Un ejemplo de progresión en calidad y cantidad

Las Pitiüses han tenido cinco deportistas olímpicos y han conseguido cientos de títulos provinciales, nacionales e internacionales en varios deportes. En las islas es donde más deporte se practica en proporción al número de habitantes

Deporte. Toni Platé fue el primer pitiuso campeón de España. DI.
Toni Platé fue el primer pitiuso campeón de España. DI.

Desde hace 125 años Diario de Ibiza ha sido testigo de todos los acontecimientos deportivos acaecidos en Ibiza y Formentera. El rotativo decano de la prensa matutina de Balears es la memoria viva y ha sido el transmisor del día a día de los miles de habitantes de unas islas en las que el deporte ha tenido siempre un destacado protagonismo. Es Diari ha mantenido desde su fundación su compromiso informativo con todos y cada uno de los eventos que se han llevado a cabo en las Pitiüses y con los deportistas. Jamás se ha mostrado indiferente a ninguna cita y, además, ha dado rigor informativo a cada una de las noticias deportivas que ha publicado.

En las cinco bodas de plata que ha superado, Diario de Ibiza ha cubierto e informado de todo tipo de competiciones, por ejemplo una carrera de ciclismo a principios del siglo XX en la que participaron solamente dos ciclistas, algo que en el periódico se entendió como un «recrudecimiento» de este ‘sport’. Las Pitiüses tenían entonces unos 7.000 habitantes.

En sus primeros 25 años de historia (1893-1918) se publicaron pocas noticias de deportes, a pesar de que con motivo de las fiestas locales tenían lugar algunos combates de boxeo, se organizaban tiradas de bolos y carreras.

TONI PLATÉ Y TONI BONET FUERON LOS PRIMEROS deportistas pitiusos CAMPEONES
DE ESPAÑA

Las distracciones eran escasas entonces. Sobresalía el baile y algunos juegos. Estamos en el año 1920. Entonces llegó el ‘foot ball’ (así salió publicado). Fue gracias a la estancia obligada en la isla del barco brasileño ‘Mearim’, que transportaba sal y que tuvo que quedarse en la isla unos meses. Los brasileños formaron un equipo que se enfrentó a una selección ibicenca. «El partido quedó 6 ‘goals’ a 2, debiendo tener en cuenta que nuestros paisanos hace mucho tiempo que no juegan y en cambio los brasileños están entrenados», se leía en la crónica del 17 de mayo. Este encuentro y el auge de este deporte hizo que aparecieran en la ciudad bastantes equipos, como el Metralla, Ebusitano, Eivisenc, Ràpid, etc. El fútbol y los goles eran el gran invento deportivo para los ibicencos los fines de semana. En Vila se jugaban partidos de varias categorías en los pocos campos de tierra que había, aunque eran presenciados por cientos de personas.

En febrero de ese mismo año se fundó el Club Náutico Ibiza, el segundo más antiguo de Balears tras el de Ciutadella, donde se empezaron a organizar las primeras y modestas regatas de snipes, pero lo que más llamaba la atención era el boxeo y los combates que se organizaban y que reunían a muchísimos aficionados en algunos locales del puerto de Vila. Del púgil que más se hablaba era del ibicenco Guasch, conocido como el ‘Bull doog del ring’ (literal).

La Penya, en 1935

La Penya Esportiva Santa Eulària fue fundada en 1935 a instancias de un grupo de jóvenes que pretendía organizar actos sociales, como bailes y algún que otro partido de fútbol que se jugaba en el pequeño campo de es Pouetó. Sin embargo, la guerra obligó a dejar de lado todo tipo de citas lúdicas. Los deportes quedaron aparcados forzosamente, pero en cuanto acabaron se volvieron a crear nuevos equipos, aunque costó lo suyo. «Dentro de poco tiempo toda la juventud volverá a sus habituales quehaceres y entonces los deportes y en especial el fútbol volverá a recobrar su lugar predominante en nuestras islas. Seguro que habrá algunos que sientan el deseo y la esperanza de volver a resucitar el fútbol», publicó es Diari.

Pero al parecer no fue así exactamente y en 1939, una noticia firmada por Xeix denunciaba que el fútbol ibicenco estaba en crisis. El periodista se quejaba de que había jugadores y deportistas. Los primeros jugaban bien «pero no se ponen las botas hasta el domingo siguiente», mientras que los deportistas jugaban peor «pero no descuidan uno solo día su preparación. Es aquel que sacrifica vicios y deseos al noble deporte que practica sin miras materialistas», denunciaba el articulista.

