El empresario ibicenco Pepe Roselló recogió el miércoles en Madrid el premio honorífico Vicious Magazine por su contribución a la música electrónica nacional e internacional desde su trabajo al frente de Space Ibiza, sala que también resultó elegida mejor discoteca 2016 en los premios que anualmente concede la revista especializada Vicious Magazine y cuya gala se celebró en el Teatro Kapital.

«La música nos une, nos hace vivos. Es un placer seguir trabajando por ello. Este premio os lo debo a ustedes»,

expresó el empresario del ocio nocturno más veterano de la isla ante una gran ovación del público. «A Pepe Roselló le debemos el que varias generaciones de jóvenes hayan podido descubrir y disfrutar de la música electrónica de la más alta calidad. Space Ibiza ha sido, es y será un referente para todos aquellos que amamos y trabajamos en esta industria. Es un honor para nosotros entregarle hoy este premio, que reconoce su dedicación, su pasión musical y su visión en esta industria», dijo Alfredo Rocabert, CEO de Vicious Media.

Space, mejor club del año para Vicious Magazine.

Hasta 30 galardones se entregaron en la VI edición de los Vicious Music Awards, los únicos premios que se conceden a los profesionales de la industria de la música electrónica en este país. DJs, productores, sellos, promotores, festivales y salas, más de 1.000 personas se reunieron el miércoles en Madrid para arropar a los proyectos electrónicos más sobresalientes de 2016.

Entre las principales categorías, Cora Novoa, a quien en Ibiza se la ha podido escuchar en el Santos Hotel Coast Suites, fue elegida mejor DJ del año. Es la primera vez que una mujer recibe este premio en la historia del certamen. No fue la única. Fátima Hajji, quien el pasado verano protagonizó una residencia en la discoteca Eden de Sant Antoni, fue la artista favorita del público y Lara Taylor la mejor vocalista.

En el apartado internacional, Eric Prydz, uno de los valores de la fiesta Together de la discoteca Amnesia, fue elegido mejor dj internacional y John Tabalot, quien el pasado verano colaboró habitualmente con la discoteca Space, incluyendo su participación en la fiesta de despedida del club, recibió el premio como mejor dj house.
Blue se llevó el premio a la mejor fiesta de Ibiza y junto a Space como mejor discoteca y el premio honorífico al empresario Pepe Roselló, fueron los únicos premios que los Vicious Music Awards dejaron en esta edición en la isla, aunque las nominaciones reconocieron el trabajo de Amnesia, Ushuaïa, Destino, Bora Bora, Café del Mar, Underground, Hard Rock Hotel y Café Mambo.