Las 17 fiestas programadas por el equipo de La Troya en su nueva casa de esta temporada, Heart Ibiza, han sido un nuevo éxito de público, música y espectáculo. Desde el 14 de octubre, Brasilio de Oliveira ha reunido a sus fieles seguidores cada miércoles en el club de la Milla de Platino de Ibiza con los eventos más famosos del calendario de La Troya.

A la hora de hacer balance, Oliveira lo resume con su proverbial carisma brasilero: «Creo que en Heart están muy contentos por el éxito de La Troya, a mí me gustaría estar igual de contento [sonríe]. Ha sido un trabajo arduo cada semana de nuestro equipo para ofrecer el espectáculo, la música y el ambiente que nos ha caracterizado desde hace décadas en distintos lugares, y creo que lo hemos conseguido, una vez más».

Más de cien personas trabajan cada semana en el show y decoración

Un equipo de cien personas ha decorado y ambientado los distintos temas que distinguen la ‘locura tranquila’ de esta emblemática fiesta, que ha pasado por los mejores clubs de la isla y que este verano ha puesto de manifiesto la vigencia del ‘Show de la Troya’, que guarda con celo la identidad de sus personajes y el concepto de «fiesta divertida en la que se pueda hablar, conversar y pasar una gran noche con la música de sus djs residentes, Oscar Colorado y Camilo Franco».

Brasilio destaca: «He acertado con Heart porque está cerca de mi casa y me facilita mucho encontrar a mis amigos en cualquier momento. Ha sido una gran ventaja, lo que unido al éxito me permite estar contento».

Tras la fastuosa fiesta ‘Babilonia’ del pasado miércoles, La Troya presenta el colofón final del próximo 4 de octubre con la última entrega de sus capítulos: The End, una de las manifestaciones de ocio nocturno más espectaculares y diversión absoluta. Atrás quedan grandes momentos en Brasil, El psiquiátrico, Haute Couture, «hasta 17 fiestas donde la gente respondió a las convocatorias, se lo pasaron en grande y fueron muy divertidas», asevera Brasilio.

Pese a que la temporada del ocio nocturno no ha sido tan espectacular como se esperaba, La Troya ha cumplido con creces los objetivos que se marcó en Heart Ibiza este verano: «La temporada ha sido rara; cuando voy al puerto, a los bares y buenos restaurantes están casi vacíos. Esta año ha habido habitaciones disponibles en casi todos los hoteles en pleno verano, lo que es una clara señal de cómo ha ido la temporada. Dicen que Eivissa es la isla más bonita del mundo, pero hay otros sitios mejor conservados y más asequibles en Brasil. Habrá que estar atentos», sentencia Oliveira.

La incógnita que acompaña a La Troya es si seguirá siendo una fiesta errante e itinerante o se quedará en Heart definitivamente: «Dónde va La Troya en 2018 no lo sabemos todavía. Ya veremos, hay varias opciones y posibilidades. De momento me voy a Brasil a montar el Carnaval y cuando vuelva en mayo, si vuelvo, decidiremos», argumenta Brasilio con calculada ironía.