Alineación de la histórica SD Ibiza del año 1968. DI.
Alineación de la histórica SD Ibiza del año 1968. DI.

El fútbol, protagonista

El fútbol recuperó el protagonismo tras la contienda bélica española, cuando aparecieron nuevos clubes no federados que se reforzaron con los militares que seguían acuartelados en la isla. Los partidos se jugaban en el recordado campo de sa Palmera. Eran partidos muy disputados por la gran rivalidad que ya había. Paralelamente, se seguían haciendo carreras, se descubría el baloncesto o el balonmano y se fomentaba la práctica de los deportes náuticos, como consta en varios ejemplares del diario.

LA SD IBIZA HA SIDO EL CLUB de fútbol MÁS SEGUIDO Y QUERIDO por la afición

Acababa así la segunda época del deporte pitiuso y comenzaba una tercera en la que los éxitos no se hicieron esperar. Lo primero que hay que destacar es que los trotones tenían su propio protagonismo; hubo una carrera, que aún recuerdan muchas personas, entre Can Cifre y el paseo Vara de Rey en el año 1948 y que fue presenciada por cientos de aficionados. La prueba la ganó ‘Bacardi’, mientras que ‘Esex’ y ’Niepce’ acabaron segundo y tercero, respectivamente.

Mientras tanto, el joven pescador ibicenco Antonio Ferrer Tur, ‘Toni Platé’, hacía la mili en Palma y participaba en regatas de la clase snipe junto a un compañero gallego llamado Antonio Pérez. Ambos formaron un tándem invencible y gracias a su pericia se proclamaron campeones de España y poco después subcampeones del mundo. ‘Toni Platé’, fue el primer ibicenco que ganó un campeonato nacional y un subcampeonato mundial, a pesar de que únicamente compitió mientras hacía la mili en la capital balear.

Cuatro valientes ciclistas

También por aquella época se disputó la primera Vuelta Ciclista a Ibiza de la que se tiene constancia. La ganó Antonio Marí y la carrera transcurrió entre Ibiza, Sant Antoni, Sant Josep y Ibiza. La pena fue que sólo tomaron la salida cuatro ‘valientes’ corredores, pero con el tiempo el ciclismo ha sido uno de los deportes más practicados en las Pitiüses.

El personaje que más protagonismo tuvo en el periódico local y más admiración despertó desde el año 1949 hasta 1954 fue el atleta Antoni Bonet Riera, que se proclamó campeón de España de salto con pértiga y se convirtió en el primer ibicenco que formó parte de una selección española. Bonet fue un extraordinario deportista, con el mérito añadido de tener que entrenar en solitario y competir con una pértiga de caña de bambú. El atleta ibicenco fue y es, sin duda, una leyenda para el deporte de Ibiza y Formentera y por ello recibió importantes premios y el reconocimiento público. Hoy en día aún se le recuerda en un meeting de atletismo que lleva su nombre.

Un equipo de nadadores pitusos se proclamó campeón de Balears y ya reclamaron entonces la construcción de una piscina en la isla, pero lo que se anunció fue la construcción de un campo de fútbol en sa Bodega en un terreno que costó 300.000 pesetas. Todo esto fue noticia en el año 1954.

En el año 1956 se inauguró el campo municipal de deportes de la calle Canarias y fruto de la fusión de varios clubes nació la histórica Sociedad Deportiva Ibiza, el club que más seguimiento y más repercusión tuvo durante su larga y triunfal existencia hasta su desaparición hace ahora unos diez años. El ascenso de sa Deportiva a Tercera primero y en varias ocasiones a Segunda B tuvo amplia repercusión en Diario de Ibiza, en el que había pocos días que no se abriera la sección de deportes con las novedades y la actualidad de sa Deportiva. El club de Vila centraba toda la atención de los aficionados. Sus mejores alineaciones aún se recuerdan y se recitan de carrerilla. El Ibiza mantuvo su hegemonía mientras estuvo controlado por dirigentes locales. Con la llegada de Calixto Bragantini llegó el mejor fútbol, es cierto, pero también la debacle, que continuó con el aterrizaje en el club de empresarios italianos de infausto recuerdo. Sa Deportiva desapareció en 1997 tras una agonía deportiva que duró varias temporadas. Hay que resaltar que tras la desaparición de la histórica Sociedad Deportiva Ibiza se crearon otros once ‘Ibizas’, pero en el recuerdo de los aficionados sólo perdura sa Deportiva, la auténtica y genuina.

