Inicio Etiquetas Ibiza

Etiqueta: Ibiza

Famosos a la mesa

Los manteles de Ibiza son un gran atractivo para famosos y personajes

Cada vez son más los famosos y personajes que descubren los manjares y sabores de la gastronomía local, que triunfa en cientos de restaurantes de la Milla de Platino, las marinas, el campo, las playas y calas y en los pequeños pueblos con encanto, como Sant Joan y Santa Gertrudis. El prestigio tanto de la cocina tradicional como de los nuevos restaurantes de vanguardia ha traspasado las fronteras de Ibiza y Formentera, que suman a sus atractivos como destino turístico mundial, la restauración y una gastronomía local de primer orden. La irrupción de varios restauradores con estrella Michelin y los proyectos de franquicias internacionales que buscan su escaparate en la isla son una señal inequívoca del auge, cada vez mayor, que ha tomado la cocina ibicenca y sus hermanas internacionales.
Casi un centenar de restaurantes han cambiado de propietarios en los últimos tres años elevando casi siempre la calidad de la oferta. Por ello, famosos deportistas como Cristiano Ronaldo y Messi coinciden en restaurantes espectáculo a donde también acuden Rafa Nadal, Eva Longoria, Mar Flores, Carles Sans, Ángel Nieto, Leonardo DiCaprio, Naomi Campbell, Doutzen Kroes y gente de Ibiza con amigos e invitados.

 

 

Tantas hierbas como gustos

No hay una receta para elaborar unas buenas hierbas ibicencas caseras, el licor que acompaña las digestiones en la isla desde tiempo inmemorial. Hay tantas recetas como casas en las que se elaboran. Solo hay que ir probando hasta encontrar la fórmula que satisface a la lengua y el paladar. La tradición no solo no se ha perdido sino que ha tomado impulso en los últimos años con los talleres de elaboración de hierbas que van surgiendo en diferentes puntos de la isla, como los de las asociaciones de vecinos de Can Tomàs, es Rafal Trobat o es Pratet, o el de la asociación cultural Ses Barsetes de Sant Jordi.

La ‘herba de Sant Ponç’ es una de las habituales. © JOAN COSTA
La ‘herba de Sant Ponç’ es una de las habituales. © JOAN COSTA

«Cada año viene más gente, de Ibiza y de fuera. Vienen a preguntar y se apuntan. En las últimas ediciones hemos tenido varios extranjeros y también muchos jóvenes que quieren seguir manteniendo viva esta tradición», asegura Apol·lònia Barceló, que desde hace cinco años coordina el taller de hierbas ibicencas de Can Tomàs, en Sant Antoni.

¿Cuál es su secreto? Como en las recetas, tampoco hay un secreto único, cada familia tiene el suyo, que en algunos casos ha pasado de generación en generación y que se guarda celosamente. Otros, sin embargo, no dudan en contarlo.

No hay una receta única. Hay tantas recetas de hierbas ibicencas como casas en las que se elaboran

El principio siempre es el mismo. Un paseo por el campo ibicenco en primavera para recoger las hierbas y plantas aromáticas que produce la tierra. ¿Cuántas y cuáles? Aquí empiezan las diferencias, porque ni siquiera hay acuerdo para las supersticiones. Hay quien afirma, como Barceló, que lo habitual es elegir un número de plantas impar, entre siete para las elaboraciones más básicas y hasta 23 para las más complejas. Pero también hay quien apuesta por los números pares, porque en algunas familias de la isla se dice que los impares «dan mala suerte».

La selección de hierbas

Selección de hierbas en el taller celebrado este año por la asociación de vecinos de Can Tomàs. © JOAN COSTA
Selección de hierbas en el taller celebrado este año por la asociación de vecinos de Can Tomàs. © JOAN COSTA

Hay algunas que nunca suelen faltar: tomillo, romero, hierba luisa, manzanilla, ajenjo, ruda, enebro, lavanda, orégano, menta, hinojo, hierbabuena, tomillo macho, eucalipto, salvia, albahaca, laurel… o por sus nombres ibicencos: frígola o farigola, romaní, herballüissa, camamilla, absenta, ruda, ginebre, espígol, orenga, menta, funoll, herba-sana, herba de Sant Ponç, eucaliptus, sàlvia, alfàbega, llorer…

La proporción de cada una depende del gusto del que rellena la botella. «Se trata de encontrar el punto y añadir cada uno lo que más le guste», dice Barceló. Hay quien apuesta decididamente por la frígola como elemento esencial y hay quien prefiere ponerle menos, y otras, como la ruda y la absenta, se suelen incluir en poca cantidad.

