- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

El mar Mediterráneo siempre ha tenido un magnetismo especial. Joan Manuel Serrat lo transmitió en una de las canciones en lengua española más reconocidas de todo el siglo pasado y millones de personas lo comprueban cada verano durante sus vacaciones estivales en Ibiza y Formentera. Además, el litoral pitiuso reúne todas las condiciones para la práctica deportiva. En la costa pitiusa es donde se desarrollan algunos de los principales talentos del mundo del deporte náutico.

El viento se ha convertido en un aliado para que tres windsurfistas formados en Formetnera se hayan metido entre la élite de este deporte. Mateo Sanz se convirtió en el primer deportista de la pitiusa menor en participar en unos Juegos Olímpicos el año pasado, cuando entró en liza en la clase RS:X en la bahía de Guanaraba de Río de Janeiro (donde acudió con el equipo suizo).

Tampoco hay que olvidar el buen hacer en el agua de Sergi Escandell, que se proclamó este año subcampeón nacional en aguas de Cádiz, donde solo fue superado por Iván Pastor, o de Joan Carles Cardona, habitual en las principales competiciones.

LA DELEGACIÓN DE PIRAGÜISMO Y LOS CLUBES NÁUTICOS ESTÁN SUBIENDO EL NIVEL DE SUS DEPORTISTAS

Las Pitiüses no tienen a grandes nombres entre los mejores en disciplinas como el kitesurf o el pádel surf, pero la actividad está siendo vibrante los últimos veranos en las playas ibicencas y formenterenses.

Pasos de gigante del piragüismo

El piragüismo de Ibiza, en cambio, sí está caminando hacia cotas que eran impensables hace muy poco tiempo. La delegación insular, comandada por Eduardo Prendes, y el trabajo de los clubes náuticos de Vila, Santa Eulària y Sant Antoni está haciendo que la presencia en los podios nacionales de los palistas isleños sea una imagen habitual. Buen ejemplo de ello son hombres como Dani Sánchez o Toni Prats, referencias en el surfski español, o los infantiles Hugo Prendes y Bruno García, que han cuajado una temporada soberbia en la pista, la modalidad olímpica de este deporte.

Asimismo, son muchos los turistas que suben a bordo de un kayak para recorrer tranquilamente la costa y buscar una perspectiva diferente de la belleza del paisaje de las islas y del Mediterráneo.

LAS TRAVESÍAS POPULARES EN AGUAS ABIERTAS VUELVEN CON FUERZA AL CALENDARIO EN VERANO

Toni Vingut tanto brilla sobre la tierra con su quad como lo hace ante los grandes campeonatos de motonáutica, donde es la referencia en las Pitiüses. Las motos de agua son un gran reclamo para los millones de turistas que aterrizan en sa Carroca durante la temporada veraniega y es habitual ver desde la costa a alguna de estas máquinas.

La santaeulaliense Mar Ibán demostro hace una semana que la natación en aguas abiertas también disfruta de una buena salud. La ibicenca logró el triunfo en la Ría de Navia (Asturias) en la categoría júnior-2 de la Copa de España, donde es una de las deportistas habituales.

El clima pitiuso es ideal para esta modalidad, que ha ido ganando adeptos gracias al auge que ha vivido el triatlón en los últimos años. El verano ofrece las condiciones ideales para cambiar la sal por el cloro y entrenar en el medio natural.

MATEO SANZ, SERGI ESCANDELL Y JOAN CARLES CARDONA ESTÁN EN LA ÉLITE DE LA CLASE RS:X DE WINDSURF

En este sentido, las travesías populares aparecen con fuerza en el calendario del verano deportivo. El Aquatló Ciutat d’Eivissa y la Travessia popular de ses Figueretes han sido los dos últimos eventos que se han celebrado.

La arena caliente es el terreno de juego de deportes como el vóley playa o el tenis playa, que se ha quedado huérfano en nuestras islas tras la retirada de la alta competición de la ibicenca Pilar Escandell. Una deportista que consiguió, entre otros éxitos, el bronce en el Campeonato de Europa de Israel o la agridulce cuarta plaza en el Mundial de Rusia.

Los aficionados a la pesca submarina tienen un auténtico filón en las aguas de las dos islas, vivero de ejemplares tan buscados como el mero de roca. Si es que queda alguno en el agua que no haya sido abordado por el pitiuso Óscar Cervantes, campeón de España en 2016 e integrante de la selección española que viajó al Mundial sénior de Grecia del mismo año.