75 años de Diario de Ibiza

Diario de Ibiza cumplió 75 años en 1968, cuando las Pitiüses habían crecido notablemente y tenían 45.000 habitantes. Fue el boom de Ibiza y su desarrollo urbanístico. Es Diari constaba de cuatro páginas y los martes se publicaban los resultados del Ibiza, entonces en Tercera División.

 

Kubala, en su época de seleccionador español. Alfredo Benito
Kubala, en su época de seleccionador español. Alfredo Benito

De Kubala a Messi

La televisión llegó a la isla en 1961 y Ladislao Kubala también. El «famoso jugador internacional», como se le describió en Es Diari, tenía que haber asistido en agosto de 1960 a los dos partidos de presentación que la SD Ibiza jugó contra el RCD Español (0-1 y 2-0) y debía jugar con ellos unos minutos, pero finalmente no pudo desplazarse. El jugador del FC Barcelona se excusó y se comprometió a visitar la isla en la primera oportunidad que tuviera y ésta llegó un año después, exactamente el 9 de julio. Kubala vino a Ibiza acompañado por el también jugador y entrenador húngaro Bela Sarosi y ambos ofrecieron una exhibición técnica que impresionó a los ibicencos antes de que se jugara un partido amistoso entre sa Deportiva y una selección insular. Todavía hay mucha gente que recuerda esta sorprendente visita y el revuelo que se formó. Kubala fue el primer jugador de fútbol de fama mundial que vino a la isla. Años después (1969) nos visitaron asiduamente otros futbolistas nacionales, empezando por De Felipe, Grande, Miguel Pérez y Ortega (Real Madrid). En la actualidad no hay deportista que se precie que no haya paseado o navegado por Ibiza y Formentera. Han venido miles, pero el primero, el pionero fue el gran Ladislao Kubala, según consta en las páginas del rotativo.
Unos venían a la isla y otros futbolistas ibicencos emigraban, como Jaime Tur Fortuny, Toni Roselló, Abel Matutes o Chicha. También ellos fueron los primeros futbolistas ‘emigrantes’ pero no los últimos, porque les siguieron Ferrer Díaz, Toni Arabí, Tur González, Navarro, Feliciano, Marquitos o Carlos Tomás, que han llegado a debutar en Primera División.

Ibiza fue sede de varios campeonatos nacionales, como el de ciclismo juvenil, o de pruebas estatales, como de motocross en el recordado y añorado circuito de Cap Martinet. Mientras tanto, en Es Diari se publicaba que una empresa privada pretendía construir un campo de golf en ses Salines y las carreras de trotones se habían trasladado al hipódromo de Can Bufí, ya desaparecido, pero que fue escenario también de carreras de galgos y partidos de fútbol local en su última fase.

En los años 70 la Sociedad Deportiva Ibiza y el fútbol en general acapara casi toda la información deportiva de Es Diari. Pero también empiezan a publicarse habitualmente resultados de otros deportes, como el atletismo, ciclismo, tenis, tiro al plato, hípica, motor, baloncesto, balonmano y, como gran novedad, el tiro con arco. En este deporte destaca especialmente la fundación del Club s’Arc por iniciativa de Víctor Juan, uno de los deportistas ibicencos más laureados y más reconocidos en el ámbito provincial, nacional e internacional. Víctor Juan, sin duda, ha sido uno de los referentes más importantes del deporte ibicenco y gracias a su labor el tiro con arco pitiuso sigue siendo puntero a nivel mundial.

Eran tiempos en los que el fútbol pitiuso recibía pocas ayudas federativas, lo que provocó que se presentara una queja oficial al entonces presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Pablo Porta. En el informe enviado se denunciaba que no llegaban ayudas «de ningún tipo» a las Pitiüses y que los equipos no mallorquines eran discriminados desde Palma «porque para la Federación Balear, las Baleares comienzan y terminan sólo en Mallorca». El escrito finalizaba con una solicitud: «¿No sería posible que el delegado provincial fuera alguna vez un menorquín, un ibicenco o un formenterés?». Esta noticia fue publicada el 22 de junio de 1975.

