Inicio Etiquetas Pasarela

Etiqueta: Pasarela

Maya Hansen: «La inspiración tiene que motivarte y divertirte»

Maya Hansen habla de su papel y experiencia como presidenta del jurado de Futur Adlib, el momento que vive la moda ibicenca y nacional, sus proyectos inmediatos para firmas internacionales y su propia colección. Le inspira Ibiza solo con ver su luz.

¿Fue difícil elegir el mejor diseñador de Futur Adlib?
Fue bastante fácil porque hubo unanimidad entre el jurado a la hora de elegir el ganador. Hubo trabajos muy buenos pero la ganadora destacó ante los demás.

¿Ha mejorado el nivel de los creadores con respecto a la primera edición?
Creo que más o menos se mantiene el nivel pero he echado en falta un poco más de creatividad, investigación, técnica y chispa en el diseño.

¿Qué le ha sorprendido?
Sobre todo los que han ido un poco más allá de la inspiración propiamente dicha. Me llama especialmente la atención cuando combinan la artesanía con el arte moderno. En este sentido recuerdo trabajos que se han hecho con joyas de cerámica cocida con un punto moderno. O la ganadora de esta edición que, como no podía hacer corte a láser, lo ha hecho a mano y es un trabajo increíble.

¿Qué le supone la responsabilidad de presidenta del jurado de Futur Adlib?
Me lo tomo muy en serio porque yo he sido aspirante y concursante, he ganado muchos premios y me han ayudado a crecer y formar mi carrera, no se trata solo de ganar premios también tienes que formarte, estudiar, trabajar duro, etcétera. El premio es una buena manera de financiarte una buena máquina de coser, de compartir un buen equipo y para eso están también los premios.

«Hay muchas maneras de reinterpretar las raíces de una región. es el quid de la cuestión»

¿Cómo ha visto los desfiles de los diseñadores consagrados de esta edición?
Había mucha disparidad, diseñadores de corte muy modernos y otros más clásicos y sobrios. Había trabajos que destacaron muchísimo. Particularmente me gusta mucho The World Family y los diseños que mezclan lo étnico con un poco de modernidad pero sin perder la esencia y las raíces del estilo de moda, como es en este caso Adlib. Hay muchas maneras de reinterpretar las raíces de una región, este es el quid de la cuestión, es difícil hacerlo bien.

¿Cómo va su carrera de diseñarora?
Vamos creciendo. Fui mamá hace cuatro años lo que me complica todo un poco. Ahora estoy trabajando como directora creativa para una marca de lencería que vende a más de 30 países. También estoy produciendo una colección para Chupa-Chups que se presentará en la Mercedes Fashion Week en julio. Estoy planteando proyectos de cosas que van a suceder de inmediato, pero mi vida es un constante ajetreo. Llegará un momento que pararé un mes seguido porque no podré continuar con este ritmo.

¿En su calidad de diseñadora emergente cómo ve el futuro de la moda española?
Muy complicado porque las cosas no van bien a nivel económico y social. España no es un país que tenga cultura de moda. Vendemos más del 50% de nuestra producción fuera de España. Este es un dato que a mucha gente debería de llamar la atención, hay mucho trabajo por hacer sobre todo por parte de las instituciones. En el front row además de invitados tiene que haber compradores. Se trata que diseñadores, industria y compradores estén unidos. Los diseñadores y las marcas que ya tienen una seña de identidad, la industria y las fábricas deberían de ser mucho más cercanos y colaborar de una manera más regular. Luego está el hecho de que lo talleres fuera de España lo hacen realmente bien, como en China.

¿Ha cambiado su fuente de inspiración ultimamente?
No, quizá soy un poco más consciente de lo que hago, pero sigo estando igual de loca. En el fondo quiero divertirme y disfrutar con lo que hago. La inspiración tiene que motivarte y divertirte.

«Adlib es un referente y algo que se conoce en toda Europa. Hay que seguir así»

¿Todavía le inspira Ibiza?
Muchísimo, con solo salir del taller y ver la luz que hay en la isla ya está el piloto de la inspiración, encendido. Me basta con dar una vuelta.

¿Pero se queda con algo en particular?
A lo mejor es la luz o a lo mejor estás en un avión y se te enciende el chip. O estás viajando y te interesa una cultura en concreto, son tantas las cosas que te pueden inspirar y conducir a hacer una colección completa.

¿Cómo ve el futuro de Adlib ahora que se está internacionalizando?
Van por buen camino y si siguen así sobre todo las marcas reconocidas irá mejor, las veo muy centradas, cada una en su nicho de mercado y lo tienen muy claro. Adlib es un referente y es algo que se conoce en toda Europa y que sigan así, lo veo bastante bien.

Toya Montoya: «Tengo el chip de cuidar el planeta»

Toya Montoya desprende paz y armonía por cada poro de su estilada figura. Ecologista activa y convencida ha encontrado su segunda familia en Ibiza donde es feliz.

¿Qué significa para usted ser embajadora de Adlib 2018?
Definitivamente es un honor , la verdad es que me cogió un poco por sorpresa por el hecho de ser colombiana y no tener raíces españolas, aunque llevo mucho tiempo en la isla y parte de mi corazón está aquí, me parece un merito mayor. Me llena de emoción ser embajadora y dar a conocer todo el talento que hay e Ibiza, en España y también en Colombia y el mundo.

¿Cómo será su labor?
Estuve en Colombia haciendo mucha prensa, mucho bombo y bulla, como decimos allí, dando a conocer todo lo que se hace aquí, que se hace con el corazón. Siento que todas las prendas Adlib están hechas con mucho amor, a mano, con pasión, esmero y detalle. Las personas que trabajan se dejan el corazón en cada pieza. Que mayor orgullo poder mostrarlo y ser la imagen y la cara de esta edición.

Internet es una plataforma herramienta y para comunicar y tener cercanía con la gente»

¿Qué significa en su carrera?
Supone algo impresionante, es la primera vez que trabajo oficialmente en España. Es un éxito, algo grande, un gran logro y un salto. Ser colombiana y representar a todo este grupo de talentosos diseñadores ibicencos es un honor y estoy segura que para todos los colombianos es algo muy bonito. Cuando empecé a contarlo la gente se sorprendió que les representara.

¿Cómo ocurrió todo?
No sé muy bien cómo sucedió. Jordi Gómez, un gran fotógrafo al que admiro y con el que he tenido una relación muy cercana y amistosa, me postuló y puso encima de la mesa la posibilidad de ser una de las opciones para embajadora de Adlib. Le debo el que haya insistido para que me tuvieran en cuenta, gracias a él estoy aquí y hemos hecho un magnífico trabajo con el catálogo. Fueron tres días exhaustivos en los que nos divertimos mucho y exploramos sitios de la isla.

¿Proyectará la imagen de Ibiza en su país y Sudamérica?
Eso también es interesante para la gente de Colombia y de Sudamérica para que conozcan los vestidos y el diseño y también la esencia de los maravillosos lugares emblemáticos que tiene Ibiza.

¿Ha descubierto nuevos paisajes o los conocía ya todos?
Llevo ya seis años aquí y soy muy curiosa, me gusta indagar en los sitos donde vivo y ya conocía todos los lugares a los que fuimos. Estoy segura que hay muchos por descubrir pero en estos ya había estado.

Toya Montoya.¿Cuál es su vínculo con la isla?
Comienza hace 12 años cuando vine por primera vez. Era muy joven y vine solo para tres días con un grupo de amigos que querían conocer la fiesta ya que la isla es conocida mundialmente como la meca de la fiesta. Me enamoré de la isla y tuve la oportunidad de ver un poco de sus encantos. Hace seis años viene a pasar quince días y me enamoré de este lugar y de una persona que vive aquí por lo que gran parte de mi corazón está aquí. Tengo muchos amigos que han venido a vivir aquí y nuevos amigos. Siento que tengo otra familia ibicenca.

