María Àngels Marí: «Si trabajas e insistes puedes llegar donde no te imaginas»

Maria Angels Mari, Pimeef

María Àngels Marí es secretaria general de la junta directiva de la Pequeña y Mediana Empresa de Eivissa y Formentera (Pimeef) desde 2012, donde llegó tras seis años en el servicio de creación de empresas de esta federación. Licenciada en Economía, actualmente compagina su trabajo en Pimeef con el asesoramiento fiscal y contable a empresas. El próximo jueves narrará su experiencia profesional en eWoman Ibiza.

¿Cómo fueron sus inicios en el mundo empresarial?
La verdad es que no me puedo quejar. Como me gustaba mucho la carrera, antes de terminar me seleccionaron para trabajar en una consultora multinacional. En realidad, cuando estudiaba en Barcelona, mi sueño era trabajar en un gran banco, quizá porque todos los días veía el edificio, pero con el tiempo me he dado cuenta que ese tipo de puesto no era para mí.

Una vez en la isla, ¿qué ocurrió?
Tras una temporada llevando el control de tiendas de una conocida panadería, empecé a trabajar por una casualidad en el Gabinete de Creación de Empresas de Pimeef. Allí estuve desde 2006 a 2012, aunque todavía sigo colaborando con este departamento. También he sido profesora de la UNED.

En aquel Departamento habrá tenido la oportunidad de conocer a muchas mujeres emprendedoras. ¿Qué características tienen en común?
En general, tienen entre 25 y 45 años y una de las premisas fundamentales es que buscan conciliar la vida familiar con la profesional. Muchas han trabajado en empresas y lo que quieren es montar su propio negocio.

¿Qué tipo de empresas crean las mujeres de Eivissa?
Hace unos años, muchas se inclinaban por el comercio pero ahora priman más los servicios. Los negocios son muy variados pero suelen estar relacionados con comunicación, gestión de redes sociales, coaching y hostelería.

¿Algún ejemplo que haya triunfado?
Hay unos cuantos. Por ejemplo una tienda erótica. La propietaria quería crear algo diferente y ahora está muy contenta, a pesar de que una entidad le denegó el aval para un préstamo por el tipo de negocio. También hay institutos de idiomas que funcionan muy bien, incluso organizan viajes para aprender castellano en Ibiza. Entre las 400 consultas anuales, se montan unas 50 empresas al año.

Da la impresión que en la isla no existen muchas mujeres empresarias. ¿Es así?

Pues sí que las hay, pero no son visibles. Las mujeres son muy buenas ejecutivas y comunicando, pero paradójicamente no dialogan con la dirección, ni suelen asumir roles directivos aunque tengan el 50% de la empresa. Ocurre mucho en empresas donde el capital social lo tiene el 50% cada cónyuge, pero quien asiste a las reuniones o realiza las principales operaciones es el hombre. Las mujeres tenemos que ser más participativas y hacer más networking entre empresarias, emprendedoras o directivas.

Así que no se las conoce…

Exactamente. Eventos como eWoman son fundamentales para conocer los casos de éxito, motivar a otras mujeres y ver que no todo es de color de rosa sino que hay muchas dificultades que superar, pero que tras un problema suele llegar una solución y con ella el éxito. Las mujeres deberíamos estar más presentes en los medios de comunicación. Es fundamental hablar de las experiencias empresariales para que nos empoderemos con los ejemplos de éxito.

¿Qué recomendaría a una mujer que quiera emprender un negocio?
Que se lance. Que si quiere llevar adelante su sueño y convertirlo en realidad que lo haga. Que examine los números y que tenga un margen de error para que si se equivoca no sea una catástrofe. Si no funciona hay que tomarlo como un aprendizaje y una inversión. En Eivissa, si trabajas bien, el éxito es seguro.


¿Cuáles son las claves para que funcione un negocio?
Las principales son ilusión, motivación y trabajo. Si te gusta lo que haces, el resto viene solo.

Usted llegó muy joven a un puesto directivo en una federación donde la gran mayoría son hombres. ¿Cómo se lo tomaron?
La verdad es que muy bien. Quien no se lo creía era yo. Casi me justificaba porque me lo habían ofrecido. E incluso, me presionaba muchísimo a mi misma. En el comité ejecutivo éramos dos mujeres.

En Pimeef, ¿hay mujeres liderando las asociaciones?
Hay muy pocas. En la asociación de construcción hay una presidenta y en la de guarderías solo hay un hombre. Nos encantaría que hubiera más mujeres en los órganos de dirección.

¿Con qué idea le gustaría que se quedaran quienes le escuchen el jueves en eWoman?
Mi idea es transmitir que cuando te propones algo, si lo trabajas, te gusta e insistes puedes llegar donde ni siquiera te podías imaginar.

- Publicidad -