Los domingos no son, ni volverán a ser, días de descanso desde que Solomun +1 está a cargo de la noche en Pacha Ibiza.

Apoteósica sesión la del dj bosnio más conocido del mundo junto al berlinés Steffen Dixon, ante todo, un adicto al house, durante la última fiesta. Lleno total en el mítico club de la isla que aguantó con estoicismo las fuertes sacudidas que el intenso y electrizante sonido de los dos dj arremetían contra sus paredes con cada una de sus pistas.
La próxima semana le toca el turno a Chloé, la dj francesa que apuesta por una variación del techno, con tintes de electro y acid house y que se subirá al escenario de Pacha Ibiza para transportar al público a otra galaxia paralela, a través de su música.