No hay acuerdo. Hay quien pone un número impar de hierbas y hay quien prefiere los pares

Una vez seleccionadas las hierbas llegan los aderezos. Lo más común es que el ginebre se ponga con sus bayas, los ginebrons o enebrinas, que aportan un toque amargo; reforzar el dulce con anís estrellado o badiana y matalahúva o anís verd y equilibrar el ácido con unas pieles de limón y naranja y a veces también con las hojas de estos árboles. Otro aliño que puede ayudar a dar cuerpo y color al conjunto son unos granos de café…

Tras echar el anís las hierbas tienen que macerar al menos 15 días. © JOAN COSTA
Tras echar el anís las hierbas tienen que macerar al menos 15 días. © JOAN COSTA

Y después, claro, se rellena la botella con el licor. Hay tres formas de elaborar las hierbas, por destilación, que es como se hacen las industriales, por infusión o por maceración, que es el procedimiento que se utiliza habitualmente en las casas y en los talleres. Una vez se han seleccionado las hierbas y se han introducido en la botella –a ser posible de vidrio transparente y sin color– se llena con anís de buena calidad. Los paladares más golosos pueden usar solo anís dulce, aunque lo normal es emplear una cuarta o quinta parte de anís seco para equilibrar la dulzura de las hierbas. La maceración tiene que durar al menos quince días antes del consumo.

«No se puede decir que sean medicinales, pero, si no se abusa, son estupendas», afirma Barceló

¿Cuándo se elaboran las hierbas? La tradición marca que se tienen que poner a macerar la Nit de Sant Joan, en la medianoche del 23 al 24 de junio, aunque es difícil saber si hacerlo en otra fecha puede alterar el color o el sabor del licor resultante. Pero hay otras cosas que sí pueden hacerlo: «En los últimos años hemos vivido periodos de gran sequía en primavera –explica Barceló– y eso hace que cuando vamos a recogerlas las hierbas están muy secas, lo que puede influir en el color, la textura y el sabor del licor».

El licor de hierbas ibicencas tiene que tener un color dorado o ambarino, con toques entre el amarillo limón y el verde claro, según las plantas empleadas, y la textura debe ser oleosa.

Propiedades digestivas

Cáscara de limón para darle un toque de acidez. © JOAN COSTA
Cáscara de limón para darle un toque de acidez. © JOAN COSTA

Lo natural es consumirlas después de las comidas por su efecto digestivo. Siempre bien frías, ya sea recién sacadas del frigorífico o con uno o dos dados de hielo que le saquen al licor brillos marmóreos.

Las propiedades pueden ser una amalgama de todas las que tienen las plantas que se han utilizado en la maceración, como explica la coordinadora del taller de hierbas de Can Tomàs, la frígola es digestiva, evita los gases y estimula el hígado, el romaní es conocido como tónico y estimulante, la camamilla es digestiva, antivomitiva y antiinflamatoria, el funoll es un tónico estomacal que reduce el colesterol…

El licor tiene que tener un color dorado o ambarino con toques del amarillo limón al verde

¿El licor de hierbas es medicinal? Barceló ríe ante la pregunta: «Podría ser una versión del aigua de totbosc, la infusión que se utilizaba antaño en los hogares pitiusos para estar a salvo de la gripe y los resfriados, pero tampoco hay que exagerar… Si no se abusa, son estupendas».

Lo que está claro es que después de un suculento bullit de peix o de un buen sofrit pagès, una copa de licor de hierbas no solo ayuda a la digestión sino que desata la lengua y anima la tertulia de sobremesa.

