Hay bodas… y bodas. Están las que pasan sin más, como un día especial para los novios y sus más allegados, y aquellas que dejan una huella imborrable entre todos los invitados. Invisa Figueral Resort quiere brindar a sus parejas una experiencia increíble, que vaya más allá del enlace, buscando emocionar en cada instante a todos los asistentes al evento. Por ello, Invisa Hotel Club Cala Blanca es el lugar escogido por muchos novios para dar el gran paso, ya que permite celebrar una boda a medida en un escenario privilegiado: sobre la playa d’es Figueral. Ceremonia, cóctel, banquete y fiesta posterior se organizan al gusto de los novios, ofreciendo diversos espacios para adaptarse a cada momento del día. Y, por supuesto, para sorprender.

El marco perfecto para una celebración personalizada. fotos Invisa hoteles

El marco perfecto para una celebración personalizada. fotos Invisa hoteles. Los enamorados suelen preferir celebrar la ceremonia al aire libre, con unas vistas que funden la belleza de la abrupta naturaleza de la tierra y la calma que transmite el mar. En el cóctel, el mundo se resume en estaciones gastronómicas con guiños a Asia, el Mediterráneo y México. Y en el banquete el protagonismo se lo llevan los mejores productos locales elaborados en diferentes estilos, aportando versiones modernas a la rica gastronomía ibicenca.

Escenarios que se adaptan a cada momento del día.

Escenarios que se adaptan a cada momento del día.La decoración suele ser otra de las preocupaciones. Un equipo de colaboradores profesionales asesora y acompaña a las parejas para vestir cada espacio a su antojo, utilizando piezas de decoración únicas que crean una atmósfera especial en cada rincón: desde la piscina hasta la zona Buda Chill Out, pasando por los salones interiores y la recepción de invitados.