El superyate ‘Adastra’ se toma un respiro en Ibiza

No te lo pierdas

Cena de altura para celebrar Sant Ciriac

Una cena en el Sky Bar del OD Talamanca es una toda una experiencia por las espectaculares vistas de...

Un menú especial con la música de José Mora

El restaurante Corso ha preparado una velada muy especial para celebrar Sant Ciriac mañana por la noche. En el...

La unión entre la gastronomía y la elegancia

La unión entre la gastronomía y la elegancia Ir al artículo original
Redacción
Redacciónhttps://www.diariodeibiza.es
Redactor en Diario de Ibiza
Superyate. Valorado en más de once millones de euros y con autonomía suficiente para dar media vuelta al mundo a motor sin repostar, el trimarán ‘Adastra’ descansaba ayer en el puerto, tras cubrir en tan solo nueve días los 6.500 kilómetros que separan Ibiza de la isla caribeña de San Martín. El yate comenzó su viaje alrededor del mundo el pasado octubre.

 Considerado como uno de los yates más impresionantes jamás creados, el ‘Adastra’ atracó ayer en el puerto de Ibiza tras cruzar el Atlántico en apenas nueve días. Una cifra de la que muy pocos capitanes de barco pueden presumir. Y no es de lo único, y es que el superyate, propiedad del magnate naviero multimillonario Anto Marden, además de por su velocidad, es conocido por ser el más eficiente del mundo.
Con una estructura hecha completamente en fibra de carbono y un casco exterior de vidrio y espuma de kevlar, los cinco años que la naviera McConaghy Boats tardó en construirlo en sus instalaciones en China parecen justificar los once millones de euros que el magnate pagó en el año 2012 por el trimarán.

El trimarán ayer en el puerto con Dalt Vila al fondo. CÉSAR NAVARRO
El trimarán ayer en el puerto con Dalt Vila al fondo. CÉSAR NAVARRO

El ‘Adastra’, un prodigio tecnológico, puede controlarse con un iPhone a cincuenta metros de distancia

El ‘Adastra’, capaz de navegar a una velocidad máxima de 22 nudos, equiparable a la que alcanza un trimarán de carreras, logra su punto de mayor eficiencia manteniéndose sobre los diez nudos, velocidad a la cual puede recorrer sin repostar hasta 18.500 kilómetros, una distancia equiparable a casi media vuelta al mundo, lo que explica cómo el yate ha sido capaz de cubrir los 6.500 kilómetros de distancia entre Ibiza y el Caribe en tan solo nueve días.

El superyate a su llegada a Ibiza. PAU FERRAGUT
El superyate a su llegada a Ibiza. PAU FERRAGUT

Y no solo eso, sino que además combina las máximas velocidades con la comodidad y el confort de los cruceros de lujo. Con capacidad para quince personas, nueve invitados y seis tripulantes, todos los camarotes cuentan con sauna y jacuzzi. Un verdadero lujo al alcance de muy pocos que ayer despertó la curiosidad de los viandantes del paseo que vieron su llegada a primera hora de la mañana.

Vista del espectacular megayate atracado en el puerto de Ibiza. CÉSAR NAVARRO
Vista del espectacular megayate atracado en el puerto de Ibiza. CÉSAR NAVARRO

Vuelta al mundo

El yate de lujo partió el pasado mes de octubre de Hong Kong, lugar de residencia habitual de su dueño. Desde entonces ha pasado por los puertos de medio mundo. Fiji, Tahití, Panamá o Colombia son solo algunos de los países que han formado parte de la ruta hasta el momento y que han podido disfrutar de la impresionante estructura de 42 metros de eslora frente a sus costas.

Más artículos de este tipo