El 11 de febrero de 1976, la SD Ibiza se enfrentó al Real Zaragoza en una eliminatoria de la Copa del Rey. Era la primera vez que el club ibicenco se medía a un equipo de Primera División y los aficionados llenaron el campo municipal de la calle Canarias. De hecho, registró la mejor entrada de su historia, con 6.000 personas. El partido quedó 2-1, pero el Ibiza quedó eliminado tras perder en La Romareda por 5-0.

Hay que resaltar que en aquellos tiempos el motocross y el trial eran deportes muy practicados por la juventud ibicenca y muchos de ellos causaban sensación a nivel local y nacional. Al circuito de Cap Martinet acudían miles de personas cada vez que había una prueba, como destacaba Diario de Ibiza en sus crónicas en el suplemento ‘Los martes deportivos de Diario de Ibiza’, que tenía cuatro páginas de las 16 en total que tenía el periódico.

Nuevos deportes

El Club Atletismo Pitiús se fundó en el año 1978 y el Jasa nació y organizó su primera carrera un año después, cuando en las Pitiüses habitaban unas 55.000 personas, mientras que en Formentera había censados 4.200 habitantes.

Se disputaron por primera vez los Dos Días de trial Isla de Ibiza y la Pujada a la Catedral. Sa Deportiva estaba en Segunda B, pero se convirtió en un equipo ‘ascensor’, ya que en diez años perdió la categoría y la recuperó en varias ocasiones. En 1982 llama la atención la disputa por primera vez en la isla de la primera carrera de velocidad de motociclismo (50 c.c.). Fue en Platja d’en Bossa y se le denominó ‘Tres horas de resistencia Isla de Ibiza’, que ganaron la pareja compuesta por Bennasar y Navarro, con Puch.

Este año se disputó también la primera edición de la espectacular Pujada a sa Cala con la presencia de miles de aficionados. El primer vencedor fue el piloto alemán Helmut Kalenborn, con su Lola BMW.

La primera piedra del polideportivo de sa Blanca Dona se colocó en el año 1985. Fue una década muy deportiva. En las Pitiüses se practicaban todos los deportes, pero no todos tenían respaldo federativo ni tampoco buenas instalaciones donde practicarlos. También había juegos escolares, pero hubo un deporte que destacó especialmente entonces: el fútbol sala. Con la llegada del césped artificial a las pistas privadas se crearon innumerables ligas privadas u organizadas por la Fifusa. Es Diari publicaba los resultados y las clasificaciones de un centenar de clubes. Fue la fiebre del fútbol sala.

Por aquella época empezaban a despuntar jóvenes deportistas, como Asier Fernández, pero especialmente un grupo de chicas: Cristina Yern, Sasha Roig, Paquita Escandell, Sandra Avellaneda o Laura Torres. Ellas fueron la avanzadilla de ‘todo’ lo que vendría después en el deporte femenino pitiuso.

Llega un deporte de Hawái

En 1984 llegó a la isla un deporte que nació en Hawái cinco años antes y que se estaba poniendo de moda en toda Europa: el triatlón. La primera competición ibicenca se hizo en el mes de abril y en la misma participaron deportistas británicos que entrenaban habitualmente en Santa Eulària. Según Es Diari, Ibiza albergó el primer campeonato europeo ese mismo año, mientras en el resto de España apenas se conocía este novedoso y exigente deporte. Después, con el paso del tiempo, Ibiza ha sido escenario de infinidad de campeonatos nacionales de varias especialidades. Este año en concreto se organizará en la isla el Campeonato de Europa Multideporte.

Un circuito y una piscina olímpicas, asignaturas pendientes

Es Diari publicó en el año 1997 un inventario de las instalaciones deportivas que había en Ibiza y Formentera. Se resaltó que había aproximadamente un centenar que eran públicas, pero se consideraban insuficientes, por lo que las instituciones tuvieron que hacer un gran desembolso económico en los años siguientes para que las Pitiüses tuvieran más y mejores recintos, como el pabellón de Santa Eulària, es Raspallar y la piscina y el polideportivo de Formentera. Por fin, Ibiza y Formentera tenían las instalaciones que merecían sus deportistas, aunque con un ‘pero’: los aficionados al motociclismo seguían y siguen sin poder entrenar o competir en un circuito a pesar de las promesas constantes de los diferentes gobiernos políticos. Una piscina olímpica también ha sido reivindicada a lo largo del tiempo por los nadadores, pero, de momento, está en la lista de asuntos pendientes, como el Parc Motor.