¿Qué diferencia hay entre hacer pasarela o modeling en Colombia o Sudamérica y en hacerlo en Norteamérica o Europa?
El estereotipo es diferente, la mujer latina es más voluptuosa, sensual y sexy. Hay un poco de todo en Latinoamérica pero la moda europea es más estilizada, elegante, de mujeres más delgadas. Sin embargo Adlib es una moda que podríamos usar mucho en Latinoamérica, porque le queda bien a cualquier persona y como latinas nos identificamos mucho porque es una isla, y como en Colombia no hay estaciones, tenemos Caribe y Pacífico, hay mucho clima cálido y la gente utiliza ropa muy orgánica, libre y natural con telas blancas, encajes, como Adlib.

Pero las modelos brasileñas son las más solicitadas del mundo. ¿Es otro estereotipo?
Hay que verlo desde otro punto. Pero definitivamente la modelo latina es más voluptuosa y sexy.

¿En qué proyectos trabaja?
Estoy viajando siempre en un avión entre Colombia y Eivissa. Ahora estoy poniéndole mucho corazón a marcas que sean autosostenibles, que tengan muy presente el cuidado y la preservación del medioambiente y estoy trabajando en un canal de viajes que he creado para poder compartir con la gente esos lugares que a mí me llenan. Es la relación que tengo con gente de distintos lugares más allá de los consejos de viajes, trato de enseñar a la gente cómo funciona, cómo nos relacionamos y las distintas culturas que hay en el mundo.

¿Es un canal de televisión o de internet?
Es un canal de Youtube. Llevo tiempo en Colombia trabajando en televisión con proyectos muy puntuales. Presiento que en la era digital uno tiene un poco de autonomía para hacer lo que quieras, no tienes que esperar a que un programa de televisión te apruebe o no lo que quieres realizar. Uno tiene la libertad de comunicar y hacer lo que quiere, siendo un poco más honesto y fiel a lo que uno piensa.

¿Por qué las modelos jóvenes actuales son ecológicas, aprecian la sostenibilidad y están más concienciadas con el medioambiente y lo que ocurre a su alrededor?
Es casi como un deber, ya no tenemos escapatoria. Mi generación y las que vienen tienen el chip de cuidar el planeta, este es el único lugar que conocemos hasta el momento donde podemos vivir y reproducirnos y somos conscientes de eso. Parece que somos 100% inconscientes de lo que sucede. Le quitamos todo a la naturaleza y no pensamos que se acabará si no lo cuidamos y hacemos pequeñas acciones o grandes acciones, porque todo suma.

«Ser ecologista es casi un deber. Mi generación y las que vienen son conscientes de que hay cuidar el planeta»

¿Cómo ve la modelo virtual de internet, la que tiene más seguidores que trabajo? ¿es efímera?
Es una plataforma y una herramienta para comunicar, es un medio importantísimo para tener esa cercanía con la gente que te sigue y poder mostrar realmente quién eres. Las redes sociales tienen una parte muy positiva pero considero que tienen una parte tremendamente negativa. En las redes sociales solo se habla de la perfección, de nuestras vidas perfectas y felices. Estamos obligando a las nuevas generaciones a ser felices. Me parece algo erróneo, como humanos tenemos momentos malos y difíciles.

¿Es felicidad virtual y ficticia?
Hay gente que tiene miles de problemas y en las redes sociales pintan estar felices. Tenemos la responsabilidad, como figuras públicas de mostrar que eso no es así, como seres humanos tenemos nuestras alegría y tristezas. Como humanos tenemos que reconocer esa parte y hacerlo normal. Hoy en día hay mucha gente con ansiedad y depresiones y es precisamente por ese bombardeo de tener que ser feliz, tener una vida perfecta, un cuerpo perfecto y mil cosas materiales que no te dan la felicidad.

¿Cómo se puede cambiar?
Hay que reorientar las redes sociales hacia lo real y pronto voy a enfocar las redes sociales hacia eso y hablar un poco de ese tema para volvernos personas reales, no solo tenemos que mostrar lo maravilloso y bonito, que por supuesto está en nuestras vidas, pero también existe la otra parte.

¿Hacia dónde enfoca su carrera; a ser actriz, u otros mundos?
Llevo dieciocho años trabajando como modelo, lo que es una carrera bastante larga. Se cumplen ciclos y uno con el tiempo va evolucionando. No quiero ser actriz. Ahora quiero ser fiel a lo que pienso y siento y que lo que haga sea coherente con este pensamiento. Me gustaría trabajar con marcas que tengan ese mismo interés y conciencia medioambiental. Tengo un proyecto que va por ese camino.

O presentadora que ahora están tan de moda en su profesión.
Me gustaría presentar programas que estén enfocados hacia esa parte porque todos tenemos la responsabilidad de hacer algo. La vida ha sido muy buena conmigo y uno tiene que retribuirle a la vida, de alguna manera, todos los éxitos que le ha dado.

De todos esos vestidos fantásticos que ha vestido en la pasarela Adlib ¿con cuál se quedaría?
Me los llevaría todos. Y si pudiera ser dos de cada uno para que no se estropeen nunca.

¿Con qué sueña Toya?
Sueño con la paz interior.

Cayetana Guillén Cuervo: «La moda es como una seña de identidad»

Cayetana Guillén CuervoCayetana Guillén Cuervo, actriz y presentadora de televisión, se ha convertido en una impagable embajadora de la moda Adlib a la que presta su visibilidad mediática para impulsar su expansión. Pese a ello es austera en el vestir y no se considera consumista de moda. Valora y respeta enormemente el trabajo de los diseñadores y toda la gente que hay detrás de una pasarela. Ibiza es su vida y la asocia a todo lo bueno que ha vivido en sus mejores momentos.

¿Cómo ha visto esta edición de la Pasarela Adlib 2018?
Es la mejor de todas, se ha dado un salto cualitativo enorme. Todos los que hemos estado ayudando desde el principio, con sus capacidades y aptitudes, intentamos que crezca. Trato de darle visibilidad a la moda Adlib y estar presente como madrina, maestra de ceremonias o invitada. Creo que desde que Marta Díaz se lo tomó como algo personal y lucha cada minuto de su vida por conseguir el éxito, ha transmitido el entusiasmo que tiene y siente por esta moda. Como consellera de industria está consiguiendo que se hable moda y de pasarela con mayúsculas incluyo a nivel internacional.

La moda ya está presente en Madrid, París, Miami y este septiembre en Milán ¿cómo ve este salto internacional?
Es un reto básico, la única manera de que salgan bien las cosas es trabajándolas. Si hay que ir a Milán hay que currárselo para estar a la altura.

«Internacionalizar Adlib es un reto básico. Si hay que ir a la pasarela de Milán hay que estar a la altura»

Se siente cómoda en su papel de madrina vitalicia , presentadora y embajadora.
Estoy muy cómoda porque para mí Ibiza es mi vida, las cosas más bonitas de mi vida privada me han pasado aquí. Surgen como resultado de unas actitudes y una evolución. Cada vez que se me ha pedido algo para la isla en cualquier momento, o con cualquier gobierno, siempre he estado a favor y dispuesta a hacerlo. Llega un momento en el que la isla necesita un empujón de personajes públicos para obtener visibilidad y en ese momento llaman a gente que ha estado comprometida con la isla desde el principio. Es como recoger los resultados de una actitud que he tenido con la isla desde el principio.

Se toma muy en serio su papel de presentadora.
Soy muy gamberra, muy fiestera, pero a la vez tremendamente responsable, entonces me lo tomo todo muy en serio. Tengo mucho respeto a la gente que hay detrás de la moda Adlib, a todos los oficios que la componen, no es solo el diseñador con su modelo, es todo, son todos esos oficios que construyen esa obra de arte. Son muchos y son de aquí, ya que todo está confeccionado aquí y de forma artesanal. Me da un respeto enorme que ese legado se traspase de generación a generación y se sigue haciendo con la dedicación a cada puntada del vestido.

Usted ha vivido en esta tierra momentos muy importantes de su vida ¿Qué significa Ibiza para usted?
Lo asocio a todo lo bueno, a mis mejores amigos, mi preciosa boda por lo civil oficiada por Pedro Cerolo en ese sitio tan maravilloso que es Atzaró, a ese juez de paz de Sant Josep que era como un ángel, a Antonio Isasi que nos dejó el año pasado y fue uno de los testigos de mi boda. Lo asocio a las cenas en casa de Maria Antonia y Carles Sanz, a esa pandilla tan maravillosa y plural de amigos que solo es posible tener aquí, por la apertura de miras que tiene la isla respecto a la libertad y a que cada uno defienda quién es. Al pisar la isla uno se vuelve activista de su propia libertad, sus propias prioridades y su condición vital.

