Discoteca Es Paradís . Un espectáculo a la altura.
Discoteca Es Paradís . Un espectáculo a la altura.

Es Paradis, la mítica discoteca ubicada en la bahía de San Antonio, abrió sus puertas el pasado sábado en lo que prometía ser uno de los eventos más destacados del fin de semana en Ibiza. La pirámide, que lucía un gran aspecto desde primeras horas de la noche, daba el pistoletazo de salida a una temporada que promete ser mágica. Paul Taylor, Ridney, Clara de Costa, Steeve Valverde y la exuberante Chelina Manuhutu, principal atracción de la fiesta, conformaban un cartel de lujo.

Ya desde los aledaños a Es Paradis podía sentirse la magia de una noche especial, y desde dentro, se podía ver como desde la una de la mañana la discoteca ya presentaba una afluencia cercana al aforo completo. Un público heterogéneo, pero muy bien mezclado, bailaban en una pista que desprendía fiesta y buenas vibraciones desde el primer al último asistente. La sala, que ya a las tres presentaba un aspecto inmejorable, bailaba al son de ritmos house bien aderezados en ciertos momentos con toques funky y soul.

La holandesa Chelina Manuhutu destacó con una sesión elegante y técnica.

 

Es Paradis presentaba este espectacular aspecto
Es Paradis presentaba este espectacular aspecto

Con Chelina Manuhutu ya a los mandos y subiendo la intensidad musical de la noche, la sala llegó a su momento de éxtasis. Es Paradís vibró, sonrió, y por supuesto bailó, con el discurso elaborado y trabajado de la artista holandesa que empieza a posicionarse entre los artistas más grandes de la escena. En Es Paradis todo funcionó a las mil maravillas, y es que artistas, sala y público conformaron un cocktail en forma de opening memorable en la que es ya una de las discotecas más especiales e históricas de la isla blanca.