Protegidas desde 1997

Hierbas preparadas para echar el licor. © JOAN COSTA
Hierbas preparadas para echar el licor. © JOAN COSTA
La denominación geográfica Herbes Eivissenques evita la competencia desleal y garantiza la calidad

El licor de hierbas fue reconocido con la denominación geográfica protegida Herbes Eivissenques por el Govern balear en 1997, que gestiona el Consell de Ibiza. Aunque las hierbas elaboradas en casa no pueden aspirar a este reconocimiento, sí sirve para proteger el nombre geográfico, evitar la competencia desleal y garantizar la calidad de los licores que se elaboran en la isla.

El reglamento define el licor como una «bebida espirituosa anisada obtenida básicamente por la extracción de aromas de diversas plantas procedentes de la zona de elaboración», marca las formas de producirlo: destilación, infusión o maceración, y señala sus características, entre ellas que debe tener una graduación alcohólica entre el 24 y el 38%, un contenido en azúcar máximo de 250 g/l y una densidad inferior a 1,18 g/ml.

La historia dice que la primera industria elaboradora de hierbas nació a finales del siglo XIX en Formentera. En esa época Juan Marí Mayans solía hacer viajes con su llaüt entre las Pitiusas y Barcelona para mercadear con algunos productos. En uno de sus viajes se trajo un alambique y tras estudiar diferentes recetas y fórmulas empezó a producir licor de hierbas en Formentera, para trasladar después la primera fábrica a Ibiza de Hierbas Marí Mayans.

Gastronomía & Restauración

[td_block_big_grid_9 td_grid_style=”td-grid-style-4″ post_ids=”14541,14482,14496,14557″ sort=”random_posts”]
[td_block_22 custom_title=”” post_ids=”14482,14485,14493,14496,14505,14508,14511,14514,14529,14538,14541,14557,14559,14590,14612,14615,14642,14661,14692,14731″ sort=”random_posts” limit=”25″]
- Publicidad -
[td_block_big_grid_9 td_grid_style=”td-grid-style-4″ post_ids=”14559,14615,14529,14590″]
[vc_custom_heading text=”Sabores propios como atractivo turístico” font_container=”tag:h2|text_align:left|color:%23ffffff” google_fonts=”font_family:PT%20Serif%3Aregular%2Citalic%2C700%2C700italic|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal” css=”.vc_custom_1470074508386{margin-right: 10px !important;margin-left: 10px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 15px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 15px !important;background-color: #ffd635 !important;border-radius: 20px !important;}” link=”|||”]

Casi una treintena de restaurantes lucen el distintivo ‘Sabors d’Eivissa’ que garantiza el uso de productos locales.

Vicent Torres en la presentación de productos con el sello ‘Sabors d’Eivissa’
Vicent Torres en la presentación de productos con el sello ‘Sabors d’Eivissa’

El Consell de Eivissa continúa en su firme apuesta por poner en valor los productos y la gastronomía propios de Ibiza. Ya son 29 los restaurantes que se han sumado al sello ‘Sabors d’Eivissa’,  que garantiza el uso de alimentos del mar y la tierra de la isla en sus cocinas.
El presidente del Consell, Vicent Torres, afirma: «La gastronomía de Ibiza es uno de los mejores atractivos que puede ofrecer la isla a los visitantes. Su promoción tiene repercusiones positivas sobre la oferta turística, el sector restaurador, el comercio y los sectores primarios y agroalimentarios de la isla. Del mar y de la tierra salen las mejores cosas que tenemos en Ibiza, y hacen posible una gastronomía de una calidad única».

Una gran variedad de pescados locales
Una gran variedad de pescados locales

A la hora de comprar, los clientes pueden conocer la procedencia de los productos con el sello ‘Sabors d’Eivissa’. En el mes de junio, el Consell añadió la gamba roja, el escamarlà y el peix fort a la amplia lista de pescados capturados en aguas ibicencas y distribuidos bajo el distintivo de Peix Nostrum.
Para continuar con su compromiso de proteger los productos y cocina local, el Consell ha impulsado catas de aceites, ha participado en las ferias Alimentaria de Barcelona y Madrid Fusión y ha organizado del I Foro de Gastronomía de Eivissa, dentro de las jornadas gastronómicas #IbizaSabor16.