«La moda Adlib está vigente ya que apela a la libertad, al hedonismo a sensaciones positivas al sol o abrazar a alguien»

La isla le enamora o le provoca rechazo.
No he experimentado la sensación de rechazo, pero es verdad que hay gente que no vuelve pero creo que esa es la gente que solo pisa la marcha, los discotecones a los que también acudo, pero hay que alternar.

¿Qué es la moda para usted?
Soy una persona poco consumista, no me gusta nada ir de compras, soy muy austera en ese sentido. La moda me parece como una seña de identidad, una manera de expresión de quién eres, es como una ventana de autoestima, de tu emoción y tu estado de ánimo.

¿La moda Adlib sigue teniendo vigencia después de 40 años?
Sí porque es una moda que apela a la libertad, al hedonismo, a las sensaciones más positivas, al sol, la comodidad, la belleza, a sentarse cómodo, ir descalzo por la playa o abrazar a alguien. Es una moda abierta y divertida.

Con la distancia que da el tiempo parece que Smilja Mijailovich fue una precursora del feminismo que abogó por la libertad de la mujer a la hora de vestir con su lema «viste como quieras pero con gusto».
Ha habido una serie de mujeres fundamentales en esta revolución feminista que va despacito. Me gusta ver esa telaraña de mujeres que nos ayudamos y nos apoyamos. Hay un tipo de mujer que se reconoce y ayuda y está ahí para lo que quiera la otra. Y seguro que ella era así. Son mujeres potentes, con carisma, con capacidad de mover las cosas, alegres y que saben contagiar el entusiasmo.

Marta Díaz: «La moda es industria y promoción para la isla»

MARTA DÍAZ | vicepresidenta segunda del Consell de Eivissa

El encuentro con Marta Díaz, vicepresidenta segunda del Consell de Eivissa se desarrolla tres días después de la finalización de la 47º edición de la Moda Adlib. Una edición que será recordada por cómo el público aguantó bajo la lluvia y la tormenta. La consellera se emociona, ante la devoción que mostraron los espectadores, la gran mayoría ibicencos, por la moda de la isla. La frase que el diseñador Hanníbal Laguna le dijo a Díaz hace un año en Madrid, se repite como un mantra. «Marta, tenéis la única moda con denominación de origen que ha creado estilo. Esto no lo tiene nadie en el mundo». Adlib 2018 elevó expectativas y no defraudó. Su responsable hace un balance de una edición que lleva al optimismo al sector de la moda de la isla de Ibiza y que puede llevar a la pasarela ibicenca a conquistar mercados internacionales como la Milán Fashion Week.

¿Qué balance hace de la 47 edición de la pasarela Adlib?
Muy positivo, no paro de recibir felicitaciones. Ha habido gente que me ha dicho que la moda Adlib ha ido mucho más allá y creo que es verdad, que los diseñadores han hecho un esfuerzo para que se pudiera celebrar, para mostrar sus colecciones, para brillar. El año pasado, me acuerdo, que un medio tituló «y al tercer día Adlib resucitó»; este año sin embargo, se ha subido el nivel y los tres desfiles, tanto el de los diseñadores jóvenes como los otros dos, han sido un éxito.

«este año las colecciones han subido el nivel y los tres desfiles han sido un éxito»

Hay mucho de apuesta personal por su parte.
Me siento muy orgullosa, hemos hecho una apuesta muy grande desde el Consell de Eivissa y, a veces, he sido criticada por ello. Hay gente que sigue considerando el tema de la moda como algo frívolo, reduciéndolo a la pasarela. Y eso no es cierto. El diseñador, Lorenzo Caprile, que vino al desfile el segundo día con Julia Otero, me dijo que podíamos estar muy orgullosos del trabajo que se estábamos haciendo en la isla; me dio la enhorabuena y dijo que era muy importante y que a partir de ahora, en las entrevistas, iba a ponernos de ejemplo, alentando a otros a que aprendieran del Consell de Eivissa y que nombrarán a responsables de Industria para dirigir la moda. Nosotros queremos que sea una industria alternativa al turismo, igual que son la gastronomía local y el turismo de salud o el nupcial. Cada vez son más las bodas que se realizan en la isla y que demandan moda Adlib.

Tienen datos sobre la situación del sector.
Estamos trabajando en ello, creemos que es necesario. Hace tiempo que una historiadora ibicenca, Neus Escandell me comentó que en Eivissa llegaron a trabajar 3.000 cosedoras para diseñadores de la isla. Ahora queremos saber cuántas familias se dedican al sector textil y también estamos promoviendo la formación. Es por esto que pusimos hace un año en marcha, unos cursos de corte y confección, que se hacen en la Escola D’Arts y que este año, debido a la demanda, los hemos ampliado con nuevos de iniciación y especialización.

Desde su departamento se está apostando por la internacionalización de la pasarela.
Así es, hemos estado presentes en varias ediciones de ‘Who´s next Paris’, donde nuestra moda y artesanía tradicional fueron protagonistas. De allí nació, por ejemplo, la empresa familiar Espardenyes Torres. Hace un mes, más o menos, y gracias a un evento que una emisora de radio musical de Eivissa montó en Milán y que llevaron moda Adlib, un productor musical se puso en contacto con nosotros para comunicarnos de que el presidente de la Cámara de Comercio de Milán quería saber más de Adlib. Al enviarle la documentación y ver lo que hacíamos, nos ofreció desfilar la tercera semana de septiembre en la Fashion Week de la capital del diseño italiano. La sorpresa fue enorme, imagínate poder desfilar junto a Gucci o Versace. Estamos valorando el coste y pediremos ayuda al Govern balear y al Gobierno central. Desde el convencimiento de que la moda es industria, es promoción para la isla, es marca España.

«hemos hecho una apuesta por adlib desde el consell y hay quien ha criticado»

¿Ha habido más presencia de medios especializados?
Este año ha venido más prensa especializada que otros años y lo hemos notado en la repercusión. De Adlib se ha hablado desde los periódicos del Sur de España hasta el Norte. Hemos salido en informativos, programas de máxima audiencia. La prensa está interesada en nosotros y lo estamos notando en la difusión de nuestra moda. Además, cada día vamos descubriendo que hay actores, modelos, diseñadores, influencers y periodistas de nuestro país y del resto del mundo que usan nuestra ropa, nuestras joyas y alpargatas.

¿Cómo será la pasarela del próximo año?
La queremos hacer en mayo y en el Recinto Ferial. No queremos pasar los nervios que hemos pasado en esta edición con las inclemencias metereológicas. Hemos sufrido mucho. El equipo organizador, los diseñadores, los técnicos, las modelos, los trabajadores de Fecoev y del Consell, todos hemos sufrido con el tiempo. Pero también he notado el cariño y el apoyo incondicional del Presidente, de mis compañeros de gobierno, y también de Vicente Roig, conseller de la oposición que estuvo dándome ánimos y apoyo y sobre todo, del público que se quedó durante toda la pasarela.

Marta Díaz: «Este año la pasarela podrá verse desde los barcos»

Al entrar en su despacho el martes por la mañana, Marta Díaz retira de su mesa una notificación de la Casa Real, en la que responden que estudiarán su invitación para asistir a la Pasarela de Moda Adlib el próximo mes de junio. Díaz ya invitó a la reina en la recepción que realizaron los reyes en la Almudaina, y confiesa que sería como un sueño contar con doña Leticia en los desfiles.

«cada vez
hay más diseñadores
de fuera de la isla
que quieren
formar parte
de adlib»

La Pasarela de Moda Adlib se celebrará en Marina Botafoch los días 7, 8 y 9 de junio.

El 7 de junio comenzará esta edición en Sant Josep, y los días 8 y 9 será en Marina Botafoch, la pasarela propiamente dicha. Este año será muy especial, por lo menos sentimentalmente para mí, porque será en homenaje a Ángel Nieto.

¿Cuál fue su vinculación con Adlib?