Con los años 90 llegó el mejor fútbol que se ha visto en la isla con la pizarra del Ibiza que entrenaba Roberto Puerto. Sa Deportiva ganó la Liga de Tercera y logró por la vía rápida el ascenso a Segunda B. Dos años después todo se fue la garete, pero nadie ha podido olvidar el fútbol que practicaba aquel Ibiza.

Había quejas de las pocas instalaciones deportivas que había en las islas, mientras el club de Vila estrenaba el flamante nuevo estadio de Can Misses en la temporada 91-92 y se publicaba que el Golf Ibiza era candidato oficial para albergar la Ryder Cup, algo que finalmente se descartó.

En 1992 la mejor noticia deportiva fue la participación del joven regatista de windsurf Asier Fernández en los Juegos Olímpicos de Barcelona, en los que consiguió un más que meritorio diploma olímpico. Lo de Asier fue un gran éxito en unos tiempos complicados económicamente hablando si no recibías ayudas, económicas y de logística. Hoy en día, Asier Fernández es el director de preparación olímpica de la Real Federación Española de Vela. A él también le corresponde el éxito de los regatistas formenterenses.

Ibiza albergó el campeonato de España de tiro con arco, un deporte que se ha nutrido siempre de arqueros pitusos. No en vano, se dice que Ibiza es la cantera nacional de este deporte tan especial. De hecho, los ibicencos siguen dominando a escala provincial y continúan ganando medallas nacionales.

Capítulo aparte merece el joven ibicenco Paco Vázquez, que por aquella época emigró a Cataluña para jugar TDK Manresa. Los comienzos fueron difíciles, pero sus sueños se cumplieron y Vázquez, procedente del equipo Portal Nou que entrenaba Tasio Álvarez, jugó 17 temporadas en la ACB y se retiró en 2013, tras ganar una Liga y formar parte de varias categorías de la selección española, con la que consiguió varios títulos europeos. Vázquez es ahora entrenador y ha formado parte del equipo técnico de la selección española absoluta, de la que formó parte como jugador desde las categorías inferiores.

Diariodeporte cumple 25 años

En abril de 1993, Diario de Ibiza creó el suplemento deportivo Diariodeporte, que se publica los martes, desde septiembre a junio, con el fin de que todo el deporte pitiuso, pero especialmente el deporte base y el minoritario, tuviera su espacio en un extra semanal. Son tiempos en los que se ponen de moda los deportes multidisciplinarios y en los que ya apuntan buenas maneras varios jovencísimos atletas que después alcanzarían la gloria, como son los casos de Felipe Vivancos, Mar Sánchez (que empezó haciendo gimnasia), Mario Avellaneda, Natalia Vilchez, Ricardo López, Juanjo Serra, Marcos Juan o Aitor Lapeña. Diariodeporte ha cumplido 25 años y en sus páginas ha plasmado todos los éxitos deportivos que han cosechado los equipos y deportistas de Eivissa y Balears en su etapa más productiva en cuanto a títulos.

Nace la fiesta del fútbol

El velódromo de Can Coix fue inaugurado en enero de 1996, ocho después del proyecto inicial y fue gracias a la importante ayuda económica que se recibió del Consejo Superior de Deportes. Este completo deportivo tuvo un coste aproximado de unos 70 millones de pesetas, pero lo cierto es que el velódromo, en lo que se refiere al ciclismo, siempre ha estado infrautilizado.

Diario de Ibiza y la Junta Insular de Fútbol organizaron por primera vez la Fiesta del Fútbol Pitiuso en 1999, a la que fueron invitados jugadores nacionales para que entregaran los trofeos de la temporada a clubes y mejores jugadores, mientras que Xicu Ferrer se convirtió en el primer formenterés que tomaba la salida en el rally Granada-Dakar; Javi Bonet destacaba en triatlón y Paco Terrasa y Toni Colomar triunfaban en las regatas en las que participaban.

También fue una época en la que se pusieron de moda los clínics. Los deportes de masas también fueron una novedad y se organizaron gran número de carreras, aunque los éxitos llegarían en las pistas gracias a la saltadora de pértiga Mar Sánchez. Fue su tiempo de gloria, que empezó con varios títulos nacionales y europeos y culminó con su presencia en los Juegos Olímpicos de Sidney en el año 2000. Su compañero de club Felipe Vivancos también empezaba a destacar.
El primer decenio del siglo XXI fue otra época dorada del deporte ibicenco, en los clubes y también individualmente.