[td_block_big_grid_slide td_grid_style=”td-grid-style-4″ post_ids=”14675,14508,14578,14719,14469,14453,14635,14638″ sort=”random_posts” autoplay=”8″ limit=”8″]
[td_block_24 custom_title=”” post_ids=”14658,14704,14502,14749,14520,14517,14497,14675,14478,14578,14767,14719,14526,14562,14469,14524,14453,14635,14638,14532,14547,14625,14499,14688,14739,14713,14536,14669,14734,14763,14702,” sort=”random_posts” limit=”35″]
[td_block_5 custom_title=”” post_ids=”14698,14721,14545,14747,14666,14601,14617,14581,14608,14716,14573,14654,14755,14757,14628,14706,14576,14711,14567,14681,14727,14632,14765,14621,14678,14569,14476,14672,14474,14741,14753,14554,14520,14551,14749,14729″ sort=”random_posts” limit=”40″]

Heladería Los valencianos. Helados artesanales con el sello de calidad de Ibiza

Desde 1933 lleva esta mítica heladería dando pequeños y refrescantes respiros a los viandantes que caminan sin rumbo por el paseo del puerto de Ibiza.
Enclavada en una zona privilegiada, que mezcla la exclusividad de los superyates con  los tradicionales puestos artesanales de Vila, su terraza forma ya parte de la identidad de la isla. Además de los helados, granizados, cafés, batidos y gofres son otras de las opciones para aquellos que no encuentran lo que buscan entre los más de setenta sabores de helado artesanal de Los Valencianos.

Sheila Márquez, modelo. «Me gusta ver cómo los diseñadores Adlib no siguen tendencia»

A Sheila Márquez siempre le interesó el mundo de la moda. Fue en Londres donde Mario Testino se fijó en ella, y ahí empezó todo. Ha desfilado para Gucci, Balenciaga, Louis Vuitton o YSL, además de ser la imagen de firmas como DKNY o Alessandro dell’Acqua. Vive en Nueva York, desde donde aterrizó en Ibiza para participar en la última edición de la Moda Adlib.

—Has desfilado en las principales pasarelas de Nueva York y París para las mejores firmas del mundo, ¿cómo valoras tu paso por la Moda Adlib, en Ibiza?
—Ha sido un placer, una pasarela mucho más tranquila con participantes muy alegres, ¡lo que hace vivir en un clima estupendo!

—¿Se vive de forma muy diferente?
—Sí, es bastante diferente. La pasarela internacional es más intensa, dura varias semanas y cada diseñador presenta su colección en un lugar diferente.

—¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de esta pasarela?
—La tranquilidad, alegría de todo el mundo y muy buena organización.

—¿Qué es lo que más te gusta de la Moda Adlib?
—Cómo los diseñadores no siguen tendencia y se atreven con lo que realmente quieren crear respetando su propio estilo.

—¿Cómo se ve este estilo de moda desde el exterior?
—Hay mucha gente importante en el mundo de la moda internacional que vive en Ibiza o la visita frecuentemente, con lo que creo que es una influencia importante. Beachwear elevado a otro nivel.

—¿A qué diseñador destacarías de esta pasarela?
—World Family Ibiza. Creo que tienen un concepto creado muy particular, me encanta el marketing como familia al completo.

—¿Habías visitado antes la isla?
—En un par de ocasiones. Por trabajo y vacaciones. Solo he experimentado el lado tranquilo de la isla, lo creas o no, nunca he salido de fiesta en Ibiza.

—¿Con qué te quedas de este viaje a la isla?
—Sardinas y langostinos en un chiringuito con chapuzón en el mar. Las pequeñas cosas.

—¿Alguna anécdota que contar?
—El desfile dura una hora, así que desde que abrí el desfile hasta que llegó el momento de cerrarlo pude ver a todo el mundo correr y ultimar para que todo saliese a tiempo. Normalmente no puedo ver esa parte de un desfile.

—¿En qué proyecto estás trabajando en la actualidad?
—De momento dos proyectos que tengo en secreto pero relacionados con la moda.

 

Lorena Sánchez, mejor diseñadora del concurso para jóvenes Ad Talent

La ganadora, con dos modelos.
La ganadora, con dos modelos.

