La Comunitat Autònoma de Balears está en la diana de los ciberdelincuentes. Mientras los ciudadanos de a pie somos cada vez más vulnerables por nuestra dependencia a los dispositivos electrónicos, las mafias encuentran en internet su nueva puerta de entrada. Y es que la invasión tecnológica nos afecta a todos, tanto en el ámbito personal como profesional.
Las nuevas aplicaciones y su rápido crecimiento han supuesto numerosas ventajas: tenemos acceso a una fuente de información infinita a cualquiera hora del día, mejora de la productividad industrial, aprovechamiento de los recursos o un mayor aprendizaje…

Las ventajas son numerosas, pero también existen múltiples inconvenientes. El nuevo ecosistema digital ha sido el causante de amenazas silenciosas como son los ataques informáticos y su fraude económico. Nadie está exento de sufrir un ataque porque los estafadores han hecho de internet su lugar de trabajo.

La ciberdelincuencia se ha disparado en las islas, alcanzando 3.876 infracciones penales en un año, lo que supone que casi son 11 ataques al día. Estos datos sitúan a Balears como la tercera provincia de toda España con más delitos a través de internet. La tendencia al alza hace que esta zona se quede trece puntos por encima de la media estatal.

Claves para una compra segura

1 Realice sus compras en páginas que le inspiren confianza.

2 Asegúrese de que en la web aparece identificado el responsable de la tienda online y su ubicación.

3 Compruebe que la tienda online es segura y le proporciona toda la información que necesita
sobre consumo y tratamiento de datos personales.

4 Si le es posible, utilice una tarjeta de uso exclusivo para realizar pagos online.

5 Desconfíe de las ofertas demasiado atractivas, ya que podría estar ante una web fraudulenta.

6 No olvide comprobar que sus dispositivos están configurados correctamente y la conexión a internet es segura antes de proporcionar sus datos personales o sus datos de pago.

7 Nunca envíe dinero en efectivo para completar una compra. Elija con cuidado el medio de pago.

8 Recuerde que los comercios con sellos de confianza ofrecen mayores garantías.

9 Puede desistir de una compra o contrato sin tener que dar explicaciones en los 14 días posteriores.

10 Si desiste o hace uso de la garantía, ello no debe tener coste alguno para usted, y esto incluye los gastos de envío.

En el ámbito provincial, se encuentran a la cabeza Madrid (12.169), Valencia (6.080), Balears (3.876), Alicante (3.737), Sevilla (3.615) y A Coruña (3.521), según recoge el Estudio sobre la Cibercriminalidad en España publicado por el Ministerio del Interior.

Número de denuncias por cibercriminalidad - 2017
Número de denuncias por cibercriminalidad – 2017

La Comunidad Valenciana ocupa el tercer puesto en el ranking de autonomías, con un total de 10.842 delitos denunciados, tras incrementarse un 30% en el último año. Por delante solo se encuentran Andalucía (15.458) y Madrid (12.169). En el extremo opuesto aparecen La Rioja (259), País Vasco (392) y Cataluña (738), las únicas comunidades que se quedan por debajo del millar. Los ataques informáticos cometidos en territorio español por extranjeros alcanzan los casi 6.356 casos denunciados. En el ámbito nacional, en 2017 los delitos ascendieron a 81.307, de los que un 27 por ciento se esclarecieron con la detención de 4.912 personas, tal como se desprende del Estudio sobre la Cibercriminalidad en España.

Delitos más comunes y consejos

‘Phising’
Sea precavido ante los correos que aparentan ser de entidades bancarias o servicios conocidos.
Sospeche si hay errores gramaticales en el texto.
Si el mensaje le obliga a tomar una decisión de manera inminente, es mala señal.
Aplique la ecuación: solicitud de datos bancarios + datos personales = fraude.

Tiendas ‘online’ fraudulentas
No compre en una tienda online si no cuenta con un certificado digital.
Sospeche si no hay comentarios en ningún foro ni referencias en ningún otro lugar en la red.