El PDV fue el primer equipo que jugó y destacó en la Liga Femenina, la máxima competición del baloncesto femenino nacional y también participó en competiciones europeas. Fue lo nunca visto, pero duró demasiado poco para el gran esfuerzo humano y económico que se hizo. El club fue uno de los primeros perjudicados por los recortes económicos de las instituciones. Asimismo, destacó el Tanit y el Eivissa Bàsquet de baloncesto, y el Gasifred de fútbol sala. Todos ellos subieron como la espuma y cayeron con estrépito por el mismo motivo: falta de respaldo económico institucional.

Las Pitiüses HAN TENIDO CINCO DEPORTISTAS que han alcanzado la gloria olímpica

En esta década destacó especialmente la progresión individual del vallista ibicenco Felipe Vivancos, que fue campeón de España en todas las categorías, participó en cuatro mundiales y tres europeos. El atleta, de la escuela del CA Pitiús, tocó la gloria y sus sueños se cumplieron cuando participó en los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004.
Fueron tiempos en los que muchos deportistas consiguieron podios nacionales e internacionales. La lista de deportistas pitusos que alcanzaron la internacionalidad fue extensa, especialmente en atletismo, vela, tiro con arco, bádminton, balonmano, fútbol, triatlón o piragüismo.

También se construyeron nuevos polideportivos, se arreglaron pistas polideportivas y se pusieron en marcha los centros de tecnificación. Ibiza organizaba grandes eventos, como el Mundial de triatlón, el Campeonato de España de campo a través o el Campeonato del Mundo de windsurf en Formentera, además de otras citas provinciales y nacionales de distintos deportes.

LA SD FORMENTERA ha hecho HISTORIA AL ELIMINAR AL ATHLETIC en la copa del rey

Paralelamente, empiezan a destacar otra remesa de buenos deportistas, como Khadija Rahmouni, Christian Torres, Lara Sampeiro, José Raúl Riera, Silvia Riera, Gina Costa, Efrén, Noelia Pérez, Marina García, Jaume Comas, Sara Cardona, Mohamed Tissei, Daniel Morillo, Magali Foulon, Isabel Colomar, Miriam Alarcón, Ana Ferrer, Toni Vingut, Irene Colomar, Víctor Canseco, Carla Tur, Daniel Sánchez, Omar Juan, etc. Todos ellos se colgaron medallas nacionales y la mayoría logró podios europeos en una época repleta de éxitos y exigente preparación.

Felipe Vivancos, Mario Avellaneda y Mar Sánchez, emblemas del atletismo pitiuso. Sergio Cañizares
Felipe Vivancos, Mario Avellaneda y Mar Sánchez, emblemas del atletismo pitiuso. Sergio Cañizares

Generación de técnicos

Hay que destacar que estos deportistas brillaron gracias también a que trabajaron bajo las órdenes de una sobresaliente generación de técnicos que afloró unos años antes, todos ellos influidos por el entrenador Toni Roig, que ya llevaba muchos años trabajando con deportistas de diferentes disciplinas. A muchos los catapultó él hasta la gloria. Roig ha sido y es, sin duda, el mejor técnico que han dado las Pitiüses. Gracias a él también muchos chicos y chicas han podido estudiar y entrenar en distintos centros de alto rendimiento. Roig, que ha estado toda su vida ligado al deporte pitiuso, es una de las personas más influyentes y más respetadas del deporte pitiuso en toda su historia.

Con una generación tan buena de deportistas, el futuro estaba asegurado y los éxitos siguieron acumulándose año tras año en muchos deportes. Nadie puede dudar de la progresión tanto en calidad como en cantidad del deporte ibicenco y para demostrarlo Daniel Morillo participó en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008 tras una impresionante trayectoria deportiva. Morillo tuvo una carrera espectacular, participó en varios europeos y mundiales, además de ser campeón de España en sala.