La mallorquina Lorena Sánchez fue la ganadora del I Concurso de Moda de Talentos de Balears ‘Ad Talent’, celebrado el 9 de junio en el marco de la pasarela de Moda Adlib.

Nueve jóvenes diseñadoras desfilaron en el evento, cuyo punto de partida era la artesanía balear.

Emocionada, la joven Lorena Sánchez (21 años recién cumplidos) no pudo contener las lágrimas cuando supo que había ganado el certamen.

¿Su inspiración para esta ocasión? Los llaüts mallorquines y las trenzas de los senallons, que plasmó a la perfección en cuatro diseños que entusiasmaron al jurado, presidido por Juanjo Oliva. Precisamente este reconocido diseñador permitirá a Lorena Sánchez realizar prácticas en su estudio, uno de los premios del Ad Talent junto a los 2.000 euros que la joven diseñadora afirmó invertirá en su proyecto de fin de carrera.

Uno de los desfiles al aire libre.
Uno de los desfiles al aire libre.

La Sala Capitular del Ayuntamiento de Eivissa y la Plaça de Espanya fueron los escenarios del certamen, en el que también desfilaron las mallorquinas Andrea Estarellas, Ángela Vallori, Esperança Martínez, Lorena Torres, Patricia Perales y Sara Negre, y las ibicencas Jéssica Torres, Marianela Martín y Raquel Espada.

Asistieron a los desfiles la actriz María León, la top Almudena Ferández y personajes como Carmen Lomana, Jesús Mariñas y Carlos Martorell.

ELI ROJAS, DJ. «Las DJs estamos evolucionando»

DJ. Entró en la música por accidente pero llevaba dentro los genes familiares y salieron a flote a ritmo de reggae. La radio le descubrió que la música podía ser su camino y echó a andar a ritmo de reggae, bossa nova, jazz y blues hasta encontrase con el ‘house’ en su residencia de BMI. Como latina quiere estar guapa y dar un toque de atención al protagonista final, la música. Bebe de los ritmos de Bob Marley y fusiona house con funky y reggae en busca de un nuevo sonido. Sueña con un mundo mejor, casi imposible incluso en un sueño, y quiere dejar huella.

—¿Porque hay tan pocas mujeres DJ?
—Porque estamos empezando, arrancando. El hombre ha llevado la bandera ante todo y luego hemos llegado nosotras detrás.

—Si echamos un vistazo a las vallas por cada 100 DJs hay una chica. ¿Esta proporción es real?
—Desde que llegué a Ibiza  he visto más chicas DJs que antes, creo que hemos evolucionado de una manera natural,  las chicas se están integrando en cada fiesta. Nos encantaría que en un futuro hubiera más igualdad. Que yo sea la única    DJ residente  en Blue Marlin Ibiza ha sido un punto a favor para todas las chicas. Es bueno que en cada lugar haya una sello femenino o una cara femenina de la música.

Eli Rojas. FOTO RUBÉN E. IBÁÑEZ.
Eli Rojas. FOTO RUBÉN E. IBÁÑEZ.

—¿La electrónica no es música de mujeres?
—La música es de todos, he tenido la oportunidad de pinchar con chicas que son muy buenas productoras y muy buenas DJs. Desde que estoy en la música  me siento orgullosa de ver que hay más talento  femenino y bien respaldado. Una chica siempre llevará la delantera en cuestiones físico, look y fotos ya que  hay muchos DJs a los que no les gusta hacerse fotos, van con una camisa negra y no les interesa su outfit.  La mujer pone ese puntito que decora el lugar física y musicalmente, es bonito ver a una chica pinchar.

—¿La mujer cuida más la estética, la moda y su presentación?
—Está en nuestro ADN, somos coquetas por naturaleza, queremos estar guapas en todo momento es algo natural. He visto albums y muchas fotografías de chicas DJs y todas salen preciosas, no he visto  una DJ fea. No sé si son celos, machismo o el ‘postureo’ propio de las mujeres pero cada vez están mejor.

