿Qué le diría a una mujer que quiere ser dj?
Que adelante, que vaya a por ello, pero solamente si realmente es lo que ama y lo que quiere hacer. Las medias tintas no valen, hay que trabajar mucho.

¿Qué se siente al haber sido nominada a los Dj Awards?
Estoy muy emocionada. Es una oportunidad muy grande y es increíble sentir que alguien cree en ti, que le gusta tu trabajo. Además, como mujer me siento orgullosa, somos tan sólo 16 nominadas.

Pero ya habían confiado en usted…
Sí. Luciano fue el primer gran dj que me ofreció una oportunidad cuando me llamó para pinchar en Vagabundos. Me sorprendió porque todo su equipo tiene un sonido muy diferente al mío, pero me respondió que era precisamente lo que le gustaba de mi música y que me quería en el equipo.