- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

El meló eriçó atrae por su forma redonda y achatada, cautiva por su olor y enamora por su sabor. Un bocado de este variedad tradicional evoca a las Pitiüses más auténticas y traslada a quien lo prueba al paraíso. Su exquisitez es efímera, ya que su producción se limita a julio y agosto. Para dar a conocer este melón, el grupo de Acción Local Leader presentó el pasado 11 de julio, en la finca ecológica Cas Secorrat (en Buscastell), un proyecto piloto para evaluar la aptitud de este producto para su uso en la restauración. Desde hace una semana y hasta el 15 de agosto, ocho restaurantes han incluido esta delicatessen en sus cartas.

El agricultor Toni Tur en la plantación de su finca de Buscastell.

El objetivo de esta iniciativa es evaluar la aptitud del meló eriçó para su oferta gastronómica y así poder valorar su calidad, sus limitaciones y la viabilidad de su comercialización, así como dar a conocer esta fruta para recuperar su cultivo. En cuanto a las características de este alimento tan especial, el técnico de Promoción de Calidad Alimentaria del Consell de Eivissa, Josep Lluís Joan, explicó que su peculiar nombre se debe a la similitud con la forma del caparazón del erizo de mar cuando se le han eliminado sus espinas.

Uno de los platos de ‘meló eriçó’ que ofrece uno de los ocho restaurantes.

Asimismo, destacó su gran dulzor y aroma, su rápida maduración y corta vida útil que limita su comercialización a un corto período estival. «Esta circunstancia provocó que se desplazase por melones de más fácil conservación y de oferta más amplia», explicó el técnico del Consell. A pesar de que en la actualidad el meló eriçó apenas es conocido por las nuevas generaciones, antaño era muy valorado. Joan recordó que crónicas de Diario de Ibiza de agosto de 1917, cien años atrás, relataban el trasiego de comerciantes que embarcaban hasta 8.000 melones de este tipo que compraban en el mercado, el actual Mercat Vell. El hecho de que este alimento fuese tan preciado demuestra su calidad.

Melones programa LeaderPara evitar su desaparición, el grupo Leader contará con la colaboración del Consell y de Ecofeixes. Esta cooperativa produce y distribuye el meló eriçó a los ocho restaurantes que participan en esta iniciativa: Ca n’Alfredo, Es Terral, Experimental Beach, Re-Art , S’Ametller, Sa Brisa, Unic y Can Dani, este último en Formentera. Algunos de los platos que podrán degustarse serán melón con salicornia y piñones, sopa fría de melón, tocino y sardina marinada, melón con menta y jengibre y cochinillo con melón confitado.