El comienzo de las clases siempre supone un cambio en los hábitos de los escolares que en algunos casos puede provocar ciertos trastornos. FOTO: ISTOCK
El comienzo de las clases siempre supone un cambio en los hábitos de los escolares que en algunos casos puede provocar ciertos trastornos. FOTO: ISTOCK

En ocasiones el regreso a las clases para los más pequeños de la casa puede venir acompañado de ciertos trastornos provocados por el cambio drástico de hábitos de los niños.

En vacaciones es normal aparcar la disciplina, pero luego es necesario aplicar una serie de pautas para que el niño pueda ir sano y feliz a la escuela.

Uno de los trastornos más habituales es causado por la falta de aclimatación y adaptación de los horarios escolares.

Los expertos aconsejan que es necesario un periodo de ajuste a las nuevas rutinas, de como mínimo una semana, y realizarlo de manera progresiva: adelantar la hora de levantarse de la cama, desayuno, higiene personal, acostarse, etc.

La alimentación, la actividad física, las extraescolares, el material escolar, como las mochilas, los dichosos piojos o las vacunas, son aspectos que hay que tener en cuenta todos los inicios de curso. Por eso es fundamental asesorarse por expertos y mantener una serie de protocolos.

Consejos pediátricos

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria al cuidado de la infancia y la adolescencia ha elaborado una serie de consejos que aboga por los hábitos más saludables, que empiezan por el desayuno, «imprescindible para facilitar el rendimiento mental y físico». En este tema, siempre hay que tener en cuenta el menú escolar para preparar las cenas en casa.

La vuelta al cole después de las vacaciones no siempre es fácil

También es importante que el pequeño tenga una preparación anímica. Aunque muchos niños estarán deseando volver a ver a sus amigos, la vuelta al cole después de las vacaciones no siempre es fácil. Deben conocer lo apasionante que es aprender, y la de cosas interesantes que van a descubrir, que despierten su curiosidad.

Preparar con ellos el material escolar, comprar los libros, forrarlos, preparar el uniforme o la ropa escolar, la mochila…
Escucharles, responder a sus preguntas, inquietudes y miedos. Darles confianza y apoyo. Para ellos es un reto y una nueva situación a la que tienen que enfrentarse.

Pisada segura

Con la de horas que pasan fuera de casa, corriendo por el patio, jugando o haciendo ejercicio, es importante tener en cuenta el calzado. Para los más pequeños hay que elegir calzado cómodo y adaptado a su edad. Y los adolescentes o muy deportistas también necesitan calzado para evitar lesiones y ropa cómoda para practicar deporte.

También está bien que ayuden a preparar la ropa y la mochila para el primer día del colegio.

Seguridad en la calle y el coche

A los más pequeños es importante inculcarles desde la edad temprana las normas que ayudan a prevenir accidentes, tanto en casa y la calle, como en la escuela. Es necesario que aprender a circular por la calle, los pasos de peatones, los semáforos, etc., que lleve casco cuando monte en bicicleta, y a los jóvenes que en el coche siempre lleven puesto el cinturón de seguridad.

Sobre estos trastornos y la mejor forma de afrontarlos versará la jornada de salud infantil que el Grupo Policlínica organiza el próximo miércoles a partir de las 17.30 horas en el Club Diario de Ibiza.

- Publicidad -