Luisa Tur con uno de sus diseños.
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Luisa Tur fue una de las 12 diseñadoras que desfiló el pasado sábado en la pasarela de Moda Adlib. Se estrenó por primera vez el año pasado, animada por el diseñador Lluis Ferrer, quien conocía sus creaciones por la tienda que tiene en el puerto. Y acertó.

Diseños exclusivos.
Diseños exclusivos.

Sobre la pasarela, los vestidos que suele hacer a medida, personalizados para sus clientas, lucen más que bien. «Antes de desfilar, les digo a las modelos que lo que llevan es simple tela, que ellas tienen que dar vida a las prendas», expresa Luisa Tur, dejando al descubierto una sencillez que ya pudo verse en Adlib, donde apareció vestida de negro y con zapatillas blancas.

Tejidos naturales.
Tejidos naturales.

Cuando, de niña, su abuela la cuidaba algunas tardes mientras su madre trabajaba, Luisa Tur aprendió a coser. Una técnica que perfeccionó acudiendo a las clases de corte y confección que una señora ofrecía en la avenida de España.

Y surgió la tienda, y más adelante llegó la pasarela. «Parte del buen gusto de mi ropa nace de mi madre y mi hermano, a los que muestro mis diseños. Me ayudan a mejorar», confiesa Luisa Tur, quien informa emocionada de que pronto estrenará un taller en La Marina con showroom y sala de pruebas.