—Maya James Cole es posiblemente la DJ más importante en el momento junto a Nina Kraviz, ¿Las ve a la altura de cualquier DJ  importante de la electrónica?
—Están a la misma altura, lo he visto en DC10, hay muchas DJs, poderosas, con mucha fuerza e igual que los hombres. La diferencia vital es que las mujeres lo hacen con amor, con el corazón y eso marca un punto de diferencia que gusta.

—¿Y qué diferencia hay básicamente en la forma de pinchar de un hombre o una mujer? Si la hay.
—Siempre hablan de la técnica, se pelean porque parece que para ser un DJ respetable debes pinchar solo vinilos y los demás no son DJs. Estamos evolucionando  y vienen cosas nuevas, si quieres seguir con esa cultura es fantástico y lo apoyo. Pinchar  en vinilo está bien pero también hay otras técnicas muy válidas y buenas, yo pincho con Traktor, he pinchado con CD,  y otras cosas, pero me quedo me quedo con Traktor

—¿Por qué Traktor?
—Para mi es mucho más bonito mezclar dos canciones y hacer otra canción que  mezclarlo con vinilo o el Master. Es la técnica que uso, de look a look,  y es fantástico. Estoy orgullosa de pinchar con Traktor, puedo ir a cualquier fiesta y funcionar.

—¿Quizá  la mujer tiene más sensibilidad para la música que el hombre en ciertos aspectos como la melodía?
—Aunque pongan las misma música la chica lo pinchará de una manera más melódica, sin embargo cuando el lado femenino y masculino se combinan hacen una fiesta fantástica.

—¿Cómo se metió a DJ?
—La música me llevó a hacerlo, había estudiado diseño de moda y arte pero no me había planteado hacer nada con la música. Soy de Cali y he vivido en Costa Rica y en otros países tropicales donde la música impera. Cuando provienes de una familia musical o tu padre es músico, como mi caso, siempre conectas y si te gusta o llevas la música dentro tarde o temprano sale a flote. Un día me invitaron a un programa de radio para hablar de reggae y me gustó la experiencia, entonces pensé que había encontrado algo que me gustaba realmente.

—¿Pero no todo el mundo vale?
—Todo el mundo puede cantar, bailar o ser DJ, puedes elegir tu música y si tienes talento y oído podrás trabajar en ello. Todos podemos bailar o cantar pero eso n0 significa que logres triunfar. En cada lugar encuentras músicos y gente de música, si te gusta la música y te interesa de verdad conectas enseguida.

—¿Cómo empezó?
— Pinchando en el ‘Reggaebar’  tocando reggae, reggaedau y, luego hice un programa en Radio Sónica y logré mi residencia con Blue Marlín Ibiza con música étnica, reggae, bossa nova, blues y jazz. Ahí nació Eli Rojas, luego me invitaron a la Fiesta de Playboy  y comencé con el house music. Fue como una evolución a fuego lento y ya llevo cinco años con música electrónica.

—¿Y cómo es su fiesta?
—Es una fiesta perfecta, los lunes invito a todas las DJs locales que conozco, amigos y colegas que me han invitado antes a sus chiringuitos. Es bueno compartir música con otras chicas. Me siento pionera en este aspecto y tengo una misión: Que las chicas pinchen en los lugares más bonitos de la isla.

—¿Con qué tipo de música se identifica más?
—La oportunidad que da el house es que puedo mezclarlo con funky,  soul, reggae, salsa, música étnica o africana y con casi todo. Lo que más me gusta es el deep house  y tech house. El reggae es mi punto fuerte, me encanta fusionarlo con house y crear un nuevo sonido para producirlo.

—¿Qué DJ le ha influenciado y con quién le gustaría trabajar?
—Me gustan y admiro a muchos, valoro a los DJs que  son también  buenos productores. Me encantan los Martinez Brothers, en cierta forma me ha inspirado su forma de hacer música y su directo pero mi ídolo será siempre Bob Marley.

—¿Moda y música van cada vez más de la mano?
—Depende de la persona aunque al final todos queremos vernos bien y que les guste nuestra música, que es la protagonista final. Hay quien utiliza gorras, gafas o accesorios para verse mejor, pero estás más guapo cuando pinchas bien. Los chicos lo tienen más fácil, las chicas tenemos que pensar en dar buen espectáculo y ofrecer buena música, pero también sentirnos bien. Soy latina con un punto de chica europea,  a las latinas nos encanta el brillo, la purpurina y el bling bling.  Está en nuestro ADN.

