El primer Club Diario de Ibiza

El Club Diario de Ibiza iniciaba su andadura.
El Club Diario de Ibiza iniciaba su andadura.

25 años

El Club Diario de Ibiza iniciaba su andadura.
El Club Diario de Ibiza iniciaba su andadura.

El alcalde de Vila, Enrique Fajarnés, inauguró el jueves 22 de abril, a las 20.30 horas, el primer Club Diario de Ibiza con la charla ‘La Eivissa del 2000’. Aquel foro de opinión, una iniciativa surgida durante la celebración del centenario del periódico, comenzó su andadura en el hotel Royal Plaza y fue presentado por María Luisa Cava de Llano, por entonces vicepresidenta del Consell.

Durante aquella conferencia, Fajarnés anunció un ambicioso plan urbanístico para la ciudad al que denominó ‘Tercer milenio’ (casi como el de Íker Jiménez) y que incluía mejoras en «la plaza del Portal Nou, el gran centro Can Ventosa, el Castillo y la total recuperación de sa Penya y Dalt Vila».

La familia fundadora del Banco Abel Matutes Torres perdería el control de la entidad, que tomaría el San Paolo

Aquellos días se supo que la familia fundadora del Banco Abel Matutes Torres (en esos momentos Banco de Ibiza) perdería el control de la entidad: su socio italiano, el Instituto Bancario San Paolo, tomaría las riendas al ejercer la opción de compra de la ampliación de capital, unos 1.250 millones de pesetas.
Se descubrió, además, un grave fallo en el censo para las elecciones generales del 6 de junio: incluía los nombres de fallecidos y de menores, un millar más de los que correspondía.

50 años

Los artículos de sumo interés de Miguel Boscá.
Los artículos de sumo interés de Miguel Boscá.

Las palmeras llegan al paseo marítimo de Vila. La ciudad, en expansión, comenzaba a adquirir la forma actual. Se empezaban a plantar, por ejemplo, las palmeras a lo largo del paseo marítimo. Faltaban unas cuantas, que llegarían «en breves días». El barco que trajo las primeras sólo pudo transportar una parte, se explicaba en el periódico el 16 de abril de 1968. Esas mejoras no llegaban a todas partes. Los vecinos de Puig d’en Valls se quejaban de que el alumbrado público brillaba allí, nunca mejor dicho, por su ausencia. Y eso que la barriada se hallaba a un par de centenares de metros de la central eléctrica. Tampoco mejoraban las comuncaciones marítimas. Diario de Ibiza denunciaba que «la edad media» de los buques que frecuentaban el puerto (‘Mallorca’, ‘Ciudad de Mahón’, ‘Ciudad de Algeciras’ y ‘Ciudad de Ceuta’) era de 43 años y tres meses. El más joven era el ‘Ciudad de Mahón’, de 37 años.

75 años

Adhesión inquebrantable al Caudillo de Es Diari.
Adhesión inquebrantable al Caudillo de Es Diari.

Adelantos horarios. A las 23 horas de la noche del sábado 17 de abril de 1943 se adelantaron todos los relojes una hora. Como en 1918, ni se hacía en la tercera semana de marzo ni se esperaba a que dieran las dos de la madrugada. «El retorno al horario anterior se verificará cuando se determine por una nueva orden de la presidencia del Gobierno», se avisó. Es decir, no estaba claro cuándo. Era Semana Santa, y el alcalde de Vila hizo saber que esos días, tonterías, ni media, como diría Pablo Iglesias a Íñigo Errejón: «Durante los días de Jueves y Viernes Santo se evitarán toda suerte de expansiones de bullicio en la vía pública», alertó.

100 años

Huelgan comentarios.
Huelgan comentarios.

Un suceso «horroroso». «Ayer hubo un suceso horroroso», empezaba la noticia aparecida el 22 de abril de 1918. Buen comienzo. Un joven dejó malheridas a dos mujeres lanzándoles piedras. Tanto que una de ellas falleció en el hospital provincial a consecuencia del impacto. «Dícese que reales o fingidas, dio este sujeto señales de perturbación mental», afirmaba Es Diari: «De todos modos, como andan por ahí a lo mejor sueltas algunas fieras que unen a la ferocidad del tigre la astucia de la zorra, no dudamos que las autoridades sabrán formar perfecto concepto de la realidad existente y que el Jurado en su día se hará cargo (…) de enjaular a las fieras cualquiera que sea su estado morboso, pues las locuras peligrosas requieren una reclusión perpetua», añadía. Así eran en esa época las páginas de sucesos, donde ya se apostaba por la prisión permanente revisable. En las mismas páginas se detallaba cómo eran las bodas de la época, como la de Félix Costa y la «distinguida y virtuosa señorita» Pepita Fajarnés. Apunten: «La novia, que vestía primorosamente traje negro y lucía hermoso velo blanco, estaba bellísima». Los invitados fueron obsequiados con «ricas pastas, licores y exquisitos cigarros».