Él se portó muy bien, vino a las dos fiestas anteriores de presentación de Adlib que hemos hecho desde que yo estoy. El año pasado yo no le invité al desfile porque pensé que no sería atractivo para él, y me llamó para decirme que quería asistir. Yo le dije: ‘¿pero a ti te gusta?’ Y me contestó que me quería apoyar. Y vino a los desfiles del primer y segundo día.

Marta Díaz en el Consell de Eivissa. sergio g. cañizares
Marta Díaz en el Consell de Eivissa. sergio g. cañizares
¿Cómo va a ser la pasarela este año?

La ubicación será en Marina Botafoch, delante del Café Sidney. Los propietarios de la zona nos han dado todas las facilidades para organizarlo, e incluso se podrá ver la pasarela desde el mar, desde los barcos. Se hará un sorteo entre la gente de Eivissa que esté interesada en asistir a la pasarela. Es una oportunidad de verlo desde un barco. Puede ser diferente.

¿Cómo está siendo la promoción?

Hemos empezado con un buen lanzamiento, porque hemos hecho un catálogo con la modelo internacional Toya Montoya. Es un catálogo muy de moda del fotógrafo y realizador Jordi Gómez, y los diseñadores están muy contentos con el resultado. Se lanzó en Madrid con mucho éxito. A la presentación asistió mucha gente famosa, y quiero recalcar que nadie cobró por venir a la fiesta. Además, hubo varios invitados, como el propio Manel Fuentes que me dijo que ya tenía apuntado venir a la pasarela.

Y toca seguir con las ferias de moda…

Ahora empezamos con la primera feria que se celebra este fin de semana, Momad, en Madrid. Van a ir seis diseñadores: Tony Bonet, Ibimoda, Dira Moda, Vintage Ibiza, Virginia Vald e Ichiana Ibiza.

¿Ichiana Ibiza es la última incorporación a Adlib?

El año pasado participó por primera vez en la pasarela y ha entrado muy fuerte. De hecho, el mono que llevó Cristina Pedroche en Nochevieja, tan comentado, se decía que era una imitación de un diseño suyo.

Las joyas están adquiriendo también su importancia.

Sí, de hecho el joyero Enric Majoral, que es premio nacional de artesanía, este año desfila solo en la pasarela. Los dos años anteriores ha sido acompañando a los diseños de la Escola d’Arts, y esta vez lo hará de forma independiente. También están Elisa Pomar, Gianpaolo Giardina y K de Kose-Kose, que es más étnico.

También se incluyen las espardenyes, con lo que se va completando el círculo.

Sí, las espardenyes como complemento también estarán. Y, por otro lado, para la pasarela habrá acuerdos con firmas externas que colaboran poniendo calzado, complementos…

«esta edición de la pasarela será muy especial para mí, ya que será en homenaje a ángel nieto»

¿Cómo va la organización?

Yo lo veo todo con mucha ilusión. Además, precisamente esta semana hemos anunciado con el conseller de Trabajo e Industria y el director general de Industria unas ayudas para el sector industrial de Eivissa por las que, de aquí a 2025, se destinarán unos 20 millones de euros a tres sectores estratégicos: náutica, agroalimentario y moda. El sector de la moda de Eivissa ha llamado la atención del Govern balear como para dar este apoyo. Además, el Instituto de Desarrollo e Innovación (IDI) de Balears ha celebrado una jornada, ‘Insight Lab’, para informar de las tendencias que vienen tanto en tejidos, colores… Y se quedará alguien del IDI para asesorar a los diseñadores.

¿La gente joven se está interesando cada vez más por el mundo de la moda?

Muchísimo. Nosotros hemos ido combinando el desarrollo de la Moda Adlib con la formación. Llevamos ya dos cursos de patronaje y confección (este año de nivel inicial y avanzado, dado el éxito que tuvo el año anterior) que se hacen en la Escola d’Arts, y también hemos incorporado cursos de artesanía tradicional (espardenyes, instrumentos musicales y esparto). Porque hay que recordar que esto es industria.

Toya Montoya es la imagen de Adlib este año, ¿por qué ella?

Está muy ilusionada con la campaña. El año pasado el catálogo lo protagonizaron blogueras, y este año lo hemos hecho más especializado. Es una chica que está en auge y está muy ligada a Eivissa. La escogimos a ella y las fotos son una pasada.

¿Cuántos diseñadores Adlib hay ahora mismo?

Cerca de una treintena, pero cada vez tenemos más gente que se pone en contacto con nosotros que quiere participar en Adlib. Personas de la península y también del resto de Balears quieren ser parte de este proyecto, pero siempre tienen que tener taller en Eivissa. Algo que me dijo Hannibal Laguna y me encantó, fue que nosotros tenemos mucha suerte, porque Adlib es la única moda con denominación de origen que ha creado escuela. Y es verdad, es una moda del año 71 y no hay otra en España que tenga un nombre así. Fue muy gratificante. Y continúa evolucionando.

Isa Stoppi: «Ibiza tenía una libertad impagable»

Isa Stoppi ha sido una de las modelos más famosas y glamurosas de Italia en los años 70, la época dorada de Verushka, Marisa Berenson, Twiggy y Lauren Hutton, entre otras divas de la moda. Fueron las precursoras de la top-models al atravesar el Atlántico y triunfar en la cuna de la moda del momento, Italia, en Nueva York y a nivel internacional.

Su fotógrafo de cabecera, Gian Paolo Barbieri, con quien logró inolvidables portadas para Vogue, Bazaar, Squirre, Grazia, Belleza, Linea Italina y los grandes magazines de moda de época la denominó ‘One in a million’ y el gran fotógrafo Richard Avedon quedó impresionado cuando la conoció en un restaurante de Nueva York y exclamó: «Acabo de conocer a la mujer más guapa del mundo, sus ojos son embriagadores». Oliviero Toscani y Henry Clarke, entre otros, retrataron también su gran estilo.

«Cuándo llegué de nueva York me sorprendió que aquí había más libertad y podías ser tú misma»

Isa Stoppi (Milán) ha vivido una vida de ensueño, adorada por los mejores fotógrafos del mundo de los 70 y 80, ha sido musa de los grandes diseñadores como Valentino, Armani, Versace y Pucci. Su belleza radiante, seductora y llena de un ala de misterio y elegancia natural era capaz por sí sola de inspirar un perfume o un vestido. Ha sido incluso protagonista de una historia animada de espias.

Abandonó la moda y la fotografía para casarse con un hombre importante. «Estaba muy enamorada y él me pidió que dejase de trabajar. Era un hombre importante, apuesto y a la postre un poco celoso. Tuve dos hijos de este matrimonio Mario Germano y Giammaria y al final me divorcié pero ya había dejado atrás mi carrera de modelo y el mundo de la moda», recuerda Stoppi.

Su divorcio la trajo a Ibiza, donde trató de olvidar su crisis existencial y buscar una nueva vida. En 1998 compró una masía ibicenca que restauró y conserva con sumo gusto situada en las montañas de Jesús, donde vive largas temporadas. En este retiro dorado Isa recibe a sus famosos amigos de sus momentos de gloria, a los nuevos amigos ibicencos y sus amistades internacionales.

«Quizá es justo que Ibiza sea ahora como es porque todo cambia. me gustaba más la isla bucólica»

La prestigiosa editorial italiana Silvana Editoriale ha publicado un impresionante libro sobre la vida y trabajo de la modelo titulado ‘Isa Stoppi. The Book’, junto al fotógrafo y descubridor Gian Paolo Barbieri que presentó en Milán el pasado mes de diciembre y en Ibiza este verano para un reducido grupo de amigos y familiares.

Pese al paso del tiempo Isa mantiene su belleza delicada, serena y la calidez y exquisitez femenina que le encumbró como icono de referencia en la moda de dos décadas y recuerda cómo llegó a Ibiza y se enamoró de la isla de sus sueños: «Estaba triste y un tanto desesperada tras mi divorcio y no sabía adonde ir. Una amiga me dijo: “Vete a Ibiza que es un sitio divertido y te animas”. Vine a casa de un amigo, salía cada noche, bailaba como una loca en el Amnesia y Glorys y por el día llevaba gafas de sol lo que me hacía más interesante aunque no las necesitaba».

