Con la temporada ya casi en su punto final, los focos comienzan a señalar el próximo verano. Todo parece apuntar a que 2017 será el año del cambio, o al menos producirá un movimiento en la isla como el nunca visto en la última década. Comienza a tejerse una red de rumores en Ibiza -muchos de ellos se convertirán en realidad- que hacen que estos últimos días de temporada sean de lo más divertidos. Space acapara gran parte de estas noticias.

El club de Pepe Roselló, que este domingo acaba su temporada en Platja d’en Bossa, tiene a tiro un nuevo proyecto en Sant Antoni. Aunque nadie del equipo de Space lo confirma, parece que claro que el club volverá a abrir reformando el aparthotel Recó des Sol. La fisionomía del espacio apunta a que el concepto se aproximará más al de un beach hotel.

Mientras, las oficinas de Palladium Hotel Group echan humo. El grupo regentado por Abel Matutes coge la gestión del espacio donde se ubicaba Space y pocos saben algo sobre lo que ocurrirá dentro de sus paredes. Todo parece indicar que cambiará de nombre -aunque en términos legales habría algún tipo de margen a la sorpresa- y el que más gusta es Ü, para vincularlo a su proyecto estrella. La programación apunta a una revolución en la isla.

Además de grandes estrellas EDM que cruzarán la carretera de Platja d’en Bossa, los primeros rumores señalan a la vuelta de Enter, el proyecto de Richie Hawtin, a las Pitiusas. Por si esto fuese poco, Palladium estaría muy interesado en mantener a toda costa Elrow, uno de los proyectos más destacados del verano. Por último, algunas voces comienzan a hablar de que el estado alterado que sufre Pachá podría provocar la huida de Solomun hacia el nuevo proyecto de la compañía de Matutes, y no sería el único. Music On, liderado por Marco Carola, gusta y mucho a los responsables del club debido a su sobresaliente éxito.