Conectar las luces, encender electrodomésticos, activar la alarma y muchas otras opciones más gracias a los sistemas de domótica.
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

La domótica es el futuro en el ámbito del hogar. Esta automatización de los equipos y sistemas de una vivienda mejora la calidad de vida de sus habitantes y, además, reduce en más de un 10% el consumo de energía en el hogar. Comodidad, seguridad, ahorro y comunicación son algunos de los pilares del éxito de esta revolución tecnológica cada vez más presente en los hogares.

Mediante la domótica existe un mayor confort ya que el usuario no solo puede apagar o encender las luces o subir y bajar las persianas de forma automática sino que, además, lo puede hacer a distancia, desde el teléfono móvil y solo activando un botón.

Automatizar el encendido de luces y bajada de las persianas en un horario determinado o detectar la presencia de personas en las diferentes estancias para el encendido o apagado de los sistemas de climatización e iluminación derivan en un descenso del consumo de electricidad.

La domótica permite, incluso, que los toldos se bajen cuando las condiciones climáticas exteriores así lo requieran, y recibir avisos en casos de averías o inundaciones.

En el ámbito de la seguridad, es un plus a tener en cuenta poder ver lo que está ocurriendo en nuestro hogar desde el teléfono móvil, si previamente se han instalado cámaras de seguridad interiores o exteriores, y poder activar la alarma a distancia.

Desde el teléfono móvil es posible controlar los sistemas del hogar.

Encender o apagar la televisión, subir el volumen del equipo de música o iluminar ciertas estancias de la vivienda a pesar de que no haya nadie dentro también pueden ser opciones interesantes a la hora de velar por la seguridad en el hogar.

Pero este tipo de sistemas no quedan ahí, sino que posibilitan incluso desviar el videoportero de la vivienda al móvil, hablar con la persona que está llamando e incluso abrirle la puerta.

El ahorro también va dirigido al consumo de agua, mediante control inteligente de riego de los jardines que se ponen en marcha solo cuando es necesario, dan aviso en caso de inundación y cortan el suministro.

La domótica también permite conocer el coste de cada acción o decisión que se tome, además de detectar el mal funcionamiento de los equipos instalados en la vivienda.

Los sistemas de domótica se adaptan a las características de cada vivienda y las necesidades de sus propietarios, y son altamente interesantes para las primeras viviendas pero también para casas de vacaciones, dada la eficacia de su control a distancia.

Cada vez más empresas se están especializando en este sector, una oportunidad