Llegó a la isla en los convulsos años ochenta y se encontró con el movimiento hippie avanzado y el nacimiento de las increíbles noches de Ibiza: «Corrían los años 80 y el punto de encuentro de toda la gente nocturna de Ibiza era el Coco Beach en Platja d’en Bossa. Me maravillaba que íbamos a las cinco de la tarde a la playa porque dormíamos todo el día. Mi hijo me despertaba por la mañana para ir a la playa y le decía: Vamos después, por la tarde. Era un ambiente fantástico, me cautivó, me compré un piso frente al mar y luego adquirí la casa payesa en 1998, cuando mi marido aceptó que Ibiza era un buen lugar para mis hijos también».

«Tengo recuerdos imborrables de Ibiza, hasta he bailado con el rey Felipe en Pachá»

En su libro, de gran formato y excepcional calidad, Isa rememora los recuerdos de la isla, los olores, perfumes, sabores, fragmentos de imágenes y tantas cosas que le recordaban a África, donde vivió de joven con sus padres. Esto le cautivó y pensó que había encontrada su lugar ideal para vivir: «Lo recuerdo con cierta nostalgia, sobre todo por la libertad que se respiraba. Vivía en Nueva York y cuando llegué a Ibiza me sorprendió que aquí había más libertad, podías ser tú misma, nadie te miraba aunque estuvieras desnuda con una pluma por vestido. Era una libertad impagable, todo el mundo se mezclaba. Ricos, pobres, locos, millonarios, príncipes árabes, guapos, aristócratas y artistas. Recuerdo que he bailado con el actual rey Felipe en Pachá. Todos éramos iguales ante la internacionalidad del lugar»

A esta diva de la alta costura le gustaba más la Ibiza bucólica de antes que la moderna y bulliciosa actual: «Probablemente es justo que Ibiza sea como es ahora porque todo cambia. A mí me gustaba más la otra isla bucólica porque era diferente de lo que veo ahora. El lujo y lo que sucede ahora ya lo había vivido en Cerdeña, Saint Tropez y otros lugares. Eran también destinos turísticos elegantes con mucha fiesta y moda. El único problema es que ahora no veo a ningún amigo o ya no sale», sonríe con ironía.

La mujer sofisticada, adelantada a su tiempo y con un estilo original y vanguardista recuerda a sus famosos amigos Gianni Versace, Vittorio Gassman, Anna Piaggi, Gigi Rizzi, Lawrence Rockefeller, Walter Albini, Nino Cerrutti, Ellien Ford, Lisa Fossamgrives, Elsa Martinelli, Marisa Berenson y la entonces duquesa de Feria, Naty Abascal, y a los fotógrafos que inmortalizaron su increíble belleza y estilo.

Virginia Vald: «Hay muchas maneras de ver la moda»

Es una de las diseñadoras más relevantes del nuevo cuño Adlib. Con su estilo original, colorista y atrevido se ha situado en un lugar privilegiado en la moda de Ibiza en los últimos años, cerrando incluso un desfile Adlib. Es Virginia Vald, una mujer entregada a una pasión que ha convertido su sueño de creadora en una patente y prometedora realidad.

¿Cómo empezó todo?
En 2013, en un viaje en velero con mi marido por el Mediterráneo. Empecé a dibujar, me tomé unos meses sabáticos y ahí me inspiré. Nada más poner los pies en Ibiza cumplí mi sueño e hice la primera colección para mujer.Virginia Vald: «Hay muchas maneras de ver la moda»

¿Había hecho otra cosa antes relacionada con la moda?
Siempre he tenido un trabajo relacionado con la moda de alguna manera, sobre todo estilismos. Con 16 años había estudiado patronaje y diseño pero fue muy corto. Había algo ahí y volvió a nacer.

¿Qué es para usted la moda?
Hay muchas maneras de ver la moda. Comercialmente es crear ropa con tendencias, cómoda, ponible y sofisticada, por eso tengo dos versiones. No ponible en el sentido de no usarlo para tu vida cotidiana. La moda en general es estar un poco al día de las tendencias, estar cómoda y sentirte tú. Mi filosofía no es ponerme algo solo por tendencia.

¿Qué significa para usted la pasarela Adlib?
Adlib ha sido mi trampolín, mi cuna, mis maestros. Querer estar en Adlib y aportar mi estilo me ha exigido mucho, ha sido una gran escuela para mi. He aprendido de forma autodidacta.

«La moda, en general, es estar un poco al día de las tendencias, estar cómoda y sentirte tú»

¿ Se considera una diseñadora Adlib clásica?
No lo soy, no lo quiero ser ni lo pretendo. No quiero ocupar el puesto de otros diseñadores o hacer lo mismo, no es mi objetivo. Los que hacen Adlib, que son los clásicos, hacen una moda maravillosa con sus técnicas y estilos que han triunfado durante años. ¿Para qué hacer lo mismo? Trato de reinventar un poco, reconstruir y renovar, y de forma autodidacta, interpretar la moda de los años 70 de forma más actual. Por ejemplo, saltándome algunas reglas del blanco o de las puntillas, intentando respetar siempre la línea Adlib. El que busca algo Adlib busca el blanco, el algodón y la puntilla.

Virginia Vald: «Hay muchas maneras de ver la moda»
La creadora Adlib, afincada en Ibiza con un diseño de fiesta de su marca, frente al mar.

Se ha decantado por el color.
Me he encaminado más por el color y los tejidos diferentes. No soy un clásico de Adlib, pero pertenezco al grupo de los nuevos diseñadores de Ibiza. Este concepto es toda una polémica. Algunos diseñadores no me consideran Adlib y lo entiendo porque se ha creado como un grupo de diseñadores que se les ha denominado también Adlib y que uno esté de acuerdo o no, es otra cosa. Se nos ha denominado así y luchamos y apostamos unos por otros y pese a que somos competencia estamos juntos.

¿Romper con el blanco y otros estereotipos le ha permitido que su estilo sea más actual y que se internacionalice?
Por un lado, me permite que se expanda más. Personalmente soy muy clásica y tengo una parte muy conservadora, pero soy muy versátil y se nota en mis colecciones. De repente saco una línea muy atrevida, descocada y sexy o creo otra más clásica para una señora con un comportamiento más serio. Soy así y lo reflejo.

¿Cómo define sus creaciones?
Originales, elaboradas y pensadas. Creo sinceramente que hago moda, tengo facilidad para crear y trabajo muy duro para conseguir mis objetivos.

Mezcla mucho color, fantasía y da un toque sexy a su ropa ¿Es su sello o es la tendencia de la moda de Ibiza?
Es un poco la tendencia Adlib y me tengo que reprimir de no hacer lo que ya está. Para ello estudio la moda y cómo puedo aplicar las tendencias y mantener la esencia de Ibiza sin parecerme a otro diseñador. Me tiro muchas horas estudiando cómo hacerlo. Es fácil que te pongan la etiqueta de que te pareces a otro creador porque realmente está todo inventado.

En sus desfiles viste a sus modelos de ángeles, ¿es por algo en particular?
Me apetecía hacer algo especial en un evento de las características de Adlib. Siempre me han hecho mucha gracia los desfiles de Victoria’s Secret porque parecen muy originales. Se me ocurrió hacer unas alas diferentes para tener cada año un ángel en la pasarela. Este año la temática era ‘Ángeles y Reinas’ y la colección era como muy imperial, floral y con coronas. Teniendo en cuenta que la próxima colección será más rockera, veremos que surge.

«Adlib ha sido mi trampolín, mi cuna y mis maestros. Ha sido una gran escuela, y soy autodidacta»

Es partidaria de añadir música en vivo en sus desfiles con una saxofonista sexy, por ejemplo.
Un desfile en Ibiza es un evento divertido, un show, a veces muy largo y hay que entretener al público. Tengo una capacidad de crear increíble, así que he intentado hacer una parte de novias, otra de vestidos de fiesta insinuantes y un show para que surja un mix donde se vea la calidad del trabajo y hasta donde puede llegar mi creatividad, de forma artesanal.Virginia Vald: «Hay muchas maneras de ver la moda»

Las transparencias y materiales que utiliza son muy peculiares, ¿forman parte de su ideología de moda?
A veces pienso que el material lo es todo y otras veces creo que es el diseño y el patrón. Intento estudiarlo todo, darle a cada modelo el material o el diseño adecuado y en otros diseños lo pongo todo. Me encanta el juego de los materiales, voy a mercadillos incluso a comprar retales.