Estafas en alquileres de casas
Sea precavido ante alquileres a precios muy bajos.
Desconfíe si le sugieren hacer uso de intermediarios.

Falsas ofertas de empleo
Asegúrese de que la información que contiene es coherente.

Fraude online
Su manera de hacerse publicidad es a través de métodos poco convencionales, como por ejemplo mediante mensajes personales.

Sofisticados

Los cibercrímenes incluyen estafas en las compras, delitos sexuales, falsas ofertas de empleo, alquileres fraudulentos de pisos, falsificaciones informáticas y ataques contra el honor y contra la propiedad intelectual, entre otros. Se trata de actividades ilícitas que ya han alcanzado un alto grado de sofisticación y que han obligado al Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) a una continua actualización de medios y recursos para combatirlas y poder asegurar una estructura reforzada en el ámbito de la seguridad.

El Incibe ha lanzado la guía «Compra segura en Internet» desarrollada para promover buenas prácticas que favorezcan la confianza de los internautas a la hora de realizar este tipo de trámites.

Según ha manifestado Ruth García, experta de la Oficina de Seguridad del Internauta, entre los fraudes más usados y menos conocidos se encuentra el phishing, una técnica para obtener información personal y bancaria de los usuarios. Al parecer, los ciberdelincuentes envían mensajes suplantando a una entidad legítima, como puede ser un banco, para engañarles y manipularles a fin de que acaben realizando alguna acción que ponga en peligro sus datos.

Ruth García ha aconsejado a los usuarios ser precavidos ante los correos que aparentan ser de entidades bancarias o servicios conocidos, con mensajes alarmistas o extraños.

Además, entre las irregularidades más comunes están las tiendas online, por lo que hay que llevar cuidado si no se facilita información de la empresa, no cuenta con un certificado digital, los textos están mal redactados u ofrece varias formas de pago y realmente sólo aceptan tarjeta de crédito.

3.896ATAQUES
en Balears

La Comunitat Autònoma ocupa el tercer puesto por número de ciberataques en provincias.

 

También existen múltiples estafas en alquileres de viviendas, por las que hay que sospechar si se detecta que las fotos de la vivienda son copiadas de otra web o si los propietarios residen en el extranjero y por algún motivo no pueden enseñarle el piso en persona. Además, ante las falsas ofertas de empleo, los interesados deben sospechar si la solicitud es recibida por internet sin haberla solicitado o sin haber apuntado su nombre a ningún proceso de notificación de estas características. Según los expertos, se debe dudar sobre la veracidad de determinadas situaciones como en los fraudes online en los que, por ejemplo, se vende un artículo a la venta con un precio muy inferior al valor real del producto y una vez la víctima ha enviado el dinero, el estafador desaparece sin dejar rastro.

Concienciación ciudadana

La Oficina de Seguridad del Internauta ha insistido en que todos debemos estar alerta para no caer en estos engaños. La mejor forma para evitarlos es conocer las técnicas más usadas por los estafadores y ver cuáles son las señales que deben ponernos alerta. Ruth García ha explicado que todavía falta mucha concienciación por parte del usuario y que la mejora manera de poner fin a este tipo de acciones es «ser precavidos y prevenir».

La experta Ruth García pide a los usuarios ser precavidos ante los correos que aparentan ser de bancos o servicios conocidos

Además de los innovadores sistemas de detección de fraudes en circulación, el Incibe también trabaja con la información que les hacen llegar los propios usuarios que han sido víctimas de estos delitos. En cuanto a la procedencia de los estafadores, la experta dice que se están cometiendo numerosas acciones a nivel mundial puesto que «en España hay muchas redes pero se mueven de un país a otro o trabajan en una zona pero físicamente están en otra».

Perfil de las víctimas

La mayoría de las víctimas pertenecen al sexo masculino, tienen entre 26 y 40 años y son objeto, principalmente, de los delitos de fraudes informáticos, amenazas y coacciones y acceso e interceptación ilícita. No obstante, las mujeres superan en porcentaje al sexo masculino cuando se trata de hechos relacionados con los delitos sexuales.