—¿Con qué sueña Eli Rojas?
—Sueño con un mundo en paz y feliz, que la gente haga lo que le guste con amor. Sueño con la libertad, que los niños tengan lo mínimo para sobrevivir y crecer. El amor es muy importante pero no habrá paz si sobra racismo, envidia y celos. Me gustaría ser alcaldesa de mi ciudad para mejorarla y hacer algo para que me recuerden.

Richie Hawtin, ‘Dj’, productor y bodeguero de sake: «Cuando llegué a Japón me pareció estar en otro planeta y descubrí el sake»

Richie Hawtin, uno de los mejores dj de música electrónica del momento, relata su experiencia japonesa, cómo descubrió  el sake, el sushi y los izakayas (bares). Cree que existe un gran paralelismo entre música y gastronomía en el aspecto creativo, el marketing y lo puramente económico, con los que se puede interactuar.

—Usted es un amante de la gastronomía y en especial de la japonesa. ¿Cómo lo explica?
—A todos nos gusta comer. Recuerdo los primeros viajes como dj en los que no importaba donde comía, sólo quería llegar al concierto y tocar. No había mucho tiempo, ni dinero, y era sólo un niño. No conocía las diferencias entre ciudades y cultura. Fui creciendo y aprendí a viajar, a entender que una de las maneras más rápidas y más interesantes de conocer la cultura local era probando la cocina del lugar. Así comenzó mi aventura con los alimentos.

—¿Dónde nació su interés por la cultura culinaria japonesa?
—En Europa la comida sigue conectada más a nuestra cultura europea y americana, pero cuando llegué a Japón, me pareció estar en otro planeta y quise empaparme de todo porque en los  90 ya era posible encontrar sushi fuera de Japón, pero para un chaval de Detroit, que nunca había tenido la experiencia de comer sushi de verdad, fue alucinante. Luego fui a la lonja a probar pescado fresco y sake y me entusiasmé con la idea.

—¿Qué relación hay entre la gastronomía y la música electrónica?
—Me gusta la música electrónica porque es un reto, hay que seguir adelante con algo fresco, siempre hay una nueva canción, un nuevo productor de vanguardia … algo que hace que sea emocionante. Eso es la comida para mí, también. Desde el primer momento todo fue emocionante, nuevo y fresco en Japón. Los gustos, los colores, los rituales eran nuevos y diferentes, como en la música.

—¿Qué fue lo primero que comió en su aterrizaje nipón?
—Sushi de salmón y de atún, en un bar. Los bares de sushi son muy pequeños, de madera, minimalistas y muy atractivos. Los sushiman son muy orgullosos, profesionales y sofisticados. Los músicos y artistas se sienten atraídos por una buena cocina, ahora más que nunca. Es increíble ver como los cocineros juntan unos ingredientes y hacen algo único. Lo mismo que los dj hacemos con las canciones lo encontré en la industria del sake.

—¿A qué le supo el sake la primera vez que lo descubrió?
—Estaba pasando el rato con mis amigos en Tokio buscando comida local en los izakaya  (locales de reunión de amigos) donde venden sushi, carne a la parrilla y tempura. Mis colegas pidieron una cerveza japonesa, pero a mí nunca me ha gustado le cerveza, así que seguí su recomendación y opté por el sake. Desde el primer trago me enamoré del sake. Me encantó el sabor, el color, su pureza, las tacitas para tomarlo y me llamó la atención que todo el mundo empezó a servirme. No recuerdo nada parecido en ninguna otra cultura del beber. Me encantó esa sensación de beber  en comuna. El sake me ha dado hermosos recuerdos.

—¿Así que decidió entrar en el mundo del sake?
—Llevó mucho tiempo. Necesité casi diez años de viajar por Japón y disfrutar del sake. Hice un  curso de cinco días, aprendí historia, costumbres y gastronomía, la forma en que se mide el sake, los cuencos de arroz en forma de moneda en los primeros días. Aluciné con todo y  hablaban de familias y grupos, de su gustos y sus propias identidades. También del paso de una generación a otra y de que el consumo se estaba hundiendo. A principios de 1990,  y pese a ser una industria muy creativa, estaba en decadencia y necesitaba gente que la ayudara y la llevara por todo el mundo. Fue como escuchar a alguien hablándome de la industria discográfica.

