Los amantes de la navegación están de enhorabuena porque 2017 cerró el año con casi un 10% más de matriculaciones en España y además 2018 ha empezado con muchas novedades que aportarán una mejor experiencia durante las rutas. Una de las tendencias del sector náutico más destacada es, como en casi todas las industrias existentes, la aplicación de la tecnología y el descubrimiento de innovaciones que permitirán una mayor conectividad, unos barcos más manejables, más seguros y más sostenibles.

Hay que tener respeto por el entorno, ya que sin mar no habría navagantes.
Hay que tener respeto por el entorno, ya que sin mar no habría navagantes.

El respeto y el cuidado por el medio ambiente es, sin duda, un factor muy importante a tener en cuenta en el sector náutico, ya que sin el mar, no existiría. Es por esta razón que las instituciones y también los profesionales, expertos y amantes del sector trabajan y se esfuerzan para trasladar ese respeto a todos los navegantes, pero también para que el uso de la tecnología en las embarcaciones ayude a reducir el impacto en el mar.

Navegar fácilmente

El perfil de navegante actual es más experto sobre el sector.
El perfil de navegante actual es más experto sobre el sector.

Los expertos y amantes del sector, también buscan que, año tras año, los barcos sean más fáciles de manejar y evolucionen de manera que la experiencia sea mejor. Un ejemplo de innovaciónque facilita la navegación es la creación de aplicaciones móviles que permiten convertir un smartphone en una pantalla de navegación a través de la que se pueden controlar los motores, la gestión de la información cartográfica y los servicios en el puerto.

Otra novedad es la incorporación de potabilizadoras de agua dentro de los barcos. Con ello, se puede ahorrar el peso, el tiempo y el coste de tener garrafas de agua a bordo.

Economía colaborativa

Carlo Sanlorenzo, secretario general de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas habla del perfil del navegante y afirma que «hemos notado un fuerte cambio en las tendencias de consumo. Hoy destaca el alquiler, el uso ha desplazado por completo a la actividad» y augura que esta tendencia ha llegado para quedarse.

Las plataformas de economía colaborativa, para que los propietarios intercambien con otros usuarios sus yates o veleros, son los nuevos actores del mercado.