Concurso IFB

Con el post de hoy haremos hincapié en la necesidad de desmaquillar nuestro rostro y cuello y eliminar esos restos de maquillaje, polución y suciedad que acumulamos día a día.

Recuerda siempre que las pieles se apagan y desvitalizan en el momento que no están limpias, es decir que “no respiran” y son incapaces de absorber otros productos.

Gracias a esta rutina, nuestra piel estará más sana y brillante así como también conseguiremos que todos los tratamientos o cremas que empleemos después sean mucho más efectivos.

Es importante seguir un ritual para desmaquillar nuestra piel antes de ir a la cama. El proceso perfecto viene de la mano de tres sencillos pasos y de productos de calidad que podemos encontrar en cualquiera de las perfumerías África de Ibiza.

1 Desmaquillar

Está demostrado que el mejor desmaquillador que hay en el mercado es el agua micelar, ya que es tolerante a todos los rostros y, además, actúa como tónico.

Se puede utilizar el agua micelar clásica, que es la que se encarga de eliminar sin ningún tipo de esfuerzo el maquillaje así como también extrae la suciedad del rostro, labios y ojos en un solo gesto y ¡sin aclarado!
Para eliminar el maquillaje más resistente se puede hacer uso del agua micelar en aceite, eliminará incluso el maquillaje waterproof y de larga duración.

2 Limpiar 

Utilizar el gel limpiador mañana y noche para eliminar impurezas y suciedad. La mejor manera de utilizarlo es sobre el rostro húmedo y masajear delicadamente con movimientos circulares siempre insistiendo en frente, nariz y mentón. Aclarar con abundante agua tibia y evitar el contorno de ojos y labios.

3 Tonificar

El tónico elimina todos los excesos, calma la piel y perfecciona la limpieza y el desmaquillante. Este producto se utiliza para reequilibrar el ph de la piel. También cierra los poros y refresca la piel y la prepara para la aplicación posterior del tratamiento facial. Se recomienda empapar un algodón y pasarlo suavemente por el rostro para eliminar impurezas y restos de maquillaje. Lo mejor es repetir este proceso dos veces al día.

Complementa tu rutina con estos EXFOLIANTES.

Aplica una pequeña cantidad con los dedos secos sobre la piel limpia, seca y cierra el tarro inmediatamente. Añade agua tibia y masajea el rostro con suaves movimientos circulares evitando la zona de los ojos. Aclara con agua tibia y usa 3 veces por semana. Puede usarse también para suavizar y alisar los labios.

- Publicidad -