¿Las transparencias también?
Sí, no puedo evitarlo. Luego las clientas me preguntan si vendo forros aparte pero algunas acaban poniéndose el traje sin forro.

De 2013 a 2017 ha logrado un éxito fulgurante, cerrando incluso un desfile Adlib, ¿cómo lo explica?
El reconocimiento al trabajo al final se ve. La dedicación, el amor y la pasión que tengo por lo que hago se transpira. Incluso me lo dicen clientas que no saben que la ropa que llevan es mía. Eso es lo que transmito en todos mis diseños, tanto en pret-à-porter como en alta costura o novias. Supongo que es normal que haya un reconocimiento al cabo del tiempo.

«Hago colecciones originales, elaboradas y pensadas. Creo que hago moda sincera»

¿Diferencia bien el pret-à-porter y la alta costura?
Lo tengo muy definido, mis líneas son muy estudiadas. Pret-à-porter es producción y ahí hay acabados que no hago yo y la alta costura solo pasa por mis manos. Tengo unas propuesta y el cliente es el que juega con ello. Dispongo un taller propio y hay clientes que me piden modelos a la carta donde pueden mezclar lo que quieran. Puedo jugar, si un cliente me dice que le gusta un vestido para venderlo en su tienda pero es de 1.000 euros puedo hacer un mix para que sea de 500 euros, es un vestido de pret-à-porter pero con cosas de alta costura. Esto me lo piden tiendas especiales y hacerlo me vuelve loca.Virginia Vald: «Hay muchas maneras de ver la moda»

¿Lo hace a medida?
Lo hago menos, mis colecciones están ya preparadas para hacer cambios. Se trata de estudiar antes de elaborar.

Le apasiona igualmente el traje nupcial, ¿qué tiene de especial para usted un traje de novia y qué lo diferencia de un vestido de noche o de alta costura?
Mis vestidos de novia son de alta costura casi todos. Empecé hace un año y algo a hacer trajes de novia, se me ocurrió porque me vinieron a buscar, lo inicié porque tenía demanda. Me buscan porque les gustan los vestidos que diseño pero para que los haga como traje de novia. Es un poco trasladar lo que ya tengo a más blanco, chantillí, brocados, perlas, bordados, satinados, sedas, etcétera. y todo lo que son los tejidos más nobles.

En su último desfile presentó 67 creaciones, ¿por qué hace una colección tan grande?
Esto fue en KM5. Además del cariño que le tengo al lugar y a la familia, pensé que después de tanto esfuerzo para preparar un desfile, los 15 minutos que duran pasan muy rápido. Me comprometí a hacer un desfile más largo y atractivo ya que venía gente y compradores de fuera a verme y quería mostrar todas mis vertientes, desde el pret-à-porter a lo más original, sofisticado y extravagante, como las alas. Fue muy divertido, la gente se lo pasó muy bien.

«No me explico cómo se puede hacer una camiseta a tres euros. Me suena a explotación. Son prendas manchadas de sangre»

¿Y cómo lo consigue?
Mis colecciones son muy amplias. De pret-à-porter tengo unas 80 prendas, soy muy atrevida.

¿Se puede hacer una camiseta por tres euros?
Yo no. No me lo explico, me suena a explotación. Esas prendas están manchadas de sangre. Soy muy ‘Made in Spain’. Produzco en España, he probado a producir fuera pero como me gusta controlarlo todo y verlo con mis ojos, me absorbe mucho más la energía, el descontrol y quién lo estaba haciendo lejos que pagar un poco más y hacerlo en España. Me gusta ver quién lo está haciendo, cuándo y cómo. Lo más barato que tengo en mi colección son unos forros a 15 euros y no gano mucho en ello.

¿Qué sueña VV: Virgina Vald?
Sueño con éxito, triunfo, poder vivir de esta pasión en la que me he metido y lograr vivir bien de ello. No hablo de éxito o de fama, para mi el éxito es el equilibrio entre lo que te hace feliz: tu familia, tu casa, el que vayas a trabajar con ganas, que te alimente y que disfrutes.

Vanessa Hessler: «Las modelos de Internet son efímeras»

0
Vanessa Hessler: «Las modelos de Internet son efímeras»
La espectacular actriz y modelo Vanessa Hessler posa en exclusiva para Más.DI en Ibiza. Aisha Bonet

Comenzó trabajando para Calvin Klein, Korf, Armani, L’Òreal y Fererro hasta convertirse en una de las modelos más solicitadas de la actualidad. Es la imagen de la firma textil italiana Guess y de la última campaña de Replay. Hizo el papel de la princesa Irina en la película ‘Astérix en los Juegos Olímpicos’ y ahora rueda un nuevo film: ‘En Acqua oscure’. Vanessa Hessler (Roma, 1988) es hija de padres ítalo-americanos y ha crecido como modelo y actriz a los dos lados del Atlántico. Vive en Malibú y pasa el verano en una sencilla casa ibicenca de ses Salines, su residencia de verano junto a su marido e hija.

Ha pasado casi todo el verano en su rincón de la Canal, ¿cómo es su vida en Ibiza?
Fantástica. Llevo aquí desde junio y ya casi me siento ibicenca.

Por su trabajo y las relaciones con su pareja, el productor Giannai Nunnari, ¿tiene una agenda social apretada?
Tengo una niña pequeña, disfrutamos mucho del día, salimos en barco a navegar a Formentera y por el centro de la ciudad vieja pero también me gusta salir de vez en cuando.

Vanessa Hessler: «Las modelos de Internet son efímeras»

¿Qué prefiere: día o noche?
Lo que más me gusta es la comida. Hemos hecho un tour gastronómico por la isla y disfrutado de la gastronomía local en restaurantes como Can Balàfia y Can Pou. La comida es deliciosa aquí y muy diferente a la americana, me encanta. También hemos ido dos veces a Lío y fue muy divertido. La noche es también especial en la isla, tiene una buena oferta.

¿En qué proyectos trabaja?
Hice la campaña de Pantene, que ha salido en Israel, Rusia y otros países. Ahora voy a rodar una película con un director de cine negro y un poco gótico que se llama ‘En aqua oscure’. No te puedo revelar más detalles.Vanessa Hessler: «Las modelos de Internet son efímeras»

Vanessa Hessler: «Las modelos de Internet son efímeras»
Fotogramas de la últimas campañas de Replay y Guess protagonizadas por Vanessa Hessler. Replay y Guess

¿En estos momentos de su carrera que le atrae más, su trabajo como modelo o actriz?
Son dos trabajos totalmente diferentes. Hay muchas cosas que me gustan de ser modelo y muchas otras de actriz. No puedo escoger. Pero ahora mismo, si la película es interesante, lo que más me gusta es actuar.

Parece que el círculo de la carrera de toda top model es la interpretación.
Es raro, porque es muy difícil. Ambos trabajos implican estar delante de la cámara pero es mucho más difícil actuar, quizá requiere de más talento y pasión.

¿A la hora de interpretar prefiere el cine o la televisión?
Me encanta la televisión, he trabajado en unas ocho o nueve series italianas. Lo que me gusta de las series es que el personaje crece a medida que avanza y el espectador tiene la oportunidad de ver su evolución a lo largo de la historia, incluso de identificarse con él, en algunos casos.

«Ya no se valora un buen ‘book’ o con quién hayas trabajado»

Si puede elegir entre desfilar o posar para una sesión fotográfica, ¿qué prefiere?
Me gusta más la fotografía. Los desfiles tienen largas horas de preparación para luego salir solo unos minutos. Y en la fotografía te puedes implicar más, jugar con la cámara, puedes sentir el ambiente que se respira en el plató, la música y todo lo que envuelve la sesión.

