La celebración del Aniversario de la discoteca Pachá es uno de los eventos más elegantes y carismáticos del ocio nocturno actual dedicado a promocionar la marca de las cerezas entre clientes ibicencos y residentes.
La fiesta del 43 cumpleaños ha superado en elegancia y organización las anteriores, reto difícil de conseguir, con una puesta en escena monumental en la que las famosas bailarinas de la discoteca asumen el protagonismo y las miradas durante la cena y la posterior fiesta del club.

MÁS DE 1.500 INVITADOS DEGUSTARON EL BUFET DEL RESTAURANTE

Unas quinientas personas guardaban rigurosa cola a la entrada de la discoteca antes de las once de la noche del lunes para disfrutar de una lujosa cena bufet para los invitados, clientes, autoridades, personalidades del ámbito del ocio local y amigos que acudieron a la cita anual con la familia Urgell, representada en esta ocasión, por Piti e Iria Urgell. Mientras las elegantes camareras paseaban bandejas decanapés por la discoteca sonaba música de fondo con clásicos standarts a cargo del dj Victor Nebot.

Entrada la medianoche el trío de jazz experimental Johnny Freelance Experience presentó nuevos temas del repertorio que ha preparado este invierno con su particular estilo de fusión de jazz y electrónica. Las lujosas mesas del bufet se alineaban en torno a la pista de baile donde los comensales elegían deliciosos pequeños bocados y componían sus platos hasta que desaparecieron por arte de magia y la pista de baile se convirtió en un escenario para el show del dúo de contorsionistas Hand to Hand. Remataron la actuación un trío de fórnidos bailarines del grupo de baile de Lío que exaltaron a los invitados femeninos con un strep-tease de medio cuerpo.