Manejar la embarcación de una manera sencilla y fiable es el objetivo de Volvo Penta. Por ello, ha creado el EVC (Electronic Vessel Control) control electrónico de la embarcación, que ya ha llegado a la décima generación. Con este sistema se puede gestionar el barco casi por completo desde las baterías hasta el piloto automático pasando por un multitud de accesorios que contribuyen a mejorar el placer de navegar con la última tecnología.

Como novedad este año se ha lanzado el Easy Connect, una aplicación que permite a los propietarios de embarcaciones acceder a toda la información relacionada con el barco, desde los datos del motor a las rutas o los itinerarios a través del teléfono móvil o una tableta. La aplicación permite comprobar desde cualquier lugar la cantidad de combustible restante, las horas del motor e incluso enviar datos de posibles averías directamente al servicio oficial. Este sistema se puede instalar en motores construidos a partir de 2006.

En esta línea, Volvo Penta desarrolla, fabrica y da servicio a numerosos accesorios y softwares basados en el concepto Easy Boating que ofrece mayor seguridad, confort y control sobre la embarcación.

Entre ellos destacan el Interceptor System, un sistema de trimado simple, seguro y confortable; el Joystick Docking que mejora el manejo de la embarcación con propulsión IPS o el Powertrim Assistant que trima las colas automáticamente dejándolas a la altura óptima para navegar a cada velocidad con lo que se reduce el consumo de combustible. Otro de los sistema es el Sportfish Mode que le permite maniobrar para mejorar la pesca y evitar las burbujas que emiten las colas IPS.

Volvo Penta ofrece una garantía de
24 meses en
los repuestos o accesorios instalados
en un Servicio de la marca

Todos estos accesorios y muchos más están ampliamente detallados en la web de Volvo Penta y en la red de servicios de la marca.

A pesar de la ayuda de estos accesorios, para evitar contratiempos es fundamental recambios originales Volvo Penta en el mantenimiento ya garantizan el funcionamiento al máximo rendimiento del motor.

Además, en el caso de un posible fallo, la marca ofrece una garantía de 12 meses, excepto en el caso de desgaste. Además si esos repuestos o accesorios han sido instalados en un Servicio Volvo Penta, la garantía se duplica hasta los 24 meses y cubre el trabajo.

Destacar que esta marca proporciona un único contacto para la tranquilidad de los clientes y la red de agentes Volvo Penta se encarga del servicio, soporte y garantía de todos los productos.

Por otro lado, Volvo Penta está volcada en el objetivo de convertirse en líder en soluciones energéticas sostenibles, por lo que trabaja en el desarrollo de líneas motrices híbridas y totalmente eléctricas tanto en el segmento marino como en el industrial.