Vanessa Hessler: «Las modelos de Internet son efímeras»
La princesa Irina de la película ‘Astérix en los Juegos Olímpicos’ muestra su belleza natural con el mar pitiuso de fondo. Aisha Bonet

¿Las recientes campañas de publicidad de Replay y Guess han supuesto un éxito en su carrera como modelo o son simplemente un trabajo más?
Replay ha supuesto uno de mis éxitos, fue un gran trabajo importante pero los derechos de la campaña fueron para seis meses. Evidentemente, Replay es conocido mundialmente pero no diría que es mejor que otras marcas para las que he posado recientemente. He realizado muchos otros trabajos importantes como la campaña de Korf para toda Europa, Guess, Armani, Calvin Klein, L’Òreal y Ferrero, entre otros.

¿Las nuevas modelos de internet son solo una moda o una nueva forma de entender su profesión?
No me gusta criticar nada, pero me parece efímero. Es lo que es. La gente solo se fija en cómo queda la ropa, muchas veces incluso quitan la cara.

¿Los cambios del mundo de la moda en la última década la han democratizado?
Como modelo, veo que con las redes sociales como Facebook e Instagram se ha complicado todo más, no quiero decir que se ha arruinado la profesión pero no se valora a un profesional por su carrera sino por el perfil que tienes y todo va en función del número de seguidores que alcanzas, es lo único que cuenta y es muy variado. Ya no vale tanto tu book, lo que has hecho, los fotógrafos o directores de cine con los que has trabajado, sino que depende de tus seguidores, los cuales puedes comprar. Me parece un poco hipócrita.

Ahora también destacan las modelos andróginas como Cara Delevingne o Edie Campbell, modelos e it girls muy distintas de la imagen de modelo clásica.
A mí me gusta. Siempre hay alguna modelo que destaca por ser distinta y tener algún rasgo especial como una nariz griega, el pelo corto o los ojos rasgados. Tiene algo que impacta y que la hace muy peculiar.

¿Qué diferencias encuentra entre una modelo americana y una italiana, por ejemplo?
La belleza en Europa es más singular, mientras que en Estados Unidos es más común. Por lo que me siento más especial en Europa. Y en cuanto al marketing, lo más importante es cómo te representen, quién te represente y te vende. Es básico tener una buena agencia y representante.

«me encantaría trabajar con los hermanos Cohen, me intrigan mucho»

¿Se siente más americana que italiana?
Más italiana. Sobre todo ahora. La lengua italiana es la que predomina en casa, me encanta la comida italiana y de carácter soy muy italiana.

¿Con qué sueña?
Con ver crecer y educar a mi hija, lo cuál me parece uno de los trabajos más arduos del mundo.

¿Le inspira Ibiza como modelo y actriz?
Por supuesto. Cuando paseo por las pequeñas callejuelas de Dalt Vila o visito las pequeñas calas aisladas, mi cabeza empieza a dar vueltas e imaginar el personaje de una película que quizás podría protagonizar. Ibiza es un lugar muy especial con muchos atractivos.

¿Con qué actor o director le gustaría trabajar una vez en la vida?
Me encantaría trabajar con los hermanos Cohen, me intrigan mucho, son un poco retorcidos pero eso me gusta. Soy fan de sus películas. Disfruto con los films que no siguen una línea común, que sean sorprendentes, en los que suceden cosas inesperadas.

Renzo Rosso: «He sido muy valiente y loco con Diesel y la moda»

Su extraordinaria e incomparable sencillez en el trato, la forma de expresarse y su forma de ser y vestir esconde a una gran filántropo y un audaz hombre de negocios que le encanta mantener una relación cercana con sus trabajadores. Renzo Rosso (1955 Brugine) es propietario de un imperio de moda en Italia y medio mundo con marcas como Diesel, Marni, Maison Margiela, Net-a-Porter, el vino de pequeña producción y gran calidad Bianco di Rosso, del que se muestra muy orgulloso; la marca de comida biológica NaturaSI, tiendas, hoteles, restaurantes y magníficas propiedades en su ciudad natal Brugine y Bassano di Grappa en el Veneto italiano.

Vive en Bassano, una preciosa pequeña ciudad de Vicenza en el Veneto de Italia
Es un lugar maravilloso. Se está convirtiendo en una ciudad joven y abierta a la noche, los bares están abiertos hasta las doce, hay música en vivo y cada vez viene más gente del los alrededores. La energía de la ciudad es muy interesante sobre todo en verano. Vivo cerca del famoso puente antiguo y ahí tenemos un pequeño museo donde puedes ver las réplicas de los puentes. Cada vez que vuelvo del trabajo a mi preciosa casa, que data de 1700, me siento como un príncipe, soy muy feliz viviendo ahí. La particularidad de esta casa es que está en medio de la ciudad, se pueden ver este tipo de palacetes fuera de la ciudad, pero no dentro.

Solo tiene un dormitorio en su casa de campo. ¿Por alguna razón especial?
Es una casa que solo tiene un dormitorio y la uso solo en ocasiones especiales. Está situada en un lugar magnífico en el que producimos vino. Querían vender el terreno y construir, pensé que si lo compraba lo mantendría en su estado natural y ahora es un oasis verde en medio de una zona industrial donde la gente puede pasear, correr y hacer deporte, está abierto al público, hay animales salvajes y mucha vegetación.

¿Está orgulloso de su producción de vino?
Recogemos la uva de diferentes maneras, primero del centro y después de los lados. Las depositamos en diferentes barricas, el trabajo final de los productores es mezclar. La calidad es muy buena. El vino se llama ‘Bianco di Rosso’.

Y Ibiza es como su casa en verano. ¿Qué le gusta es panicular?
Lo que realmente me gusta es que se puede vivir a distintos niveles. Me encanta la gente, lo internacional que es, puedo encontrarme amigos de todo el mundo, trabajar, tener reuniones de empresa y contactos. El mar y la comida son fantásticos y la vida es increíble. Vengo con mis hijas y ellas pueden salir a divertirse mientras yo voy con amigos de mi edad a cenar y disfrutar de la noche un rato, no muy tarde. Soy una persona sencilla a la que le gusta tener una buena relación con la gente con la que trabajo y con los que están a mí alrededor. Cuando mejor relación tengas con tus trabajadores mejor irá el negocio.

«Me gusta tener buena relación con la gente que trabajo y los que están a mi alrededor»

¿La moda cambia demasiado rápido hoy en día?
Cambia cada 6 meses. Así que sale una colección nueva y con ello tienes que probar una vez más que sigues vivo. Es una industria que te mantiene joven de mente porque tienes que reinventarte cada 6 meses, fijarte en lo que hace otra gente y ver que demanda el mercado. El último año ha sido más duro con el trabajo digital, el 25% de la venta de Diesel es ya on-line, hemos empezado a cerrar las pequeñas tiendas de las ciudades menores porque ya no son rentables.

¿La venta on line está revolucionando esta industria?
Si, estamos reduciendo también el tamaño de las grandes tiendas y las más pequeñas porque el tráfico no es suficiente. Es muy cómodo comprar por Internet porque te permite estar en casa con tu familia, que el género te llegue a tu hogar, te puedas probar la ropa tranquilamente y si no te va bien la devuelves. Es otra manera de trabajar y nos tenemos que acostumbrar a ella. Dependiendo del nivel y la orientación de la marca se trabaja de una manera u otra. Por ejemplo con nuestra marca Maison Margiela, que es ropa más exclusiva, no se puede trabajar mediante el see now, buy now (lo veo, lo compro) pero en el caso de Diesel, que es más comercial sí. La vida va muy rápido, si un influencer lo lleva la gente lo quiere ya, si no lo tienes disponible se olvida y has perdido la venta.

¿El consumidor se he convertido en el rey de la moda?
Hoy en día todo gira alrededor del consumidor, puesto que es el que decide lo que quiere. Sobre todo ahora es importante estar en contacto con los millenials que son muy consumistas, las generaciones anteriores todavía se toman la molestia de ir de tiendas y pueden esperar si no hay algo en stock. Las generaciones anteriores son más leales a una marca, a los millenials no les importa nada, compran lo que quieren, lo que ven y ya está.

