Una oleada de novedades

Ereso destaca la nueva Cap Camarat 9.0 C.C. de Jeanneau y un nuevo motor de Yamaha

Cap Camarat 9.0 CC
Cap Camarat 9.0 CC

Náutica Ereso estuvo presente un año más en el Salón Náutico de Barcelona que, este año, cumplía su 57 aniversario en la ciudad condal.

Paco Costa, copropietario de Náutica Ereso, dio a conocer a los visitantes que se acercaban a los estands de las marcas de las que la empresa ibicenca es importadora desde hace años, los nuevos modelos de Jeanneau, Yamaha, Lomac o Zodiac entre otros. Un año más, las embarcaciones fueraborda del astillero de Jeanneau fueron la punta de lanza de la empresa francesa.

Las novedades

Entre todos los modelos que produce y vende este astillero, este año decidió presentar en el Salón Náutico, y por primera vez en España, la nueva Cap Camarat 9.0. C.C. una embarcación de consola central, homologada a menos de 8 metros de eslora. «Es una embarcación espectacular que los clientes pedían desde hace mucho tiempo», destaca el copropietario de Náutica Ereso. Este barco puede utilizarse tanto como embarcación de recreo diario como para pesca y, además, cuenta con una impresionante cabina interior y un baño independiente que, según Costa, aportan un gran valor añadido a la embarcación.

Paco_Costa_1
Paco Costa

Además, Jeanneau ha hecho un esfuerzo este año y ha logrado trasladar el interés del público centrado en los motores fueraborda a dos embarcaciones de crucero bautizadas como Leader 30 y Leader 33. Por su parte, Yamaha volvió a deslumbrar a los visitantes del salón con su amplia gama de silenciosos motores fueraborda que ofrecen potencias desde los 2,5 caballos hasta los 425 del nuevo y maravilloso XTO Outboard de la casa japonesa, que cubica 5,6 litros y contiene un total de 5 bombas de gasolina. «Este motor ha sido, sin duda, el que ha levantado más expectación. Yamaha ha conseguido el doble de calidad en todas sus piezas», asegura Costa.

Por otro lado, la marca italiana Lomac también quiso demostrar en el Salón Náutico que sus embarcaciones semirrígidas montadas con motores Yamaha son competitivas, tanto en potencia como en precio, gracias a la colaboración que mantiene con la marca japonesa.