Es época de encontrar un momento para ver a amigos y familiares. Sin duda, no hay mejor excusa para reunirse alrededor de una mesa y disfrutar de un buen plato.

En ese aspecto, Cala Bonita lo tiene todo. El restaurante está ubicado en un entorno único, en plena playa de s’Estanyol y a pocos minutos del centro de Ibiza.

Los platos se elaboran con productos de calidad.

Desde ahí, Pau Barba, su chef y también propietario de Can Domo, y Brian Olocco se encargan de crear y preparar platos únicos con producto de calidad y mucho sabor ibicenco.

Pescados al horno o a la parrilla de carbón comparten mesa con el canelón trufado cien por cien artesano y su lubina al aceite de hierbas frescas, un plato ideal para compartir entre dos personas.

Arroz seco servido para una persona. Fotos: Sergio G. Cañizares

En la carta también destaca su especialidad: arroces servidos para una única persona, característica que hace de Cala Bonita uno de los pocos restaurantes donde poder ir solo a degustar un plato de arroz seco recién hecho.

Gracias a su terraza orientada al mar, Cala Bonita permite disfrutar de un rato agradable rodeado de naturaleza y buena comida.

Estas fiestas, el restaurante permanecerá abierto todos los días salvo el 24 y 25 de diciembre y sus días de descanso semanal (martes y miércoles).

- Publicidad -