El propietario de Diesel vistiendo prendas de su marca, de la que se siente orgulloso. Foto: Louis Teran
El propietario de Diesel vistiendo prendas de su marca, de la que se siente orgulloso. Foto: Louis Teran

Los diseñadores defienden la idea de crear colecciones con más frecuencia y rapidez para evitar las copias y no llegar tarde al mercado¿esto significa un cambio de ruta en la industria?
Ahora producimos cada tres meses, fabricamos la pre-colección, la colección principal y pequeñas colecciones cápsula con estrellas como hicimos para Diesel con Naomi Campbell. Así que al final tienes 6 ó 7 colecciones al año.

¿Cree que usted democratiza la moda con sus marcas?
Soy un hombre democrático y leal aunque no siempre se puede ser democrático en los negocios. Cuando se crea un vestido de John Galliano para Margiela, una de mis marcas más exclusivas, tiene una historia, unas ideas que tienen un coste y esto no te permite democratizar. Mis otras marcas como Diesel sí lo permiten.
Crecí en vaqueros, Diesel es la marca que fundé y es mi bebé.

¿Se ha puesto al frente de la creatividad de Diesel para reconducir la marca ante los nuevos retos del mercado?
En estos momentos estoy muy involucrado en la marca Diesel, considero que he sido muy valiente y loco en muchos aspectos porque con Diesel hay que arriesgar y ser diferente. Diesel ha cambiado el mundo de la publicidad, de la moda y las formas de presentar un producto, pero los últimos ocho años he estado dedicado a hacer crecer otras marcas y Diesel perdió un poco la esencia cool que la caracterizaba porque la llevaba más un ‘encargado’. Ahora estoy muy centrado en esta marca y dirigiendo al diseñador y este año hemos logrado la mejor colección que ha hecho nunca Diesel, ha quedado espectacular. Esto me ha hecho muy feliz porque veo el nuevo producto y disfruto. Hemos llevado a cabo un trabajo de reorganización ya que había mucha gente y nadie decidía.Era muy necesario.

¿Cómo logró montar su imperio de moda?
Tras el éxito de Diesel compré otras marcas como Marni, Mansión Margiela, etcétera, hoteles, restaurantes y una compañía de comida biológico muy grande en Italia llamada NaturaSi. Me encanta ir a la granja donde se producen los productos y ver a la gente joven trabajando con ilusión, me abre la mente. Además estamos en Net-a-Porter que es la compañía de lujo on-line más importante del mundo y somos un grupo que vende 5.6 billones.

¿Qué le parece que la gente joven se pruebe las prendas en las tiendas y luego compre el producto on line?
Es otro canal, da lo mismo. Lo importante es que el cliente esté contento, en el caso de Estados Unidos tienes la opción multi channel, somos unas de las cinco mejores marcas que presta este servicio. No importa si compras un producto en la tienda propia de la marca, on line o en unos grandes almacenes como Bloomingdale, ya que puedes comprarlo, cambiarlo o devolverlo en cualquier lado. Es solo cuestión de quien devuelve el dinero pero controlamos mucho este tema. En la mayoría de ocasiones pasa al revés, el cliente mira en Internet lo que se lleva y después va a la tienda a comprarlo.

«Es muy cómodo comprar en internet desde tu casa, con tu familia, probar las prendas tranquilamente y devolverlas si no te van bien»

Pese a su éxito como empresario es una persona a la que le gusta mucho ayudar a la gente a través de sus fundaciones.
Creo que es una cuestión de educación. Mi padre me inculcó los valores de la vida. Esto no se encuentra hoy en día en los jóvenes. Si le doy la palabra o la mano a alguien es de por vida. Valoro mucho la dignidad de las personas, es lo que me inculcó mi padre y pienso que es algo normal. Crecí en una granja, era un ambiente muy agradable y era normal ayudarse unos a otros. Empecé a hacer obras de caridad sin mostrar quien era porque no quería que la gente pensara que hacía caridad para hacerme ver. Soy amigo del Dalai Lama, cada año que viene a Europa nos encontramos. Él me dijo que era erróneo hacer donaciones sin mostrar quien eres. Me convenció en crear una fundación y así lo hice. Me dijo que si lo hacía con visibilidad habría mucha otra gente que me podía seguir. Empecé con la fundación en el 2002-2003.

¿Es usted budista?
No, tengo una educación católica recibida de mis padres pero trabajo con gente de todo el mundo, de diferente educación, cultura, religión y actitud. He hecho una mezcla de todo esto y mi religión es ser positivo y estar bien con los demás. No creo en la reencarnación ni nada de eso.

Hábleme de su fundación.
Tengo una fundación pero desde ahí se desvía a muchas cosas. Una es África donde hemos creado un pueblo para 20.000 personas, un colegio y ayudado en la agricultura. Ya he afirmado en algunas entrevistas que la caridad no siempre tiene que costar dinero sino que depende de ti y de tu tiempo, a veces con tus ideas puedes ayudar muchísimo. Se trata de usar las buenas ideas para cosas positivas. Por ejemplo, recogemos la comida de restaurantes y se la damos a los refugiados que están en la frontera. De esta manera se ayuda a mucha gente y no supone un coste ya que esa comida se iba a tirar a la basura.

«La moda es una industria que te mantiene joven de mente porque has de reinventarte cada seis meses»

¿También restaura patrimonio en su entorno?
En la sede principal de la compañía somos 1.000 personas. También trabajamos en restaurar los monumentos de nuestra ciudad. Me encanta la gente de Venecia y hemos restaurado muchos monumentos allí, ayudado a crear puestos de trabajo en la industria, en la limpieza de la ciudad y hemos financiado asistencia a los ancianos. Estamos en la zona, ya que es un área vecina, recibimos mucho de ellos y nos gusta ayudarles de vuelta.

Sé que no le gusta hablar de política, pero considera que España, Italia y los países del Sur de Europa en general están viviendo momentos tan difíciles como nos cuentan.
La política actual es muy extraña ya que seguimos teniendo políticos que no quieren dejar su silla y quieren controlarlo todo, y tenemos las nuevas generaciones que quieren cambiar las cosas. De este modo surgen los conflictos y es complicado ir en una dirección. En Inglaterra ha sucedido con el Brexit y en Italia no sabemos quien puede ganar. Por un lado está Berlusconi y por otro hay cinco ‘destacables’ que se pelean constantemente entre sí. La gente habla pero no pasa nada. En el caso de Estados Unidos hay una reacción de la gente joven y de la era digital, diciendo ‘Despertad’.

¿Estados Unidos se ha convertido en un problema para el empresario europeo?
Estados Unidos es un problema en si mismo, el turismo y la industria de la moda han bajado muchísimo, no hay tráfico ni gente. Con el actual presidente quizá crezca la economía global pero está haciendo mucho daño a nivel internacional. No soy político ni tengo una bola de cristal para conocer el futuro pero puedo asegurar que no es una situación fácil. Con el Brexit y la salida del Reino Unido de Europa todo se complica. Mucha gente se situaba en Londres y Reino Unido porque era un lugar accesible, con una burocracia fácil, con 21 % de impuestos, nada comparado con lo que pagamos en Italia. Sin embargo, mucha gente está volviendo.

«Las generaciones anteriores eran más fieles a la marcas. a los ‘millenials’ no les importan»

¿Qué sueña?
Soy un hombre muy positivo. Sueño con un mundo mejor. Mi mejor amigo era un Dj que se hizo muy famoso en MTV y ahora trabaja para la televisión y tiene una empresa en el mundo digital. Ayer charlamos sobre la mafia y cosas raras que pasan. Considero que la tecnología digital puede hacer que el mundo sea más transparente y más limpio. Ahora todo el mundo puede ver y saber lo que estás haciendo, cualquier fiesta, manifestación o guerra puede ser comunicada en cualquier momento. No se cuanto tardará pero con los años éste será un mundo más puro y bueno. Soy positivo, pienso que esteplaneta merece ser mejor. Tenemos que transmitir este valor a nuestros hijos: un mundo mejor es posible.

¿Tiene una idea de cómo hacer esto?
A título personal ayudo a la gente que está a mi alrededor con mis acciones, ideas y mi contribución. Cuando realizo obras solidarias quiero ser un buen ejemplo para los demás que me siguen, y gracias a esta entrevista puedo guiar e influenciar a otras personas para que hagan lo mismo. De este modo, entre todos podemos conseguir crear un mundo mejor.