Un capricho para un ciclista

El megayate Areti, de 85 metros, cuenta con un helipuerto certificado para uso diurno o nocturno

Susana Asenjo

En verano, Ibiza es el destino de los yates más espectaculares del mundo. Uno de ellos, atracado en el puerto de Ibiza esta semana, es el Areti, un yate de 85 metros de eslora.

Fabricado por el astillero alemán Lurssen en sus instalaciones de Rendsburg, el barco lleva en el agua apenas un año.

El propietario del Areti es el millonario ruso Igor Makarov, dueño también del equipo ciclista profesional Katusha-Alpecin, que participará, a partir de hoy, en la 105ª edición del Tour de Francia.

Igor Makarov llegó a ser miembro del equipo olímpico de ciclismo de la URSS

Este magnate, que llegó a ser miembro del equipo olímpico de ciclismo de la URSS, aprovechó su estancia en la isla para recorrerla con su bicicleta junto a su amigo, el ibicenco, David Figueras.

Para relajarse tras una jornada de ruta ciclista, el barco cuenta con un spa tonificante para los atletas. Diseñado como una instalación deportiva, está atendido por personal especializado en este tipo de instalaciones.

David Figueras e Igor Makarov

El yate puede albergar cómodamente a 18 huéspedes durante la noche en los nueve camarotes, que se distribuyen en dos estancias VIP, y seis dobles.

El dormitorio principal es una de las joyas de la embarcación. Diseñado para salvaguardar la intimidad del propietario, está rodeado de grandes ventanales que dan a un salón al aire libre, un área para comer, una piscina y un spa.

Además de los camarotes de los invitados, el barco dispone de 14 dormitorios para los 27 tripulantes.

En el exterior, el Areti alberga una amplia gama de comodidades que incluyen un bar al aire libre, piscina, jacuzzi o un club de playa con espacio para tomar el sol y relajarse, entre otras.

Otro lujo es el equipamiento con estabilizadores de velocidad cero que impide que el barco se mueva en aguas turbulentas y los dos dos motores diesel MTU de 2.682 hp que le hacen alcanzar una velocidad máxima de 17 nudos y realizar cómodamente cruceros a 15 nudos.

También dispone de un helipuerto certificado para uso diurno o nocturno.

Tras su estancia en Ibiza, el yate se dirigió a Barcelona, y hoy está en Francia, en el puerto de Antibes, desde donde Igor Makarov, seguirá el Tour.

El barco, botado en 2017, estuvo varios días en el puerto de Ibiza desde donde partió hacia Francia
- Publicidad -