- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

La 44 edición de la pasarela Adlib se celebró el pasado sábado día 6 en el Recinto Ferial con un rotundo éxito de asistencia (cerca de 1.500 personas) y una gran calidad en los diseños que presentaron los 18 diseñadores que participaron en el desfile. Organizado por Fecoef, la empresa pública que gestiona el Recinto Ferial del Consell de Ibiza, el montaje contó con una pantalla LED de 30 metros cuadrados, 102 focos y 104.000 vatios de potencia de iluminación. La pasarela era de 24 metros de largo, sobre casi 200 metros cuadrados de estructura; en el montaje participaron 64 personas, y durante la pasarela hubo 43 personas en la producción y 28 en maquillaje, peluquería y backstage.
La Pasarela estaba abierta al público, con entrada libre y fue cibierta por cerca de 60 medios de comunicación (locales, nacionales, especializados, free-lance, agencias y bloggers) con cerca de un centenar de profesionales que se acreditaron para cubrir el evento.
La modelo Laura Sánchez, presentadora del evento, dio paso a un espectáculo performance de homenaje a la diosa Tanit, que fue el punto de partida al desfile cuyo vestuario correspondió a World Family Ibiza, marca que arrancó la pasarela de modelos con una colección de clara inspiración western y folk, con mucho volante, encaje y color. Este primer desfile protagonizó una de las anecdótas de la pasarela al contar con la participación de dos mujeres vestidas de payesas.
Cristina Astruc se decantó por  prendas versátiles, divertidas y provocativas con la piel como material noble. Tanit Jeans Ibiza lanzó su colección con un claro toque al verano ibicenco pero con un guiño a las tradiciones españolas y con el denim o tejano como principal tejido. Ivanna Mestres presentó una colección de prendas elegantes y sofisticadas con un fuerte predominio del folclore. La única firma dedicada a los hombres íntegramente, BSF Men Ibiza, presentó una colección básica en algodón con colores naturales como el marfil, arena o carbón.
Por su parte, los diseños de Beatrice San Francisco (a la venta en Ibiza Das) mostraron su maestría con el punto en tonos de naturaleza con tres temáticas: natura-étnico, sexy y para bodas y celebraciones. Virginia Vald presentó una arriesgada propuesta a base de piezas únicas, bordadas cuidadosamente a mano en diferentes versiones y estilos.
Los alumnos de la escuela de Arts i Oficis pusieron la nota original con unos diseños inspirados en los estanques salineros, pura esencia de la isla. Rebeca Ramis presentó una colección en la que conjugó lo ibicenco y lo africano, con predominio del color blanco. Vintage Ibiza apostó por los colores alegres claros y en motivos florales con unos tejidos con claros aires de libertad. Morochaibiza presentó una colección con tonos bucólicos color pastel inspirada en la Ibiza hippy. Luisa Tur ofreció una selección de vestidos muy ibicencos, luminosos y femeninos. Dira Moda presentó una colección de vestidos de novia con inspiración vintage.


Por su parte, Tony Bonet se inspiró en las contradicciones y contrastes de la isla para presentar una colección de algodones, tules y encajes de algodón. Sus diseños vinieron vestidos por las siempre espectaculares joyas de Elisa Pomar, que reinterpretan las joyas ibicencas. Ibimoda se decantó por vestidos frágiles, ingrávidos y transparentes reflejo de un espíritu indomable y atrevido. Y para cerrar el desfile, Piluca Bayarri apostó por las nuevas tendencias, más sexys que nunca, con atrevidas transparencias. El evento lo cerró la cantante Vanesa Klein, que ofreció  su chorro de voz a un público entregado.
El público acogió con agrado esta edición de la Pasarela Adlib, más abierta a los ciudadanos, con una gran variedad de diseños y unas propuestas muy innovadoras.  El día anterior, el concurso de Jóvenes Diseñadores de Balears fue la antesala perfecta para una Pasarela. Este año, la  colección de Cristina López (Gijón, 1995) fue la ganadora del concurso , celebrado  en el claustro del Ayuntamiento.