El ClubHouse de Petit Pereyra es un nightclub diseñado minuciosamente con el objetivo de ser todo un templo para los deejays.

Pipa Pereyra es uno de los cócteles de la carta de autor. LOLA DOMÍNGUEZ

El Restaurante abre sus puertas de lunes a sábado y recibe a los comensales con un auténtico jardín en el que la decoración es puro arte, hay mesas personalizadas, cuadros que desprenden magia y sobre todo una gastronomía de alto nivel acompañada de la mejor música en vivo. Además esconde, tras un espejo que podríamos tildar de puerta hacia otro universo, una sala dedicada sólo a audiófilos nocturnos que aman la auténtica música.

La acústica es única en el mundo, hablamos de un local que flota en el aire, con 18 capas de insonorización y 3 tipos de acústica. Y presenta una mesa de mezclas única, creada especialmente para el club, tanto es así que djs como Willie Graff la catalogan como ‘el mismo cielo’.