Aparecen en el horizonte más nombres: Víctor Aranguren, Helena Serrano, Yaiza Pérez, Kike Fajarnés, Marc Fraile, Jordi Tur, Javier Medori, Pilar Escandell, Mateo Sanz, Sergi Escandell, Joan Carles Cardona, Cristina Ferrer, Carlos Roselló, Enrique Morcillo, Veith Nicklas, Daniel Sánchez, Alexia, Hartman, Marc Tur, Óscar Santos, Carlos Tur, Andrea Romero, Liam Whaley, Javi Cardona, Dani González, Vicente Roig, Natalia Miramontes, Pedro Román, Rubén García, Mar Iban, Carlos Tur, etc. La lista es larguísima, los triunfos se acumulan con todo merecimiento tras muchísimo esfuerzo y sacrificio. Muchos deportistas de Ibiza y Formentera pertenecen actualmente a la élite, como así lo avalan sus títulos y su presencia en cientos de finales de cualquier deporte, así como en las selecciones. Brillan los atletas a nivel individual pero no los equipos. En 2012 pierden la categoría nacional varios clubes pitusos. La única alegría la dio el Ushuaïa, que tomó el relevo y tras cuatro ascensos consecutivos ascendió a la Superliga masculina, la máxima categoría del voleibol español; siempre compitió por los primeros puestos de la clasificación y participando en la Copa del Rey.

Diario de Ibiza se hizo eco en 2014 de la hazaña del deportista santaeulaliense Juanjo Serra, que completó la travesía a nado entre Jávea y Ibiza, tras dos intentos fallidos en 1998 y 2013. Serra fue el segundo en cruzar nadando la distancia que hay entre la península y Ibiza. El primero fue David Meca en el año 2006.

Formación del CB Puig d’en Valls que jugó en la Eurocup de baloncesto. Juan A. Riera
Formación del CB Puig d’en Valls que jugó en la Eurocup de baloncesto. Juan A. Riera

Formentera olímpica

Formentera también ha estado a la altura y en el año 2016 un regatista formenterés, Mateo Sanz, participó por primera vez en una olimpiada, fue en la de Río, y aunque formó parte del equipo nacional suizo, es español y formenterés por los cuatro costados. Sanz accedió a los Juegos tras acumular podios a nivel europeo y mundial. Además, Asier Fernández le acompañó como técnico en la aventura olímpica. Mateo Sanz inscribía así su nombre junto a los también ibicencos y olímpicos Asier Fernández, Mar Sánchez, Felipe Vivancos y Dani Morillo. Ellos alcanzaron su sueño y llevaron el nombre de Ibiza y Formentera al firmamento olímpico, aunque con toda seguridad no serán los últimos.

Unas Pitiüses muy deportivas

Ahora, cuando Ibiza cuenta con 150.000 habitantes y Formentera 13.000, las Pitiüses siguen siendo una notable potencia deportiva en proporción a su número de habitantes. En la actualidad, en Balears hay cerca de 100.000 licencias federadas y existen medio centenar de federaciones. También hay unas 1.700 empresas vinculadas a la actividad deportiva y el gasto medio de los hogares vinculado al deporte es de unos 120 euros por persona, mientras que la media nacional es de 96,7 euros.
Los diez deportes más practicados en Balears en el año 2016, o al menos los que más fichas federadas tenían, fueron los siguientes: fútbol (26.431), baloncesto (8.750), golf (6.865), judo (4.283), montañismo y escalada (4.048), voleibol (3.936), tenis(2.819), caza (2.617), vela (2.441) y gimnasia (2.353).

Por su parte, ilustres veteranos como Julia Cano, Víctor Juan, Toni Roig y John Thunks obtuvieron el justo reconocimiento al trabajo de toda su vida en pro del deporte pitiuso recibiendo merecidamente el premio Cornelius Atticus, el máximo galardón deportivo balear.

Los equipos recobraron protagonismo esta misma temporada con el sensacional e histórico ascenso del Puchi a la Liga Iberdrola; la continuidad del HC Eivissa y el Ushuaïa en sus categorías y el ascenso también del Covicsa a la Superdivisión. También hay que resaltar los ascensos del Formentera y la Peña Deportiva a Segunda División B. El Formentera ha destacado especialmente en la Copa del Rey y en los dos últimos años se ha enfrentado al Sevilla, Athletic Club, al que eliminó, y al Alavés, ante el que fue eliminado esta misma temporada. Lástima que la aventura de ambos haya acabado con su descenso de categoría, pero seguro que lo volverán a intentar.

El potencial de los deportistas de Ibiza y Formentera es imparable e innegable y Diario de Ibiza les seguirá informando en las 70 páginas que dedica semanalmente al deporte pitiuso.