—¿Le paso algo similar con la música?
—En los años 90 queríamos hacer nuestro propio estilo de techno, nadie creyó en nuestra idea, así que tuvimos que hacerlo nosotros mismos. Nos vimos obligados a hacer las canciones, aprender el proceso y enviarlas a todo el mundo. Este enfoque es exactamente igual que la industria del sake, por lo que entendí que había un paralelismo. Podía aplicar mis conocimientos de la industria discográfica en ésta para ayudarles. Me encantaba la bebida y la creatividad, siempre he sido bueno en empaquetar cosas y hacerlas atractivas. Podía hacer con el sake lo mismo que haces con un buen álbum, necesitas una gran cubierta, marketing y dejar que la gente escuche.

—Y ahora tiene socios en bodegas de Japón con los que produce sake…
—Ibiza es la clave de todo el desarrollo del proyecto. Yo tenía la idea de volver a Berlín abrir un pequeño bar de sake, pero no estoy nunca allí. Entonces pensé en ‘Enter’ y comenzamos a desarrollar la idea en Space con una barra de sake. El primer año tuvimos una edición especial de sake y cerveza, el segundo año tuvimos sólo tres ediciones especiales de la fábrica de cerveza. Cada vez que voy a Japón visito las fábricas y me animó más.

—¿Qué objetivo persigue?
Mi principal objetivo es simple: sólo quiero poner una buena causa encima de  la mesa y obtener una experiencia correcta.

—Le gusta la comida japonesa,  su cultura, su arquitectura…Justo todo lo contrario de su Detroit natal.
—Suena contradictorio, pero la música que realmente me gusta, es la música que hago, soy un tipo minimalista. La cultura japonesa, la belleza de la creación de sushi o ver a un maestro haciendo tempura con sus movimientos especiales sólo para lograr la perfección, se asimila a lo que quiero encontrar en la música: la sencillez de la perfección..

—Pero la cocina europea también es minimalista y se parece cada vez más a la oriental
—La revolución de los alimentos que ha habido en la última década es increíble y las combinaciones platos y recetas son muy creativas. Los hermanos Adrià combinan ciencia y locura, los chefs vascos también hacen una cocina evolutiva. Para mí es la misma sensación que cuando la gente escucha uno de mis temas.  La pureza y la sensación que la buena música te da es como una cena increíble y si lo juntas todo tienes un momento sublime.

—¿Qué opina de la cocina española?
—Soy un fan de la cocina española, porque es también simple. Los pimientos de Padrón con aceite, ajo, y sal, fritos rápidamente son una delicia. Puedes catar la esencia de la comida. La dorada a la sal es un plato perfecto, se quita la sal y el pescado está en su punto. La navajas y los percebes también son platos que tienen un equilibrio y un refinamiento fantástico.

—¿Qué me dice de las gambas ibicencas o e la langosta de Formentera?
—Para mí lo mejor son los tomates, tienen una acidez increíble… Y las patatas, y las cebollas.

—¿Por qué hay tantos ‘chefs’ famosos ahora en las islas
—¿Por qué están los dj aquí?  Los chefs vienen por exactamente la misma razón que los dj. Hay una oportunidad creativa, es un cruce de caminos, de culturas, de personas y de edades. La gente viene a buscar experiencias nuevas que contar a la vuelta a casa. A vivir una experiencia con Adrià o a escuchar el mejor dj del mundo. Eso no lo tienen en casa. Para alguien creativo, Ibiza es el lugar ideal para desarrollar su talento.

—¿Cuál es su lugar favorito en  el mundo?
—Kyoto. Es una hermosa ciudad llena de cultura, gastronomía y amor. También me gusta Buenos Aires, me encanta su cocina y el espíritu de la gente, la pasión y la calidez. Y Nueva York, porque es un crisol de culturas. que ofrece todas las posibilidades.

- Publicidad -